guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Revaluación

Revaluación

Contabilidad y finanzas

Concepto. Revaluación y apreciación

La revaluación de una moneda es la decisión política de aumentar su valor frente al resto de monedas.

Aunque tanto el término revaluación como el término apreciación suponen un aumento en el valor de una moneda respecto a otra, ambos términos no significan lo mismo.

Hablamos de apreciación cuando nos encontramos en un sistema de tipos de cambio flexibles y, por tanto, el aumento en el valor de la moneda es resultado de la oferta y demanda de divisas. Por ello, emplearemos la voz activa y diremos “la moneda se ha apreciado”.

Hablamos de revaluación cuando nos encontramos en un sistema de tipos de cambio fijos y el aumento en el valor de la moneda nacional se produce como consecuencia de una decisión política del gobierno y no de las fuerzas del mercado. Por ello, emplearemos la voz pasiva y diremos “la moneda ha sido revaluada”.

¿Cuándo un gobierno decide revaluar su moneda?

Si un país tiene un sistema de tipos de cambio fijos y su balanza de pagos registra elevados y permanentes superávits en su balanza de pagos (registra un desequilibrio fundamental), el gobierno puede optar por modificar su política económica con el fin de corregir el superávit externo. Y una de las medidas probables a adoptar sería la revaluación de la moneda nacional.

El tipo de cambio es el precio de una moneda respecto de otra. En un sistema de tipos de cambio fijos este precio no es el resultado de la oferta y demanda de monedas, sino que es fijado por las autoridades monetarias. Cuando la economía de un país registra un desequilibrio en la balanza de pagos, lo que significa es que al tipo de cambio existente la oferta y demanda de moneda nacional (o lo que es igual de moneda extranjera) no coinciden.

Si existe un superávit en la balanza de pagos lo que significa es que al tipo de cambio existente la demanda moneda nacional es superior a su oferta (o lo que es lo mismo la demanda de moneda extranjera es inferior a su oferta). La única forma de conseguir no alterar el tipo de cambio es mediante la intervención en el mercado de divisas ofertando el exceso de demanda de moneda nacional (exceso de oferta de moneda extranjera), lo que conducirá a un aumento en el nivel de reservas centrales. A diferencia de lo que ocurre cuando existe un déficit en la balanza de pagos, esta situación sí se puede mantener de forma prolongada en el tiempo, ya que no se produciría el agotamiento de las reservas centrales. No obstante, las autoridades monetarias pueden optar por la revaluación de la moneda nacional y con ello conseguir que el tipo de cambio sea el que permita alcanzar el equilibrio externo.

Ilustremos el razonamiento anterior mediante un ejemplo, recogido en el Gráfico 1. Supongamos que existiera un sistema de tipos de cambio fijos entre Estados Unidos y la Unión Monetaria Europea y que el tipo de cambio existente es de 1 Euro = 1,2 $, y que a ese tipo de cambio la UME registra un superávit en la balanza de pagos.

Para restablecer el equilibrio externo y evitar el continuo aumento de las reservas centrales, y los problemas de control monetario que esto puede ocasionar, las autoridades monetarias de la UME deciden revaluar el euro frente al dólar hasta 1 Euro = 1,3 $ y de esta forma conseguir que el tipo de cambio fijado coincidiera con aquel que equilibra el mercado de divisas.

Gráfico 1

Revaluación de la Moneda Nacional

El objetivo que persigue un gobierno cuando opta por revaluar su moneda es corregir el superávit exterior.

Efectos de la revaluación sobre la balanza comercial

Una revaluación debería influir en las exportaciones netas, en la medida en que deteriora la competitividad internacional de la economía nacional y, por tanto, reduce las exportaciones y aumenta las importaciones.

Sin embargo, sus efectos sobre la balanza comercial y, por extensión, sobre la cuenta corriente, no son tan evidentes ya que la revaluación además de tener un efecto sobre el volumen de exportaciones e importaciones, también tiene un efecto sobre los precios de estas, lo cual puede actuar en sentido contrario.

El valor del saldo de la balanza comercial, medido en moneda nacional es:

B.C. = PXEuros x Exportaciones - PMEuros x Importaciones

Donde PXEuros y PMEuros son los precios en euros de las exportaciones e importaciones del país.

Consideremos la dirección probable del cambio en los precios y cantidades intercambiadas cuando la moneda nacional (en nuestro ejemplo el euro) se revalúa:

PXEuros x Exportaciones - PMEuros x Importaciones

Efectos : No varia x Disminuyen - Reducen x Aumentan

Revaluación

La revaluación de una moneda hace que el volumen de exportaciones se reduzca ya que los productos nacionales resultarán más caros a los no residentes. Dado que el precio de los productos nacionales expresados en moneda nacional no tiene porqué verse alterado como consecuencia de una revaluación, los ingresos de las exportaciones expresados en moneda nacional se reducirán. Por tanto, el efecto de la revaluación sobre la balanza comercial (y por extensión en la balanza por cuenta corriente) dependerá de cómo se vean afectados los pagos por importaciones, si estos se reducen podremos afirmar sin lugar a dudas que una revaluación deteriora la balanza comercial. No obstante, los pagos por importaciones no necesariamente van a aumentar, porque aunque es cierto que la revaluación va a aumentar el volumen de importaciones del país dado que los bienes importados resultan más baratos en moneda nacional, también es cierto que las importaciones son más baratas cuando las expresamos en moneda nacional.

Los economistas han mostrado que el efecto de la revaluación sobre la balanza comercial depende de las elasticidades de demanda de importaciones y de oferta de exportaciones. La condición que se debe cumplir para que una revaluación (devaluación) tenga un efecto negativo (positivo) sobre la balanza comercial se conoce como condición de Marshall-Lerner y establece que cuando la suma de las dos elasticidades de demanda de importaciones y de oferta de exportaciones es superior en términos absolutos a la unidad, la revaluación (devaluación) deteriora (mejora) el saldo de la balanza comercial.

El valor de las elasticidades es muy probable que sea mayor a largo plazo que a corto plazo. Por tanto, es más probable que la revaluación deteriore la balanza comercial cuanto mayor sea el tiempo transcurrido.

Algunos efectos de la revaluación de la moneda nacional

El aumento en el valor de la moneda nacional que supone la revaluación va a tener diversos efectos sobre la economía nacional, entre los que merece la pena destacar:

  • 1. Una reducción en la actividad económica, en la medida en la que se registrará una reducción en la demanda agregada como consecuencia del incremento en las importaciones y el descenso en las exportaciones.
  • 2. Un deterioro en la balanza comercial y en la balanza de bienes y servicios, siempre que el efecto volumen de aumento en las importaciones sea superior al efecto precio de abaratamiento de estas (esta condición es habitualmente conocida como condición de Marshall-Lerner).
  • 3. Una reducción en la tasa de inflación, debido al abaratamiento de los bienes y servicios importados cuando se expresan en moneda nacional.
  • 4. Un deterioro en la competitividad de los productos de fabricación nacional respecto a los productos fabricados en el exterior.
  • 5. Una mejora en la relación real de intercambio.

Recuerde que...

  • Apreciación: tipos de cambio flexibles y depende de la oferta y demanda; revaluación: tipos de cambio fijos y depende de una decisión política.
  • El objetivo que persigue un gobierno cuando opta por revaluar su moneda es corregir el superávit exterior.
  • Es más probable que la revaluación deteriore la balanza comercial cuanto mayor sea el tiempo transcurrido.
  • Efectos: reducción actividad económica, deterioro balanza comercial y competitividad de productos, reducción tasa inflación y mejora relación intercambio.
Subir