guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Cargas familiares

Cargas familiares

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas
RRHH

En términos generales por cargas familiares se entiende el conjunto de necesidades de la familia, que incluyen desde la alimentación y educación de familiares de primer grado (ascendientes y descendientes) y cónyuges, hasta los gastos ordinarios del hogar, médicos, farmacéuticos, laborales o humanos que permitan unas condiciones de vida dignas a la familia.

La importancia de estas cargas es la que ha determinado la creación de una figura de ayuda familiar a la que se puede acoger todo trabajador que haya agotado la prestación contributiva por desempleo y tenga responsabilidades familiares (Ley 14/2009, de 11 de noviembre, por la que se regula el programa temporal de protección por desempleo e inserción). Los requisitos para optar a esta ayuda son:

  • Estar desempleado.
  • Estar inscrito como demandante de empleo, sin haber rechazado oferta de colocación adecuada ni haberse negado a participar, salvo causa justificada, en acciones de promoción, formación o reconversión profesional, en el plazo de un mes desde el agotamiento de la prestación contributiva, o del subsidio especial para trabajadores mayores de 45 años que hayan agotado una prestación contributiva por desempleo de 24 meses.
  • Suscribir el compromiso de actividad.
  • Carecer de rentas de cualquier naturaleza superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias.
  • Haber agotado la prestación por desempleo de nivel contributivo.
  • Tener responsabilidades familiares.

Asimismo y para paliar esta posible situación de desamparo, el Gobierno estableció una bonificación en las cuotas empresariales de la Seguridad Social de 1.500 € para aquellos empresarios que contratasen de forma indefinida a trabajadores desempleados con hijos a cargo. Esta medida inicialmente estuvo limitada entre las fechas comprendidas desde diciembre de 2008 al 31 de diciembre de 2010 (Real Decreto 1975/2008, de 28 de noviembre).

Por otro lado cabe señalar que las cargas familiares suelen originar un aumento del absentismo laboral por parte del trabajador que las contrae. El trabajador, bien sea por baja de maternidad, paternidad, enfermedad, defunción, visitas médicas o por una mala gestión de la conciliación entre la vida familiar y la laboral por parte de la empresa, evita acudir a su puesto para poder atender las cargas familiares a las que debe hacer frente.

Puede señalarse también que algunos convenios colectivos recogen entre sus beneficios sociales ayudas y/o subvenciones para compensar al trabajador en situaciones extraordinarias, relativas a sus cargas familiares, de manera que dicha situación le resulte menos onerosa.

Subir