guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Comportamiento organizativo

Comportamiento organizativo

Se ocupa del estudio de lo que las personas hacen en una organización y de cómo ese comportamiento repercute en la eficacia y eficiencia de esa organización.

Gestión empresarial

Concepto

Área de conocimiento centrada en el estudio del impacto que sobre la conducta en las organizaciones tienen individuos, grupos de individuos y estructuras organizativas. La finalidad última de este conocimiento es mejorar la eficacia de dichas organizaciones. El comportamiento organizativo, por tanto, se ocupa del estudio de lo que las personas hacen en una organización y de cómo ese comportamiento repercute en la eficacia y eficiencia de esa organización.

Los temas centrales que suele considerarse que abarca el comportamiento organizativo son: la motivación, la autoridad, el liderazgo, el poder, la comunicación, estructuras y dinámicas internas de los grupos, los procesos de aprendizaje, las actitudes, el cambio organizativo, el conflicto y su resolución, como diseñar el trabajo y los puestos, la calidad de vida laboral... Su campo de estudio se suele subdividir en el enfoque micro, el enfoque meso y el enfoque macro (ver Comportamiento micro-organizativo, Comportamiento meso-organizativo y Comportamiento macro-organizativo).

Disciplinas en las que se apoya el comportamiento organizativo

Las áreas de estudio que aborda el comportamiento organizativo han sido habitualmente consideradas por la literatura divulgativa de management, como altamente "opinables". Multitud de libros sobre liderazgo, gestión del conflicto, negociación... abordan estas cuestiones desde el punto de vista de las experiencias personales de algún directivo, experiencias que cree extrapolables a cualquier contexto. Nadie se imagina un libro de análisis financiero en donde el autor no justifique lo que afirma, no cite sus fuentes, no contraste sus resultados. Sin embargo, al hablar de factor humano en la organización, parece que en muchas ocasiones las opiniones (en muchos casos frívolas) están justificadas dentro de la literatura divulgativa de management. Es por tanto arriesgado creer a pies juntillas el contenido de muchos de los best-seller tan habituales en el área.

El comportamiento organizativo, sin embargo, pretende abordar estas cuestiones con un enfoque científico (son numerosos los journals científicos de prestigio mundial que se publican sobre temas de comportamiento organizativo), lo que implica que en sus investigaciones se ha seguido un método que garantiza que los resultados obtenidos tienen un elevado nivel de fiabilidad y objetividad, y que no se basan en opiniones o experiencias personales. Naturalmente la experiencia personal tiene cabida en el mundo de la investigación en comportamiento organizativo, y se enmarca en los llamados estudios de casos. Su utilidad es enorme a la hora sobre todo de abrir nuevas líneas de investigación, pero esta utilidad solo se materializa cuando los estudios de casos vienen acompañados de un riguroso protocolo que garantice su validez, protocolo que rara vez se observa en las publicaciones de tipo divulgativo.

Para alcanzar esa "cientificidad" el comportamiento organizativo se apoya, como hemos dicho, en el método científico, y en ciencias con mayor tradición, de las que toma tanto metodologías como teorías, en un eclecticismo científico que ha hecho muy fructífera esta área de estudio. Esas ciencias de las que bebe son principalmente:

  • Psicología.
  • Sociología.
  • Psicología social.
  • Antropología.
  • Ciencia política.

¿Sobre qué variables quiere actuar el comportamiento organizativo?

El comportamiento organizativo, siguiendo un método científico, intenta establecer causalidades entre variables, de tal modo que se consigan explicar determinadas variables en función de otras. Con un enfoque eminentemente práctico, la investigación en comportamiento organizativo se ha centrado, fundamentalmente, en intentar mejorar, entre otros, las siguientes variables objetivo:

  • Productividad: una organización se considera que es productiva si consigue transformar los inputs en outputs al menor coste; hay una gran incidencia de factores relacionados con el elemento humano y organizativo que afectan a esta variable.
  • Absentismo: las organizaciones, y particularmente las empresas, se beneficiarán si el absentismo de los trabajadores es bajo, considerando constantes el resto de variables.
  • Rotación: refleja el abandono de la organización, voluntario o involuntario, por parte de un trabajador; cuando la rotación es muy alta o atañe a empleados valiosos, puede llegar a ser un factor muy negativo que frena la eficacia y la eficiencia de la organización.
  • Comportamiento ciudadano organizacional: conducta no obligatoria que por tanto no es parte de los requerimientos formales del puesto, pero que es muy útil para el funcionamiento eficaz de la organización; las organizaciones de éxito necesitan empleados que no se limiten a cumplir con sus obligaciones, sino que hagan más que eso: que tengan un rendimiento que supere lo que se espera, y que, por ejemplo, ayuden a sus compañeros aunque ello no sea obligatoria.
  • Satisfacción laboral: actitud general que tiene un individuo hacia su puesto de trabajo.

Nuevos retos del comportamiento organizativo

Siguiendo a Robbins, las nuevas tendencias y cuestiones que la investigación en comportamiento organizativo pretenderá solucionar en el futuro irían en la siguiente dirección:

  • · Diversidad laboral: las organizaciones son ahora más heterogéneas en términos de género (incorporación de la mujer al trabajo), raza (mayor globalización del factor trabajo), origen y pertenencia a grupos culturales diversos; los administradores van a tener que cambiar su filosofía de empresa, para así tratar a todos los trabajadores por igual y reconocer y aprovecharse positivamente de las diferencias, garantizándose como prioridad la retención de los buenos empleados que incrementan la productividad.
  • · Administración de la calidad: cada vez se busca con más afán el logro de la satisfacción de los clientes, a través de procesos de mejora continua en todas las partes de la organización; este objetivo tiene importantes implicaciones para el comportamiento organizativo, ya que se requiere que los trabajadores vuelvan a pensar y se replanteen lo que hacen, y así participen más en las decisiones en el entorno laboral; el comportamiento organizativo puede ayudar a mejorar el rendimiento de la organización instruyendo a los administradores sobre como mejorar las actitudes y la conducta de los trabajadores, que redundará en la satisfacción de los clientes.
  • · Reingeniería de procesos: replanteamiento de cómo debe hacerse el trabajo (ver Reingeniería de procesos) y de cómo se debería estructurar la organización si comenzásemos desde cero; el comportamiento organizativo puede ofrecer a los administradores nociones e ideas importantes al respecto para que los trabajadores se esfuercen en dichas modificaciones.
  • · Gestión del cambio: hoy en día, administrar debe ser entendido como una actividad con prolongados períodos de cambios constantes, interrumpidos de vez en cuando por momentos breves de tranquilidad y estabilidad; la investigación en comportamiento organizativo puede sin duda ofrecer nociones trascendentes para comprender mejor un entorno laboral que no cesa de modificarse; aprender a cómo superar la típica resistencia al cambio, y cuál es el mejor modo de crear una cultura empresarial que prospere en medio de ese cambio.
  • · Rediseño de puestos: el comportamiento organizativo puede ofrecer numerosas sugerencias para guiar a los trabajadores y administradores en el diseño de puestos de trabajo, de tal modo que ayuden a los otros empleados a enfrentarse a los conflictos entre el trabajo y la vida privada.
  • · Disyuntivas éticas: son cada vez más frecuentes situaciones en las que se requiere que los trabajadores definan la conducta que consideran correcta e incorrecta.

Recuerde que...

  • Su campo de estudio se suele subdividir en el enfoque micro, el enfoque meso y el enfoque macro.
  • Disciplinas en las que se apoya: psicología, sociología, psicología social, antropología y ciencia política.
  • Variables objetivo: productividad, absentismo, rotación, comportamiento ciudadano organizacional y satisfacción laboral.
  • Retos: diversidad laboral, administración de calidad, reingeniería de procesos, gestión del cambio, rediseño de puestos y disyuntivas éticas.
Subir