guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Sistema de Bretton Woods

Sistema de Bretton Woods

Contabilidad y finanzas

Concepto

Sistema de Bretton Woods es la denominación habitualmente utilizada para referirse al sistema monetario internacional que existió desde 1944 hasta 1973.

Su denominación se debe a que se gestó en Bretton Woods, New Hampshire, y el compromiso resultante de las reuniones allí celebradas fue el establecimiento de un sistema de tipos de cambio fijos, aunque con paridades ajustables. Asimismo, se decidió crear dos instituciones, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

El sistema de Bretton Woods establecía unos tipos de cambio fijos en relación al dólar y un precio invariable del dólar en oro, 35 dólares la onza. Cada país fijaba el valor de su moneda en términos de oro o dólares y mantenía su cotización dentro de un rango de un 1% de su valor de paridad. Los países miembros mantenían sus reservas principalmente en forma de oro o de dólares, y tenían el derecho de vender sus dólares a la Reserva Federal de Estados Unidos a cambio de oro al precio oficial. El sistema era, pues, patrón de cambio-oro, en el que el dólar era la principal moneda de reserva.

El tipo de cambio de paridad podía modificarse cuando existía un desequilibrio fundamental (es decir, grande y persistente), para lo cual se debía contar con la aprobación del FMI.

El papel del FMI dentro del sistema monetario configurado en Bretton Woods era clave, por un lado, estaba encargado de garantizar que los países cumplieran las normas acordadas en lo referente al comercio y las finanzas internacionales y, por otro lado, concedía facilidades crediticias a los países que se enfrentaban a dificultades temporales de balanza de pagos.

Los orígenes del sistema de Bretton Woods

El sistema de Bretton Woods surge como un intento de evitar que volvieran a repetirse las caóticas condiciones que prevalecieron en el comercio y las finanzas internacionales en el período de entreguerras.

Cuando la Segunda Guerra Mundial todavía no había finalizado los gobernantes de los países aliados decidieron diseñar un sistema monetario internacional que pudiera promover el pleno empleo y la estabilidad de precios, a la vez que permitiera a cada país conseguir el equilibrio externo sin imponer restricciones al comercio internacional. Todos los países intervinientes estaban de acuerdo en que el sistema necesitaba una reforma, existiendo también un acuerdo bastante generalizado de que había que avanzar en la configuración de un sistema de tipos de cambio fijos.

A las discusiones de Bretton Woods dos expertos y reputados economistas, John Maynard Keynes, de Gran Bretaña, y Harry Dexter White, de los Estados Unidos, aportaron planes factibles para establecer un banco central mundial que permitiera prestar a los países deficitarios suficientes reservas como para superar sus déficits temporales. El plan White también implicaba una presión internacional sobre los gobiernos nacionales para que cambiasen sus políticas macroeconómicas con el fin de alcanzar el objetivo de una balanza de pagos equilibrada. En definitiva, se proponía un proyecto ambicioso con el establecimiento de un sistema de tipos de cambio totalmente fijos, defendidos mediante intervenciones oficiales, con unas reservas internacionales suficientes como para permitir su defensa por los países deficitarios.

Al final los Estados Unidos se mostraron reacios a un proyecto que les obligaba a poner miles de millones de dólares a disposición de los países deficitarios y optaron por un sistema, como ya hemos indicado, de tipos de cambio fijos, pero con paridades ajustables.

El ajuste externo en el sistema de Bretton Woods

En la redacción del articulado del FMI, mediante el cual se establecen los principios que regirían el sistema de Bretton Woods, se estableció la flexibilidad suficiente como para permitir que los países consiguieran su equilibrio externo de una manera ordenada, sin sacrificar los objetivos internos o el tipo de cambio fijo. En concreto, dos características de los artículos del acuerdo del FMI permitieron la flexibilidad en el ajuste externo:

  • La posibilidad de prestar dinero del FMI. El FMI prestaba divisas a sus miembros para ayudarles a superar los períodos en los que sus cuentas corrientes registraran un déficit, y en los que una política de ajuste monetario o fiscal hubiese tenido un efecto pernicioso para la actividad y el empleo nacional. Un fondo común de oro y divisas, aportado por los países miembros, proporcionaba al FMI los recursos necesarios para llevar a cabo estas operaciones de préstamo. Los países que eran fuertemente prestatarios del FMI recibían la financiación bajo un control estricto de sus políticas macroeconómicas, es lo que se denomina, la condicionalidad del FMI.
  • Paridades ajustables. A pesar de que se establecían unos tipos de cambio de paridad, estos podían modificarse -devaluarse o revaluarse respecto del dólar- si el FMI estaba de acuerdo en que la balanza de pagos de un país registraba un desequilibrio fundamental. Esta flexibilidad, sin embargo, estaba prohibida para el dólar.

Evolución del sistema de Bretton Woods

A medida que la economía mundial se desarrollaba en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, los conflictos entre los objetivos internos y externos amenazaban cada vez más el sistema de tipos de cambio fijos.

Después de que en 1958 se reinstaurara la convertibilidad de las monedas europeas, los mercados financieros de los países se integraron más, la política monetaria se hizo menos efectiva (excepto para Estados Unidos) y los movimientos en las reservas internacionales se convirtieron en más volátiles. Estos cambios poco a poco fueron mostrando una cierta debilidad del sistema. Para conseguir de forma simultánea el equilibrio interno y el equilibrio externo se precisaba tanto las políticas de desviación del gasto (variaciones en el tipo de cambio) como las políticas de variación del mismo. Pero las políticas de desviación del gasto podían dar lugar a un aumento de los flujos especulativos de capital socavando los tipos de cambio fijos.

El colapso de Bretton Woods

La causa inmediata del colapso del sistema de Bretton Woods fue la expectativa, iniciada en marzo de 1971 ante la presencia de enormes y persistentes déficits de Estados Unidos, de que el gobierno estadounidense pronto se vería forzado a devaluar el dólar. Esto llevó a una fuga masiva de capital del país.

Cuando algunos bancos centrales de países pequeños intentaron convertir parte de sus reservas de dólares a oro en la Reserva Federal, los Estados Unidos suspendieron la convertibilidad del dólar a oro (15 de agosto de 1971) e impusieron una sobretasa del 10% a las importaciones. De no hacerlo así, pronto se habrían agotado todas sus reservas de oro.

La causa fundamental del colapso se halla en los problemas de liquidez, ajuste y confianza. La mayor parte del aumento de liquidez (es decir, de reservas internacionales) en el sistema de Bretton Woods fue en la forma de dólares derivados de los déficits en la balanza de pagos de los Estados Unidos. Pero, a medida que el país fue incapaz de ajustar sus déficits y que gran cantidad de dólares no deseados se acumularon en manos extranjeras, se perdió la confianza en el dólar y el sistema se derrumbó.

Desde marzo de 1973, todos los grandes países desarrollados y muchos de los más grandes países en desarrollo dejaron fluctuar sus monedas, rompiendo con lo establecido en Bretton Woods.

Recuerde que...

  • El sistema era patrón de cambio-oro, en el que el dólar era la principal moneda de reserva.
  • Surge como un intento de evitar que volvieran a repetirse las caóticas condiciones en el comercio y las finanzas internacionales en el período de entreguerras.
  • Su objetivo era conseguir el equilibrio externo sin imponer restricciones al comercio internacional y conseguir un sistema de tipos de cambio fijos.
  • La causa fundamental del colapso se halla en los problemas de liquidez, ajuste y confianza.
  • Desde 1973, los grandes países desarrollados y muchos países en desarrollo dejaron fluctuar sus monedas, rompiendo con lo establecido en Bretton Woods.
Subir