guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Normas y reglamentos técnicos

Normas y reglamentos técnicos

Conjunto de reglamentaciones que deben ser cumplidas por los bienes materia de comercio para preservar la seguridad ciudadana, la salud pública, la información al consumidor o la protección medioambiental.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Incluyen todo un conjunto de reglamentaciones que deben ser cumplidas por los bienes materia de comercio para preservar la seguridad ciudadana, la salud pública, la información al consumidor o la protección medioambiental. El gran problema se encuentra en la multiplicidad y diversidad de las existentes y la falta de homologación entre países, lo que puede convertir una norma beneficiosa para los agentes involucrados en el comercio —importadores, exportadores, consumidores y productores— en un freno al desarrollo de dicho comercio.

Por este motivo, la Organización Mundial de Comercio (OMC) ha tenido que desarrollar toda una normativa que permita establecer cuáles de dichas normas y reglamentos no son un obstáculo al comercio, sino solo un medio de mejorar las condiciones de ejecutarlo. Por ello, afirma que se consideran un obstáculo cuando son más restrictivas de lo necesario o no tienen un fin legítimo o pueden aplicarse normas menos restrictivas similares.

La OMC regula la disparidad de normas y reglamentos técnicos al comercio en el nuevo Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC). La diferencia entre unos y otros se establece en su carácter voluntario o vinculante, siendo las normas de observancia voluntaria y cuyo incumplimiento no impide la venta en el país importador; mientras que los reglamentos técnicos son de carácter obligatorio, llegando incluso a impedir la venta de un bien si no cumple con la reglamentación exigida.

Tipologías

Todo el conjunto de normas y reglamentos técnicos al comercio se pueden agrupar en diferentes bloques, atendiendo a los objetivos que dichas normas persiguen.

Protección del consumidor

Toda la normativa aquí incluida tiene como fin la protección del ciudadano, principalmente la de los consumidores de los productos importados, su seguridad y su salud. Por ejemplo, en la actualidad, Canadá ha prohibido la importación, venta y publicidad de biberones producidos con una sustancia como el Bisfenol A, que ha sido incluido dentro de la lista de sustancias tóxicas, aún no siendo demostrado que pudiese afectar a la salud de los niños dada su baja concentración en dichos materiales. Este hecho afectaría directamente a la importación de la subpartida arancelaria "04022911 - Leche especial para lactantes, en recipientes herméticamente cerrados de contenido neto no superior a 500 g, con grasas en proporción superior a 10% en peso, concentrada, azucarada o edulcorada de otro modo, en polvo, gránulos u otras formas sólidas".

Protección de la flora y fauna

Las barreras técnicas que se incluyen en esta clasificación persiguen la protección de determinadas especies animales y vegetales que están en peligro de extinción o cuya comercialización masiva pudiese llegar a dañar a la especie. Además se incluye el cuidado de ciertas producciones, como las ecológicas y su comercialización. Por ejemplo, la UE ha aprobado recientemente dos nuevos Reglamentos (Reglamento (CE) Nº. 889/20082 sobre el proceso de producción, etiquetado y normas de control; y el Reglamento (CE) Nº. 1235/20083 sobre la importación de productos ecológicos) que pretende controlar el desarrollo sostenible de la agricultura ecológica impidiendo que ciertos productos genéticamente modificados sean considerados como ecológicos, lo que beneficiará no solo a la conservación de determinadas especies vegetales y animales, sino también a la salud de los consumidores.

Vigilancia y control de la calidad de los productos

Este tipo de normativa intenta conseguir una mayor homologación internacional en materia de calidad de los bienes importados al exigir unos requisitos mínimos para que los bienes puedan ser vendidos internacionalmente. Uno de los campos en los que se observa una mayor vigilancia se encuentra en el de los productos eléctricos y electrónicos; pero también se aplica al tamaño de ciertas frutas y hortalizas o en el sector de los juguetes, entre otros muchos. En la actualidad, por ejemplo, Chile exige todo un proceso de normalización y certificación aplicado a los instrumentos y aparatos eléctricos, llegando a dificultar seriamente la venta de dichos bienes en el mercado chileno.

Prácticas que puedan llevar a error

En este grupo se incluye todas las normas y reglamentos técnicos que exigen que los productos deban estar claramente especificados y cumplir ciertos requisitos de etiquetado o embalaje o clasificación para no inducir a error a los consumidores de los países importadores. Es el caso de la exigencia que hacen muchos países a la hora de requerir que los productos lleven las explicaciones en ciertos idiomas, que los embalajes sean transparentes para su observación y distinción por el consumidor, etc. Es el caso de la Reglamentación sobre Inspección de Carne de Canadá que especifica cuál ha de ser el tamaño de los contenedores estándar para ciertos productos cárnicos (salchichas, bacon o charcutería en lonchas) y el peso de los productos preenvasados.

Protección medioambiental

La creciente preocupación por el cuidado y preservación del medio ambiente ha conducido a que, cada vez, más países exijan entre sus normas y reglamentos técnicos el cumplimiento de reglas que impidan un mayor deterioro de la atmósfera, el agua o el suelo. Este hecho se observa frecuentemente al ver cómo las bolsas de plástico hacen referencia al reciclado, al igual que ciertos libros, cuadernos y papeles de embalajes. Y es especialmente llamativo en el caso del sector de automoción en el que cada vez se exigen mayores requisitos internacionales para reducir en la medida de lo posible las emisiones de CO2. Un ejemplo lo podemos encontrar en la Normativa Mexicana sobre los equipos de aprovechamiento de Gas Licuado de Petróleo en vehículos automotores y motores estacionarios de combustión interna.

Recuerde que...

  • La diversidad y la falta de homologación entre países puede convertir una norma beneficiosa para los agentes involucrados en el comercio (importadores, exportadores, consumidores y productores) en un freno al desarrollo de dicho comercio.
  • La diferencia entre normas y reglamentos se establece en su carácter voluntario o vinculante. Las normas son de observancia voluntaria y su incumplimiento no impide la venta en el país importador, mientras que los reglamentos técnicos son de carácter obligatorio, llegando incluso a impedir la venta de un bien si no cumple con la reglamentación exigida.
  • Protección del consumidor: toda la normativa aquí incluida tiene como fin la protección del ciudadano, principalmente la de los consumidores de los productos importados, su seguridad y su salud.
  • Protección de la flora y fauna: las barreras técnicas que se incluyen en esta clasificación persiguen la protección de determinadas especies animales y vegetales que están en peligro de extinción o cuya comercialización masiva pudiese llegar a dañar a la especie.
  • Protección medioambiental: la creciente preocupación por el cuidado y preservación del medio ambiente ha conducido a que, cada vez, más países exijan entre sus normas y reglamentos técnicos el cumplimiento de reglas que impidan un mayor deterioro de la atmósfera, el agua o el suelo.
Subir