guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Competidores actuales

Competidores actuales

Se trata de una de las cinco fuerzas competitivas que se estudian dentro del análisis del entorno específico o competitivo con el propósito de identificar las oportunidades y amenazas por parte de la empresa.

Empresa

Concepto

Se trata de una de las cinco fuerzas competitivas que se estudian dentro del análisis del entorno específico o competitivo con el propósito de identificar las oportunidades y amenazas por parte de la empresa, junto con la amenaza de entrada de nuevos competidores, la amenaza de aparición de productos sustitutivos, el poder de negociación de los clientes y el poder de negociación de los proveedores.

Mediante el estudio de esta fuerza competitiva, la empresa puede determinar la intensidad competitiva o nivel de competitividad existente en el sector en que trabaja.

Proceso

La intensidad de la competencia actual o intensidad competitiva se estudia a través del análisis de las siguientes variables: grado de concentración del sector, tasa de crecimiento del sector o fase del ciclo de vida en el que se encuentra, intensidad de las acciones de marketing, exceso de capacidad, grado de diferenciación de los productos/servicios y existencia de barreras de salida. A continuación se analizan las variables más significativas.

Grado de concentración del sector

El grado de concentración de un sector viene dado por el número de competidores existente y por el equilibrio entre los competidores en términos de cuota de mercado o posición competitiva. Así, un sector que tiene muchos competidores (sectores fragmentados), tiene también una elevada intensidad competitiva. Igualmente, los sectores formados por empresas que en su mayoría son de pequeño y mediano tamaño con cuotas de mercado similares y donde no hay ninguna que muestre una posición de liderazgo sobre las demás (sectores atomizados), tienen también una alta intensidad competitiva. Es el caso de sectores tradicionales intensivos en mano de obra como el juguete, el textil, la madera y el mueble o el calzado.

Por el contrario, un sector con un escaso número de competidores (sector concentrado) y cuyas empresas son de gran tamaño y con elevadas cuotas de mercado (oligopolios) se caracteriza para una baja intensidad competitiva. Sería el caso del sector de las telecomunicaciones, de los audiovisuales o de la energía.

Tasa de crecimiento del sector

Los sectores con tasas de crecimiento positivas y altas (que están en su fase de crecimiento) suelen tener una intensidad competitiva baja, dado que las empresas pueden crecer sin necesidad de quitarse cuota de mercado entre ellas. Sería el caso del sector de los servicios informáticos o de la alta consultoría.

Por el contrario, un sector maduro o en crisis se caracteriza por una intensidad competitiva alta, ya que para que una empresa pueda crecer, tendrá que quitarle parte de su cuota de mercado a otra, por lo que la rivalidad competitiva se incrementará. Este último caso es el del sector del automóvil, por ejemplo.

Existencia de barreras de salida

La existencia de barreras de salida en un determinado sector permite conservar o mantener su intensidad competitiva. Al impedir que las empresas que están dentro se salgan, la rivalidad competitiva se mantiene. Son barreras de salida la existencia de activos específicos, los costes fijos altos, las barreras legales y las barreras de movilidad.

Existencia de otras variables

Además de las variables anteriores, existen otro tipo de variables que también pueden influir en la intensidad competitiva de un determinado sector. Así, en sectores donde se dan fuertes y continuas acciones de marketing, la intensidad competitiva es alta.

Por otra parte, La inexistencia de diferenciación de los productos también produce un aumento de la intensidad competitiva.

Por último, el exceso de capacidad obliga a las empresas a ajustar sus procesos productivos y a emprender acciones agresivas para colocar sus productos en el mercado, lo que produce un aumento en la intensidad competitiva.

Se ha de tener en cuenta que el resultado final de la intensidad competitiva de un sector (alta o baja, mayor o menor), dependerá de la combinación de todas las variables analizadas, ya que los efectos positivos de unas pueden ser compensados o contrarrestados por los efectos negativos de otras y viceversa. La intensidad competitiva irá variando con el paso del tiempo, a no ser que se trate de un sector estable, por lo que su análisis deberá ser dinámico, es decir, a lo largo del tiempo.

Recuerde que...

  • Mediante el estudio de esta fuerza competitiva, la empresa puede determinar la intensidad competitiva existente en el sector en que trabaja.
  • Variables: grado de concentración del sector, tasa de crecimiento del sector y existencia de barreras de salida.
  • La inexistencia de diferenciación de los productos también produce un aumento de la intensidad competitiva.
  • El exceso de capacidad obliga a las empresas a ajustar sus procesos productivos y a emprender acciones para colocar sus productos en el mercado.
  • El resultado final de la intensidad competitiva de un sector dependerá de la combinación de todas las variables analizadas.
Subir