guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Agente financiero

Agente financiero

Persona o empresa que actúa por cuenta de una entidad de crédito, sin pertenecer a la misma, con el fin de ofertar sus productos y servicios a clientes domiciliados en lugares donde no llega su red de oficinas.

Banca y bolsa

Concepto

En el ámbito bancario se utiliza la denominación de agente para referirse a la persona o empresa que actúa por cuenta de una entidad de crédito, sin pertenecer a la misma. Las entidades bancarias los utilizan principalmente para ofertar sus productos y servicios a clientes domiciliados en lugares donde no llega su red de oficinas.

Características

Las principales notas que caracterizan a esta figura son:

  • - Son personas físicas o jurídicas a las que una entidad de crédito otorga poderes para actuar habitualmente frente a la clientela, en nombre y por cuenta de dicha entidad, en la negociación o formalización de operaciones típicas de su actividad. No se incluyen a los mandatarios con poderes para una sola operación específica, ni a las personas que se encuentren ligadas a la entidad, o a otras entidades de su mismo grupo, por una relación laboral.
  • - Su actividad no puede extenderse a la formalización de avales, garantías u otros riesgos de firma.
  • - Los contratos de agencia se han de celebrar por escrito, especificando las clases de operaciones en que podrán actuar los agentes. Estos deben firmar un contrato con una única entidad de crédito, aunque pueden realizar otra actividad o profesión distinta.
  • - En los contratos de agencia, las entidades de crédito deben exigir de sus agentes que pongan de manifiesto su carácter en cuantas relaciones establezcan con la clientela, identificando de forma inequívoca a la entidad que representan.
  • - Las entidades de crédito que operan en España (entidades de crédito españolas y sucursales de las entidades de crédito extranjeras) están obligadas a comunicar y actualizar al Banco de España la relación de sus agentes, indicando el alcance de la representación concedida. La relación de agentes deberá incluirse en un anexo de la memoria anual de las entidades.
  • - La entidad de crédito es responsable del cumplimiento de las normas de ordenación y disciplina en los actos que lleva a cabo el agente, para lo cual debe desarrollar procedimientos de control adecuados.
  • - Un agente sólo puede representar a una entidad de crédito o a entidades de un mismo grupo consolidable de entidades de crédito.
  • - Los agentes de las entidades de crédito no pueden actuar por medio de subagentes.
  • - Cuando en el contrato de agencia se contemple la recepción por el agente o entrega a este de fondos en efectivo, cheques u otros instrumentos de pago, estos no pueden abonarse o proceder de cuentas bancarias del agente, ni siquiera transitoriamente.
  • - Las entidades de crédito españolas que celebran acuerdos con otras entidades de crédito extranjeras para actuar como agentes de ellas deben comunicarlo al Banco de España.
  • - Cuando en los contratos de agencia se contemple la realización de operaciones previstas en la Ley del Mercado de Valores (TRLMV 2015), las entidades de crédito y sus agentes deben cumplir, también, las reglas contenidas en dicha Ley y sus normas de desarrollo.

Existe otro tipo de agentes que actúan, en este caso, por cuenta de los establecimientos de cambio autorizados a hacer transferencias con el extranjero, cuyas características principales son:

  • - Al igual que en el caso de los agentes de las entidades de crédito, son personas físicas o jurídicas a las que el titular de un establecimiento de cambio de moneda ha otorgado poderes para actuar habitualmente frente a la clientela, en nombre y por cuenta suya, en la ejecución de las operaciones típicas de su actividad. No se incluyen los mandatarios con poderes para una sola operación específica, ni las personas ligadas al titular o a otros titulares o entidades de su mismo grupo por una relación laboral.
  • - Tampoco pueden actuar por medio de subagentes ni representar a más de un titular.
  • - Los titulares de establecimientos no pueden encomendar a sus agentes la actividad de compra-venta de billetes extranjeros o cheques de viajero, sin perjuicio de atender las solicitudes que al efecto les remitan aquellos u otros terceros por cuenta de sus propios clientes.
  • - En este caso, los contratos de agencia también se celebran por escrito, limitando su objeto al tipo de operaciones autorizadas al titular del establecimiento. Los titulares deben exigir a los agentes que tal carácter se manifieste en las relaciones que establezcan con la clientela y que los identifiquen claramente.
  • - Los poderes otorgados a los agentes deben formalizarse ante fedatario público e inscribirse en el Registro Mercantil.
  • - En la contratación de sus agentes, los titulares deben exigir de los mismos acreditación de estar dados de alta en el correspondiente Impuesto sobre Actividades Económicas y, cuando se trate de personas físicas, de carecer de antecedentes penales respecto a ciertos delitos.
  • - Los contratos de agencia celebrados, así como la acreditación de los requisitos exigidos al agente, deben conservarse en un único expediente por cada agente, en el domicilio social del titular autorizado, a disposición del Banco de España.
  • - Los titulares de establecimientos de cambio deben comunicar y actualizar al Banco de España la relación de sus agentes.
  • - Los agentes deben cumplir frente a la clientela las obligaciones procedentes de las normas de ordenación y disciplina, de las relacionadas con el blanqueo de capitales, o de cualesquiera otras normas, que regulen la actividad de su mandante, siendo los titulares los responsables del cumplimiento por sus agentes de dichas normas, para lo cual deben desarrollar los procedimientos de control adecuados.
  • - Los agentes deben poner a disposición de su clientela las condiciones generales aplicables a las transferencias con el exterior por su mandante.
  • - Los titulares de establecimientos de cambio autorizados para realizar operaciones de gestión de transferencias con el exterior han de tener a disposición del público, en cada una de sus oficinas, una relación de sus agentes debidamente actualizada en la que conste el alcance de la representación concedida. Dicha relación ha de figurar como anexo en la memoria comprendida en sus cuentas anuales.
  • - Los agentes no pueden utilizar sus cuentas bancarias para aceptar el ingreso, directamente por la clientela, de los fondos procedentes de las transferencias ordenadas. No obstante pueden usar dichas cuentas para obtener las cantidades que deben abonar a los beneficiarios de las transferencias recibidas y para canalizar a sus mandantes las cantidades recibidas de sus clientes.
  • - En los locales en los que realicen su actividad, y siempre que acepten fondos en moneda diferente de la de remisión de la transferencia, los agentes deben publicar, en lugar perfectamente visible y de forma separada de otras informaciones, los tipos mínimos de compra y máximos de venta o, en su caso, los tipos únicos que aplica su mandante en las operaciones de compra y/o venta de monedas de países no integrados en la Unión Económica y Monetaria, derivadas de órdenes de transferencias con el exterior para los importes que no excedan de 3.000 €.

Con respecto a la información que las entidades de crédito españolas, las sucursales en España de entidades de crédito extranjeras y los titulares de los establecimientos de cambio autorizados a hacer transferencias con el extranjero han de comunicar sobre sus agentes al Banco de España, puede ser consultada en un Registro que tiene carácter público. Este recogerá datos sobre todos los agentes declarados por las entidades comentadas, indicando el código de agente, su nombre, su ámbito geográfico de actuación, código postal, fecha de apoderamiento y tipo de servicios prestados en nombre de la entidad. Pueden consultarse los agentes declarados por una entidad o bien la entidad declarante de un agente determinado.

Subir