guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Oscilador final

Oscilador final

El oscilador final (del anglosajón, ultimate oscillator) es un oscilador de tendencia y fortaleza del movimiento desarrollado en 1985 a partir del concepto de “presión” de las compras y de las ventas.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El oscilador final (del anglosajón, ultimate oscillator) es un oscilador de tendencia y fortaleza del movimiento. Fue desarrollado por Larry Williams en el número de abril de 1985 de la revista Technical Analysis of Stocks and Commodities magazine, a partir del concepto de “presión” de las compras y de las ventas. Por presión, Williams la entiende a partir del precio de cierre de la sesión en curso, si este es superior al mínimo (es lo que denomina como presión compradora) o inferior al máximo (presión vendedora) de los precios, durante un período considerado.

Por ejemplo, considerando un período de 14 sesiones, si el precio de cierre de la sesión 15 (la sesión en curso) supera al máximo del precio alcanzado durante las 14 sesiones previas, estamos ante una presión compradora. Por contra, si el precio de cierre de la sesión en curso resulta inferior al máximo alcanzado a lo largo de las 14 sesiones anteriores, se trata de una presión vendedora.

Interpretación

El ultimate oscillator es el resultado de la suma ponderada de tres osciladores a diferentes plazos o períodos, cuya construcción se detalla en el siguiente epígrafe.

El oscilador responde mejor cuando se utilizan las señales de compra y venta actuando sobre las divergencias entre sus valores y la dirección de los precios, según estas reglas:

  • - Divergencia Alcista: El mínimo alcanzado por los precios no se corresponde con un nuevo mínimo en el oscilador que cae hacia el nivel de 30 pero no acompaña a la tendencia. Por tanto, es previsible que el oscilador inicie un camino al alza que posteriormente vendrá acompañado de un repunte de los precios. Es momento de abrir posiciones de compra. El cierre de las posiciones de venta se confirma cuando el oscilador se mueve hacia la zona de 40 y, definitivamente, tras superar el valor 45.
  • - Divergencia bajista: Un nuevo máximo de los precios no se corresponde con un nuevo máximo del oscilador, que tras conseguir alcanzar el valor de 70, cae hacia el nivel de 50. La señal de venta surge cuando el oscilador se sitúa en el entorno de los 65. El cierre de las posiciones de compra se confirma en el nivel 60 del oscilador.
  • - Sobrecompra y sobreventa: El nivel de sobrecompra se encuentra en el entorno 70/100 y el de sobreventa en el de 30/0.

Construcción

La construcción de este oscilador pasa por varias fases acumulativas, a partir de la siguiente expresión:

De donde:

  • - BP = Buying Pressure, esto es, “presión compradora”. El cálculo se detalla en la columna décima de la tabla 1.
  • - R = Range o “Rango”. Se detalla en la columna séptima de la tabla 1.

Para el cálculo del oscilador, remitimos a la tabla adjunta (tabla 1) compuesta por las siguientes fases (supongamos que calculamos el Ultimate Oscillator para una determinada sesión, la correspondiente al día 18 de octubre de 2000):

En la tabla 1, se destaca lo siguiente:

  • - En las primeras cuatro columnas se colocan los datos necesarios para cálculos posteriores: fecha de la sesión en curso (18/18/00) y los precios máximo, mínimo y cierre: 22,1875, 20,5000 y 20,7500, respectivamente.
  • - De la columna quinta a la séptima los valores “reales”: el máximo real (el máximo de la sesión o el cierre de la anterior si este es superior; en este caso, 22,1875), el mínimo real (el mínimo de la sesión o el cierre de la anterior si este es inferior, 20,5000) y el rango real (la diferencia entre los dos anteriores, 1,6875).
  • - En la octava columna se obtiene el acumulado del Rango Real de las últimas siete sesiones, incluida la presente, esto es, 1,8750 + 2,6250 + 0,9375 + 1,0625 + 0,6250 + 2,1250 + 1,6875 = 10,9375.
  • - En la novena columna se halla la Presión Compradora (buying pressure) como precio de cierre menos el mínimo real, esto es, 20,7500 – 20,5000 = 0,2500.
  • - En la décima columna se determina la Presión Compradora acumulada de 7 sesiones (incluida la presente): 0,6250 + 2,6250 + 0,1875 + 0,7500 + 0,2500 + 1,5625 + 0,2500 = 6,2500.
  • - En la undécima columna se divide la Presión Compradora acumulada entre el rango real acumulado, esto es, 6,2500 / 10,9375 = 0,5714.

En la tabla 2, aparece lo siguiente:

  • - En la columna primera está la fecha correspondiente a las sesiones del período.
  • - De la columna segunda a la columna séptima, se realizan los mismos cálculos que los comentados de la columna octava a la undécima pero para un período de 14 y 28 sesiones respectivamente.
  • - La última columna, la octava, corresponde al ULTIMATE OSCILLATOR. Aplicando la expresión del cuadro 1, obtendríamos lo siguiente: 4 * (0,5714) + 2 * (0,5439, columna quince) + 0,4703 (columna decimonovena) = 54,9119.

Inconvenientes

El oscilador es inoperante para operaciones intradía. La verdadera utilidad del oscilador se produce en zonas de sobrecompra y sobreventa. Asimismo, se fija fundamentalmente en mercados alcistas ya que se centra en calcular la presión compradora en detrimento de la presión vendedora con lo cual su interpretación queda algo incompleta en mercados en los cuales se observen sesgos o indicios bajistas.

Recuerde que...

  • El oscilador responde mejor cuando se utilizan las señales de compra y venta actuando sobre las divergencias alcistas o bajistas entre sus valores y la dirección de los precios (sobrecompra y sobreventa).
  • Considerando un período de 14 sesiones, si el precio de cierre de la sesión 15 (la sesión en curso) supera al máximo del precio alcanzado durante las 14 sesiones previas, estamos ante una presión compradora. Si el precio de cierre de la sesión en curso resulta inferior al máximo alcanzado a lo largo de las 14 sesiones anteriores, se trata de una presión vendedora.
  • El oscilador es inoperante para operaciones intradía. Se fija fundamentalmente en mercados alcistas ya que se centra en calcular la presión compradora en detrimento de la presión vendedora con lo cual su interpretación queda algo incompleta en mercados en los cuales se observen sesgos o indicios bajistas.
Subir