guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Contrato psicológico

Contrato psicológico

El término contrato psicológico hace referencia a dos acepciones distintas. La primera estaría relacionada con el contrato psicológico laboral, la segunda, con un tipo de vinculación que tiene lugar entre el experto y la persona que recibe el servicio en el proceso de coaching..

RRHH

¿En qué consiste el contrato psicológico en el trabajo?

En lo que respecta al ámbito laboral, la expresión contrato psicológico fue utilizada por primera vez en los años 60 y es un concepto integrado por aspectos concretos de la relación entre empleado y la organización, que supone establecer una relación de reciprocidad en cuanto a:

  • Las percepciones sobre las mutuas obligaciones
  • Las expectativas de ambos sobre el desarrollo laboral
  • El grado de compromiso también mutuo

Aunque del contrato formal pueden derivarse expectativas concretas, el contrato psicológico va más allá y se genera en base a los comportamientos de la organización que se inician desde el inicio del proceso de selección de candidatos y más concretamente se derivan de las entrevistas mantenidas desde el comienzo de la relación entre la empresa y el empleado. En este sentido es fundamental controlar las promesas implícitas por parte de la organización a las personas y que después, en algunos casos, incumple aún existiendo un desempeño excelente, aspecto que incide en la desmotivación laboral y ruptura del compromiso del empleado con la organización.

¿Cuáles son las variables implicadas en el contrato psicológico?

Se recogen a continuación las variables que configuran las percepciones y expectativas y que, consecuentemente, condicionarían el compromiso de los empleados en su relación laboral:

  • Las contraprestaciones económicas (salario e incentivos) y beneficios sociales y otras remuneraciones o prestaciones proporcionadas por la empresa. El empleado evaluaría en función de su desempeño el grado de equidad interno, es decir comparativo con las remuneraciones de otras personas de la organización y también la equidad externa, es decir, la remuneración en puestos similares al suyo en el sector
  • El grado de satisfacción en lo que concierne a conciliación trabajo-familia, respeto, autonomía funcional, etc.
  • Los valores vigentes en la organización, tales como justicia, equidad y compromiso
  • El desarrollo que le permite llevar a cabo su puesto de trabajo:
    • - Desarrollo personal
    • - Implicación en la organización
    • - Oportunidades de crecer profesionalmente

¿Cuáles son las características y las repercusiones del contrato psicológico?

El contrato psicológico presenta unas características específicas, y una vez analizado su balance se obtienen unas repercusiones de gran magnitud en la organización.

  • No se trata de un concepto estático, sino evolutivo y adaptado a las distintas fases que atraviesan tanto la empresa como los trabajadores
  • Puede "renegociarse" en función de cambios ya sean organizacionales o personales
  • Es un instrumento imprescindible en la generación de "compromiso" de las personas que trabajan en una organización
  • El incumplimiento de las "expectativas creadas" incide en el deterioro de la relación recíproca
  • Un balance negativo implica, en la mayoría de los casos, elevada rotación, absentismo y disminución de la productividad. Por otro lado, un balance positivo supone una plantilla motivada, más adaptable y comprometida con los objetivos de la organización

¿Quiénes intervienen en el contrato de coaching?

En el proceso de coaching podemos identificar:

  • El cliente que es la empresa que contrata el servicio
  • El coachee, que es la persona o el equipo que trabaja en la empresa y que recibirá el servicio
  • El coach, que es el profesional que interviene como experto en el proceso. Puede ser interno, es decir, empleado en la misma empresa (por razones obvias en ocasiones existen reticencias al respecto) o bien externo. Su contratación puede ser llevada a cabo por la empresa, aunque en ocasiones puede ser elegido por el propio coachee.

Mientras que el contrato que suscribe el coach con la empresa es de carácter explícito, ya que se especifican objetivos, duración, confidencialidad, causas de rescisión, procedimientos de evaluación de resultados y coste y forma de pago, el contrato entre el coach y el coachee implica un contrato psicológico.

¿Qué es el contrato psicológico en coaching?

Una vez detectada la necesidad de iniciar un proceso de coaching en la empresa, dirigido generalmente a directivos en su modalidad individual o a equipos de trabajo en la grupal, el contrato psicológico constituye la primera fase del proceso y es especialmente relevante porque permite que se alcances acuerdos previos y que se defina:

  • qué significa el coaching
  • cuál es el papel del coach
  • cuáles son las expectativas de la persona que va a recibir el servicio (coachee)
  • qué se puede esperar del proceso de coaching
  • cuáles son los límites del proceso y las reglas del mismo

El código deontológico está perfectamente explicitado y es de obligado cumplimiento en el ejercicio de las funciones de coach. Sin embargo en el inicio del coaching es muy importante la generación de un clima que permita establecer una relación de confianza. Es el pilar fundamental de todo el trabajo posterior. En este sentido los participantes en el proceso establecen un contrato psicológico sin el cual el proceso de coaching no tendría sentido alguno. A continuación se exponen algunos de los factores más importantes:

  • Información al coachee del por qué y el para qué del coaching. Es importante porque en muchas ocasiones es la empresa la que procede a la contratación de un experto en la materia con una finalidad concreta
  • Generación de confianza y confidencialidad
  • Acuerdos de respeto mutuo
  • Concesión de autoridad al coach para desempeñar su función y permiso del coachee para llevar a cabo el proceso
  • Creación de "espacio físico" adecuado que permita diálogo e intimidad

En definitiva, el contrato psicológico en coaching podría explicarse como el establecimiento de una relación de confianza y actitud de apertura a un proceso de cambio del que el propio coachee es plenamente consciente e interviene de forma intencional.

Recuerde que…

  • El contrato psicológico se genera en base a los comportamientos de la organización que se derivan desde las entrevistas mantenidas en el comienzo de la relación entre la empresa y el empleado.
  • El contrato psicológico presenta unas características específicas, y una vez analizado su balance se obtienen unas repercusiones de gran magnitud en la organización.
  • El contrato psicológico en coaching es el establecimiento de una relación de confianza y actitud de apertura a un proceso de cambio del que el propio coachee es plenamente consciente e interviene de forma intencional.
Subir