guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Actividad productiva

Actividad productiva

Actividad productiva es toda acción, individual o social, llevada a cabo para la obtención de un producto o servicio que satisfaga las necesidades humanas.

Gestión empresarial

Concepto

A veces es complicado definir algo tan trivial como la actividad productiva de una empresa. El significado económico de producción ha evolucionado considerablemente a lo largo de la historia. Desde los fisiócratas, que consideraban que la agricultura era la única actividad productiva, pasando por Adam Smith, fundador de la escuela económica clásica, que otorgaba esta categoría únicamente a la industria, olvidándose de ciertas actividades profesionales y de los servicios.

En la actualidad, podemos definir actividad productiva como toda acción, individual o social, llevada a cabo para la obtención de un producto o servicio que satisfaga las necesidades humanas. Es decir, producir equivale a crear utilidad. Por ello, su estudio debe centrarse en el análisis de sus elementos esenciales, tales como el producto que ofrece la empresa y las características del mismo, las necesidades que cubre, los clientes a los que va dirigido y la tecnología empleada para su elaboración.

Según la economía de la empresa, pueden realizarse diferentes análisis de la producción. Desde el punto de vista técnico, se entiende por producción todos los procesos y procedimientos tecnológicos que acomete una empresa para transformar los recursos o factores productivos (elementos de entrada: inputs) en bienes (elementos de salida: outputs). Entre estos procesos se encontrarían la gestión y almacenamiento del material, la obtención de componentes que se incorporan al proceso productivo, la elaboración del producto, el diseño de los procesos de combinación óptima de la maquinaria, los materiales y la mano de obra, etc. Pero cuando hablamos de actividad productiva no podemos centrarnos solo en el aspecto técnico, ya que el objetivo de la empresa es proporcionar un bien que cubra una necesidad actual en el mercado.

Por ello, los aspectos más reseñables de cualquier actividad son la elección y gestión de los diversos factores productivos, el diseño y control del proceso productivo mediante el cual se van a combinar dichos factores (basándonos en análisis de rentabilidad y productividad), y el output conseguido, tanto en cantidad como en calidad.

Además, la definición de actividad productiva que se aporta parece hacer referencia únicamente al proceso de transformación de bienes físicos tangibles, dejando fuera a las empresas que ofrecen un servicio intangible. Sin embargo, no podemos olvidar que la prestación de cualquier servicio entraña innumerables operaciones físicas. Es por ello que, en la actualidad, se está produciendo la sustitución del término “función de producción” por “dirección de operaciones”.

Tipología de las actividades productivas

Las actividades productivas se pueden clasificar desde diferentes puntos de vista.

Clasificación en sectores productivos

Podemos distinguir tres sectores si tenemos en cuenta la actividad económica que desarrollan las empresas, los factores productivos utilizados y el bien o servicio que ofrecen a la sociedad: el sector primario, secundario y terciario.

  • a) Sector Primario: está formado por aquéllas empresas que tienen como actividad principal la creación de valor al obtener recursos básicos directamente de la naturaleza. Dentro de este grupo se encontrarían actividades tales como la ganadería, la agricultura, la pesca y las explotaciones forestales.
  • b) Sector Secundario: comprende aquellas empresas que, a partir de la transformación y combinación de unos bienes, obtenidos de empresas del sector primario o del propio sector secundario, elaboran productos que son aptos para el consumo final o para ser incorporados como factores productivos en otros procesos empresariales. En este bloque se incluyen la construcción, la industria manufacturera (automóviles, juguetería, componentes industriales, etc.), la producción y distribución de energía eléctrica, gas, agua,...
  • c) Sector Terciario: engloba a aquellas empresas relacionadas con la prestación de un servicio, cuya naturaleza puede ser de muy diversa índole: comercio, turismo, restauración, hostelería, transporte, comunicaciones, educación, sanidad, asesoría, banca, etc.

Se puede afirmar que las empresas pertenecientes a los sectores primario y secundario tienen como finalidad la fabricación de productos físicos o tangibles, pero no podemos olvidar que estos son ofrecidos para satisfacer una necesidad, y esto se consigue a través de la utilidad de dichos bienes. Por otro lado, en las empresas de servicios se debe resaltar el papel del factor humano, ya que el cliente valora principalmente aspectos no tangibles como la actitud del personal, el trato al cliente, la flexibilidad del servicio, las garantías, etc. Por otro lado, según este criterio de clasificación, las empresas pueden pertenecer a diversos sectores.

Es importante mencionar la distinción entre las empresas pertenecientes al sector terciario y las empresas que conforman el tercer sector, también denominado como organizaciones no lucrativas (ONL) o Entidades de Economía Social. Este grupo estaría formado por organizaciones privadas, cuya finalidad no es otra que satisfacer necesidades públicas o sociales, sin perseguir el logro de beneficios situándose entre la sociedad civil, el mercado y el Estado. Comprendería las organizaciones no lucrativas (ONG) de acción social, las obras sociales de las Cajas de Ahorro y las entidades singulares como la Fundación ONCE, entre otras. No obstante, este tipo de entidades pueden obtener financiación privada (a través de cuotas de socios, donaciones, autofinanciación, ingresos por servicio, etc.), como pública (convenios, concesiones y subvenciones).

Clasificación Nacional de Actividades Económicas (Códigos CNAE)

La clasificación detallada anteriormente es poco precisa, ya que se incluyen actividades muy diversas en el mismo sector. Por ello, en el ámbito nacional, a efectos estadísticos, fiscales y de control por parte de las Administraciones Públicas, se emplean los denominados códigos CNAE, cuya relación completa puede consultarse en la Página Web del Instituto Nacional de Estadística (ver www.ine.es).

La clasificación nacional de actividades económicas empleada en España (CNAE-93) fue aprobada mediante el Real Decreto 1560/1992, de 18 de diciembre, siendo revisado en 2003 para adaptarse a la Clasificación Europea de Actividades Económicas. Posteriormente, se aprueba el Real Decreto 475/2007, de 13 de abril, por el que se aprueba la Clasificación Nacional de Actividades Económicas 2009 (CNAE-2009). Cada CNAE consiste en un código de cinco cifras, siendo las dos primeras las que hacen referencia al grupo de actividad, mientras que las tres últimas detallan la actividad económica concreta.

En el plano internacional, se usan normalmente los códigos SIC (Internacional Standard Industrial Clasification) de Naciones Unidas. Cada SIC consiste en un código de cuatro cifras, de manera que las dos primeras hacen referencia a la actividad genérica de la empresa y las dos últimas especifican la actividad en sí.

Recuerde que...

  • Clasificación en sectores productivos: Primario, Secundario y Terciario.
  • Sector Primario: empresas que tienen como actividad principal la creación de valor al obtener recursos básicos directamente de la naturaleza.
  • Sector Secundario: empresas que, tras transformar y combinar bienes, obtenidos de empresas del sector primario o del propio sector secundario, elaboran productos.
  • Sector Terciario: empresas relacionadas con la prestación de un servicio, cuya naturaleza puede ser de muy diversa índole.
  • CNAE: permite la clasificación y agrupación de las unidades productoras según la actividad que ejercen.
Subir