guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Base de cotización

Base de cotización

Seguridad Social

Concepto

La base de cotización en el Régimen General de la Seguridad Social, para todas las contingencias, está integrada por la remuneración total, cualquiera que sea su forma y denominación, que mensualmente tenga derecho a percibir el trabajador o la que realmente perciba —de ser esta superior—, en el mes al que se refiere la cotización. Se considera remuneración total la totalidad de las percepciones económicas recibidas, en dinero o en especie, ya retribuyan el trabajo efectivo o los periodos de descanso computables como de trabajo, así como los que resulten de exceso respecto de los conceptos excluidos. A ello se añadirá la parte proporcional de las pagas extraordinarias y las demás percepciones de vencimiento superior al mensual o que no tengan carácter periódico y se satisfagan en el ejercicio.

No se computarán en la base de cotización los siguientes conceptos:

  • a) Las asignaciones para gastos de locomoción del trabajador que se desplace fuera de su centro habitual de trabajo para realizar el mismo en lugar distinto, cuando utilice medios de transporte público, siempre que el importe de dichos gastos se justifique mediante factura o documento equivalente.
  • b) Las asignaciones para gastos de locomoción del trabajador que se desplace fuera de su centro habitual de trabajo para realizar el mismo en lugar distinto, no comprendidos en el apartado anterior, así como para gastos normales de manutención y estancia generados en municipio distinto del lugar del trabajo habitual del perceptor y del que constituya su residencia, en la cuantía y con el alcance previstos en la normativa estatal reguladora del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  • c) Las indemnizaciones por fallecimiento y las correspondientes a traslados, suspensiones y despidos.
  • d) Las prestaciones de la Seguridad Social, las mejoras de las prestaciones por incapacidad temporal concedidas por las empresas y las asignaciones destinadas por estas para satisfacer gastos de estudios dirigidos a la actualización, capacitación o reciclaje del personal a su servicio, cuando tales estudios vengan exigidos por el desarrollo de sus actividades o las características de los puestos de trabajo.
  • e) Las horas extraordinarias, salvo para la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social.

Los empresarios deberán comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social en cada período de liquidación el importe de todos los conceptos retributivos abonados a sus trabajadores, con independencia de su inclusión o no en la base de cotización a la Seguridad Social y aunque resulten de aplicación bases únicas.

Anualmente se establecen bases de cotización (mensuales o diarias) mínimas y máximas para las distintas contingencias y categorías profesionales de los trabajadores (grupos de cotización).

Límites de bases y topes de cotización

La cuantía por la que se ha de cotizar viene determinada por la aplicación de unos porcentajes (tipo de cotización) fijados por el Gobierno y que varían según la contingencia protegida, sobre una cantidad que viene determinada por la remuneración del trabajador (base de cotización).

Anualmente se establecen los límites a la cotización mediante la fijación de “bases máximas y mínimas” de cotización para las distintas contingencias.

El artículo 148 de la Ley General de la Seguridad Social establece:

  • 1. El tope máximo de la base de cotización, único para todas las actividades, categorías profesionales y contingencias incluidas en este Régimen, será el establecido, para cada año, en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado.
  • 2. El tope máximo de la base de cotización así establecido será aplicable igualmente en los casos de pluriempleo. A los efectos de esta Ley se entenderá por pluriempleo la situación de quien trabaje en dos o más empresas distintas, en actividades que den lugar a su inclusión en el campo de aplicación de este Régimen General.

En cuanto a las contingencias comunes, las bases máximas y mínimas se determinan en función de la categoría profesional de los trabajadores, conforme a los llamados “grupos de cotización”. En cambio, para las contingencias profesionales, el máximo y el mínimo se determinan con independencia de los grupos de cotización.

De igual modo, el artículo 19.2 de la Ley General de la Seguridad Social establece que las bases de cotización a la Seguridad Social, en cada uno de sus Regímenes, tendrán como tope mínimo las cuantías del salario mínimo interprofesional vigente en cada momento, incrementadas en un sexto, salvo disposición expresa en contrario.

La base de cotización para cada año se establece en una Orden Ministerial que fija los topes máximos y mínimos de cotización.

Las horas extraordinarias tienen un tipo de cotización adicional por parte de los trabajadores y los empresarios con arreglo a los tipos que se establezcan en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado. Conforme al artículo 149 de la Ley de la Seguridad Social, la cotización adicional por horas extraordinarias estructurales que superen el tope máximo de ochenta horas establecido en el artículo 35.2) del Estatuto de los Trabajadores se efectuará mediante la aplicación del tipo general de cotización establecido para las horas extraordinarias en la Ley de Presupuestos Generales del Estado (el párrafo 2º de este artículo fue añadido por la Ley 13/1996, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social).

Situaciones especiales

Incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo, maternidad, paternidad y riesgo durante la lactancia natural

En el caso de incapacidad temporal, riesgo a lo largo del embarazo, maternidad, paternidad y riesgo durante la lactancia natural, la obligación de cotizar permanece, aunque estas situaciones supongan una causa de suspensión de la relación laboral.

La base de cotización aplicable para las contingencias comunes será la correspondiente al mes anterior al de la fecha de la incapacidad, situación de riesgo durante el embarazo, maternidad, paternidad o riesgo durante la lactancia natural.

Desempleo

Durante la percepción de la prestación por desempleo por extinción de la relación laboral, la base de cotización a la Seguridad Social de aquellos trabajadores por los que exista obligación legal de cotizar será la base reguladora de la prestación por desempleo, determinada según lo establecido en el artículo 270 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, con respeto, en todo caso, del importe de la base mínima por contingencias comunes prevista para cada categoría profesional, teniendo dicha base la consideración de base de contingencias comunes a efectos de las prestaciones de la Seguridad Social.

Pluriempleo

Los topes se distribuyen entre las diversas empresas, en proporción a las retribuciones abonadas al trabajador en cada una de ellas. Si al trabajador le correspondieran diferentes bases mínimas de cotización por su categoría profesional, se tomará la base mínima de mayor cuantía.

Alta sin retribución

La base de cotización será igual a la base mínima correspondiente al grupo de cotización de la categoría profesional del trabajador. A efectos de cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se tendrá en cuenta el tope mínimo de cotización.

Salarios de tramitación

El empresario está obligado a cotizar por estos salarios, sin perjuicio de su derecho a reclamar del Estado el importe de las cotizaciones correspondientes a aquellos cuyo pago, con arreglo a la normativa vigente, sean por cuenta del mismo.

Bonificación o reducción de cuotas

La bonificación o la reducción de cuotas tiene como objetivo el fomento de la contratación de determinados colectivos de trabajadores, mediante la aplicación de determinados porcentajes sobre las cuotas de la Seguridad Social a pagar por parte de los sujetos obligados a ello.

Se aplicará una bonificación del 50 %, incrementada en un 10 % en cada ejercicio (enero-diciembre), de la cuota empresarial por contingencias comunes, excepto la incapacidad temporal, para los trabajadores por cuenta ajena con contratos indefinidos que tengan 60 o más años de edad y cinco o más años de antigüedad en la empresa.

Los contratos de trabajo de carácter indefinido de las mujeres trabajadoras que sean suspendidos por maternidad o por excedencia por cuidado de hijo darán derecho, cuando se produzca la reincorporación efectiva de la mujer al trabajo en los dos años siguientes a la fecha de inicio del permiso de maternidad, siempre que esta incorporación sea a partir del 1 de julio de 2006, a una bonificación mensual de la cuota empresarial a la Seguridad Social o, en su caso, por su equivalente diario por trabajador contratado de 100 € al mes (1.200 €/año) durante los cuatro años siguientes a la reincorporación efectiva. En el supuesto de que el contrato fuera de duración determinada o temporal, será la misma bonificación, si en el momento de la reincorporación el contrato se transforma en indefinido. Si es a tiempo parcial, la bonificación se aplicará en la proporción correspondiente.

Las cooperativas y las sociedades laborales tendrán derecho a dichas bonificaciones respecto de sus socias de trabajo, con vínculo de carácter indefinido, siempre que la entidad haya optado por un régimen de Seguridad Social propio de trabajadores por cuenta ajena.

Las empresas que formalicen contratos de interinidad para sustituir a trabajadoras víctimas de violencia de género que hayan suspendido su contrato de trabajo o ejercitado su derecho a la movilidad geográfica o al cambio de centro de trabajo, tendrán derecho a una bonificación del 100 % de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, durante todo el período de suspensión de la trabajadora sustituida o durante seis meses en los supuestos de movilidad geográfica o cambio de centro de trabajo.

En los contratos a tiempo parcial se computarán las retribuciones devengadas por las horas ordinarias y complementarias en el mes a que se refiere la cotización, con independencia de que hayan sido satisfechas diaria, semanal o mensualmente, adicionando a dichas retribuciones la parte proporcional que corresponda en concepto de descanso semanal y festivos, pagas extraordinarias y aquellos otros conceptos retributivos que tengan una periodicidad en su devengo superior a la mensual o que no tengan carácter periódico.

Si la base de cotización mensual, calculada según lo indicado anteriormente, fuese inferior a las bases mínimas mensuales de cotización (que son el resultado de multiplicar el número de horas realmente trabajadas por la base horaria fijada) o superior a las máximas establecidas con carácter general para los distintos grupos de categorías profesionales, se tomarán estas o aquellas, respectivamente, como bases de cotización.

Cotización en el régimen especial de los trabajadores por cuenta propia

Los trabajadores por cuenta propia o autónomos podrán cambiar dos veces al año la base de cotización, eligiendo otra, dentro de las establecidas en la norma, siempre que lo soliciten en la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social, Administración de la misma o a través del Servicio de Internet, antes del día 1 de mayo, con efectos del 1 de julio siguiente, y antes del 1 de noviembre, con efectos del 1 de enero del año siguiente.

La base de cotización en este Régimen Especial será la elegida por el trabajador entre las bases mínima y máxima que le corresponda.

Durante el año 2016 la base elegida se situará entre una base mínima de cotización de 893,10 € mensuales y una base máxima de cotización de 3.642,00 € mensuales.

Se establecen diferentes situaciones con normas propias:

  • a) Trabajadores menores de 47 años de edad y con 47 años.
  • b) Trabajadores con 48 o más años de edad.
  • c) Trabajadores con 48 o 49 años de edad.
  • d) Trabajadores que con anterioridad a los 50 años hayan cotizado cinco o más años en cualquiera de los regímenes del sistema de la Seguridad Social.
  • e) Base Mínima para determinados trabajadores Áutonomos: (mínima grupo cotización 1 del Regímen General).
  • f) Cotización aplicable en los casos de pluriactividad.
  • g) Trabajador autónomo económicamente dependiente.

Asimismo se establecen reducciones y bonificaciones a la Seguridad Social aplicables a los trabajadores por cuenta propia, de acuerdo con lo establecido en la Ley 31/2015, de 9 de septiembre, que introduce un nuevo Capítulo II en el Título V, bajo la rúbrica "Incentivos y medidas del fomento y promoción del Trabajo Autónomo", en el que se integra el artículo 30 y se incluyen los nuevos artículos 31 a 38 del Estatuto del Trabajo Autónomo.

Hay que destacar la bonificación por edad, teniendo en cuenta que a cualquier edad: la cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, de los trabajadores por cuenta propia o autónomos que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los 5 años inmediatamente anteriores, a contar desde la fecha de efectos del alta, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, se reducirá a la cuantía de 50 € mensuales durante los 6 meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, en el caso de que opten por cotizar por la base mínima que les corresponda.

A los trabajadores autónomos que se den de alta en la Seguridad Social fuera de plazo, no les será de aplicación ningún beneficio en la cotización por cuanto, no obstante haber ingresado las cuotas correspondientes a períodos anteriores a la formalización del alta, aquel se ha realizado fuera de plazo, no pudiendo considerarse que se encuentran al corriente en sus obligaciones con la Seguridad Social, requisito para acceder a los mismos.

Subir