guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Retribución diferida

Retribución diferida

RRHH

La retribución diferida forma parte de la retribución variable de un trabajador pero, como su nombre indica, no se percibe anualmente sino a medio plazo y normalmente se utiliza en las empresas como un componente más de los planes de retención y fidelización de determinados colectivos de empleados, considerados clave para la organización. Forman parte del conjunto de acciones definidas por una empresa con el ánimo de retener y fidelizar a sus profesionales clave. Este tipo de sistema es utilizado en momentos críticos para la organización, como por ejemplo, un alto nivel de rotación externa no deseada, un proceso de adquisición o fusión, un cambio tecnológico, o ante fuertes presiones externas del mercado.

Normalmente en estos sistemas tiene una presencia muy fuerte la retribución variable a largo plazo, en esquemas más o menos imaginativos y creativos, pero pueden contener otros muchos elementos que refuercen el plan.

En tiempos caracterizados por la alta competitividad entre las empresas, entre los propios ejecutivos de las mismas y los empleados con alto valor, se están diseñando en el mercado sistemas de retención orientados a retener colectivos muy específicos denominados hot-skills.

El objetivo de esos sistemas es retener empleados que posean habilidades y conocimientos estratégicamente importantes para la organización, con un coste de formación importante y difíciles de obtener en el mercado laboral. Estos sistemas de retención normalmente se basan en la retribución variable; y bien se puede pagar más al final, cuando es más crítica la marcha del empleado a medida que se acerca la fecha límite o, por el contrario, pagando menos al final, cuando hay más oferta en el mercado.

También son denominados retainers y el modelo más frecuentemente utilizado son las stock options u opciones sobre acciones, las cuales constituyen un contrato que otorga el derecho de comprar o vender un activo determinado (normalmente de acciones de la propia empresa) a un precio y en una fecha prefijada. La opción está condicionada al cumplimiento de ciertos objetivos o la permanencia en la empresa por un determinado periodo de tiempo que se fija de antemano. De esta forma se pretende la motivación del ejecutivo, apoyar la planificación a largo plazo y alinear los intereses de estos empleados con los de los accionistas, ya que cuanto mejor se consiga que vaya la empresa mayor valor tendrán estas acciones.

Subir