guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Complejidad organizativa

Complejidad organizativa

Grado de conocimiento requerido para conseguir el resultado buscado en un sistema.

Gestión empresarial

Concepto

La complejidad organizativa es un concepto relativo que no tiene una sola forma de definirse y entenderse. Teniendo esto en cuenta, y considerando la gran cantidad de definiciones que envuelven este concepto, una primera aproximación intuitiva a la complejidad organizativa nos haría verla como el grado de conocimiento requerido para conseguir el resultado buscado en un sistema. Teniendo en cuenta que las organizaciones contemporáneas, enfrentadas a entornos turbulentos, están sujetas para conseguir sus objetivos a numerosas variables de muy diferente naturaleza que además se influyen mutuamente, y cuyo control en muchos casos es escaso, podemos afirmar que el sistema empresa presenta una elevada complejidad debido sobre todo a las exigencias de procesamiento de información a las que se ve sometido.

Conforme más complejo, dinámico e impredecible sea el entorno de una organización, y más ambiciosos sus objetivos, mayor será la complejidad interna de dicha organización: esta tendrá que dotarse de recursos y capacidades de todo tipo (físicos, humanos, tecnológicos, organizativos...) suficientes para procesar la información necesaria para hacer frente a ese entorno, de tal modo que desarrolle el conocimiento (entendiendo conocimiento en sentido amplio) necesario para alcanzar sus objetivos.

Determinantes de la complejidad organizativa

La estructura organizativa es el instrumento a través del cual se implementa la estrategia, que a su vez se diseña para integrar a la organización con el entorno. Estructurar una organización consiste básicamente en dividir las tareas a realizar, y posteriormente coordinar dichas tareas de modo eficaz y eficiente. En función de la división y la coordinación que hayamos hecho tendremos un mayor o menor grado de complejidad en nuestra organización. Numerosos autores consideran que las variables básicas que determinan la complejidad de una organización son tres:

  • · Diferenciación horizontal: grado de diferenciación entre las unidades de la empresa, determinada por las características y cualificaciones de sus miembros, la naturaleza de las tareas que ejecutan, el criterio de departamentalización elegido...; una mayor diferenciación entre las mismas (mayor heterogeneidad entre los criterios de agrupación, grado de cualificación de sus miembros, tamaño...) implica una mayor complejidad organizativa.
  • · Diferenciación vertical: definida por los niveles jerárquicos; un mayor número de escalones jerárquicos implica una mayor complejidad.
  • · Dispersión espacial: grado de dispersión geográfica entre los miembros de una organización; a mayor dispersión mayor complejidad.

La investigación ha mostrado con claridad, dentro de lo que se ha venido a denominar enfoque contingente, que existe una relación directa entre las características del ambiente, la estrategia y la complejidad de la estructura organizacional. Así, ambientes turbulentos exigen estrategias cuya implementación requerirá de estructuras organizativas normalmente complejas. Algunas de las hipótesis de Mintzberg hacen referencia a este fenómeno. Por ejemplo:

  • · Hipótesis 3. Conforme más grande sea la organización, mayor complejidad tendrá su estructura, es decir, más especializadas serán las tareas que realiza, más diferenciadas estarán sus unidades y más desarrollado estará su componente administrativo.
  • · Hipótesis 9. Conforme más dinámico es el entorno, más orgánica es la estructura organizativa.
  • · Hipótesis 10. Conforme más complejo es el entorno, más descentralizada es la estructura organizativa.

Parece por tanto asentada la idea de que el nivel de complejidad organizativa de cualquier sistema es por naturaleza la respuesta de dicho sistema a la complejidad que existe en el entorno que lo rodea, dado que para llevar a buen término la integración de la organización se requiere de una comunicación, una coordinación y un sistema de control que una a todas las partes de la organización, y estos elementos de integración serán sin duda más difíciles de implementar cuando los requerimientos contextuales son muy exigentes.

Recuerde que...

  • La estructura organizativa es el instrumento a través del cual se implementa la estrategia.
  • Variables determinantes de la complejidad de una organización: Diferenciación horizontal, vertical y espacial.
  • Existe una relación directa entre las características del ambiente, la estrategia y la complejidad de la estructura organizacional.
  • El nivel de complejidad organizativa de cualquier sistema es la respuesta de dicho sistema a la complejidad que existe en el entorno que lo rodea.
Subir