guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Benchmark

Benchmark

Trata de cualquier cartera de activos o índice de referencia para seguir la evolución de un mercado, o para medir el rendimiento de una cartera.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Se trata de cualquier cartera de activos o índice de referencia para seguir la evolución de un mercado, o para medir el rendimiento de una cartera. El uso de benchmarks está ampliamente extendido en el ámbito de la gestión de carteras, dado que permite analizar, de una forma sencilla y directa, la actuación de la gestión del responsable inversor.

Por ejemplo, un fondo de inversión que invierta su patrimonio en renta variable española se comparará generalmente contra el IBEX-35 (subenchmark), a no ser que las acciones en las que invierta sean de pequeña y mediana capitalización, en cuyo caso probablemente se mida contra el Índice General de la Bolsa de Madrid (IGBM). Por su parte, un fondo de renta variable europea se comparará probablemente contra el DJ Stoxx 600, o, si es un fondo que invierte solo en el área euro y en empresas de gran capitalización, contra el índice Eurostoxx 50. Por último, también se puede requerir el uso de benchmarks más específicos, como por ejemplo el FTSE Global Health para un fondo de farmacia global.

Por otro lado, cada uno es más frecuente que los fondos, especialmente los de gestión alternativa, tengan índices de referencia o benchmarks que fijan un objetivo de retorno absoluto. En este caso, el gestor del patrimonio no quiere batir al mercado, sino que desea ganar dinero todos los años. En este ámbito, los benchmarks suelen definirse con la rentabilidad del EONIA/EURIBOR más cierto diferencial de puntos básicos, en función de la volatilidad que quiera asumir el fondo.

La siguiente tabla muestra algunos ejemplos de fondos de rentabilidad absoluta con sus correspondientes objetivos de referencia.

EJEMPLOS DE FONDOS DE RENTABILIDAD ABSOLUTA
FondoGestoraBenchmark
Abante Rentabilidad Absoluta FI AccAbanteEuribor +400 p.b.
ABN Amor Funds-Euro Plus FundABN AmroEonia + 125 p.b.
Invesco Bond Return Plus II FundInvescoEuribor + 200 p.b.
Fuente: Morningstar

Cuanto más conservador sea el perfil de riesgo del inversor, más interesantes son los anteriores índices de referencia, que suelen llevar asociado un estricto control de riesgo.

Requisitos de idoneidad

Como se ha podido comprobar en los ejemplos dados en el epígrafe anterior, un benchmark puede revestir una forma muy variada, en función de cuál sea la estrategia inversora seguida. No obstante, existen una serie de atributos comunes que todo benchmark ha de cumplir para considerarse una referencia idónea de comparación. En este sentido, tenemos:

  • No ha de ser ambiguo, esto es, debe quedar claro cómo se configura el benchmark, y en el caso de índices bursátiles, se ha de determinar claramente qué valores y qué pesos de los mismos lo integran.
  • Debe estar prefijado de antemano, y así evitar posibles situaciones a, que pudieran condicionar el resultado de la comparación del benchmark con una posible estrategia inversora y/o el estudio de un mercado de inversión concreto.
  • Ha de ser invertible, o lo que es lo mismo, debe ser posible replicarlo, con el fin de que el gestor de carteras pueda ajustarse o no a él, en función del tipo de gestión inversora llevada a cabo.
  • Debe ser medible, en el sentido de que pueda calcularse tanto su rentabilidad como su riesgo, para poder analizar su evolución y trayectoria, así como para obtener cualquier ratio de evaluación de su performance.
  • Ha de ser apropiado, y en definitiva, relevante y coherente en cuanto al objetivo de la inversión. Así, por ejemplo, la gestión de una cartera que invierta exclusivamente en deuda pública no se debería comparar con un índice de renta variable, sino que debería tener como benchmark un índice de renta fija pública apropiado a la naturaleza y características de los títulos en los que está invertido.
  • Debe ser un reflejo de las opiniones sobre los mercados, y no derivarse de un planteamiento individual y subjetivo, que distorsionaría la comparación correspondiente.

Recuerde que...

  • Un benchmark puede revestir una forma muy variada, en función de cuál sea la estrategia inversora seguida.
  • No ha de ser ambiguo. Debe estar prefijado de antemano.
  • Ha de ser invertible y medible.
  • Ha de ser apropiado, y en definitiva, relevante y coherente en cuanto al objetivo de la inversión.
  • Debe ser un reflejo de las opiniones sobre los mercados, y no derivarse de un planteamiento individual y subjetivo.
Subir