guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Coste de almacén

Coste de almacén

Mantenimiento del inventario de los almacenes que engloba diferentes costes: adquisición, renovación, posesión, ruptura y preparación.

Gestión empresarial

Concepto

Dentro de los costes de la empresa, el mantenimiento de almacenes es uno de los costes asignados a la Dirección de Operaciones. En la medida de lo posible se deberán minimizar, sin por ello dejar de abastecer a la empresa. Dichos costes pueden agruparse en:

  • Coste de adquisición.
  • Coste de renovación.
  • Coste de posesión.
  • Coste de ruptura.
  • Coste de preparación.

Clasificación

A continuación se analizan las principales características correspondientes a cada uno de los tipos de costes de almacén.

Coste de adquisición

Los costes de adquisición, como uno de los costes iniciales de los inventarios, también son conocidos como costes de compra.

Son aquellos que proceden de la compra de los materiales a los proveedores o, en el caso de productos que se elaboren en la empresa, serán los que resulten de su fabricación.

Para el caso de elementos adquiridos a nuestros proveedores, su cálculo vendrá determinado por resultado del número de unidades por su precio unitario de compra o demanda anual de los elementos por su precio unitario.

Coste de renovación

El coste de renovación también es conocido como coste de reaprovisionamiento, de realización de pedidos, de emisión o de lanzamiento.

Será aquel en el que incurre la empresa cada vez que realiza un nuevo pedido o manda la orden de fabricación.

Por regla general, es independiente del número de unidades que conforme cada pedido, por lo que supone un coste fijo para la empresa. El coste total de renovación vendría dado por el coste unitario del pedido y el número de pedidos que se realicen al año.

Dentro de este concepto incluiríamos:

  • Coste de preparación de la documentación necesaria para solicitar el pedido.
  • Coste del soporte administrativo.
  • Coste del procesamiento del pedido.
  • Coste de recepción e inspección del pedido.
  • Coste de transporte.

Coste de posesión

La parte variable del coste del almacén vendrá determinada por el coste de posesión (coste de mantener materiales en espera de ser incorporados al proceso de producción o coste de mantener productos terminados en espera de ser vendidos). Dicho coste será mayor, por tanto, cuanto más elevado sea el número de materiales o productos almacenados en la empresa. El coste de posesión se subdivide en los siguientes costes:

  • Coste de almacenamiento: el hecho de mantener almacenadas esas unidades en la empresa, en determinadas ocasiones, le puede suponer:
    • a) Coste de alquiler, siempre y cuando las instalaciones en las que se encuentran almacenados no sean propiedad de la empresa.
    • b) Coste de mantenimiento, siempre y cuando se trate de productos que necesitan tratamientos específicos para evitar su deterioro.
    • c) Coste derivado del control del almacén, control que deberá realizarse con el fin de conocer en todo momento cuál es la situación actual del almacén.
    • d) Seguros.
    • e) Robos, pérdidas y otros acontecimientos.
  • Coste de obsolescencia: imputable, sobre todo, a productos que sufren una rápida depreciación como consecuencia de la aparición en el mercado de otros con características físicas o técnicas superiores a los almacenados.
  • Coste de capital, coste de inmovilización financiera o coste de oportunidad: costes procedentes de la inversión realizada en el almacén y que excluye la posibilidad de invertir dicho capital en otros conceptos.

Coste de ruptura

Los costes de ruptura de stocks se pueden estudiar desde dos puntos de vista: interno y externo y, en ambos casos, pueden ser originados por una mala gestión de los inventarios por parte de la dirección de operaciones de la empresa.

  • Por el lado interno: los costes vendrán derivados de la falta de materiales a incorporar al proceso productivo, ya sea por una mala planificación de los materiales necesarios en la fabricación, ya sea por un incremento imprevisto en la demanda de productos terminados que influya directamente en la necesidad de fabricar un número mayor de productos. Los dos supuestos irán unidos a la no existencia de stock de seguridad o a un stock de seguridad insuficiente.

    Desde este punto de vista interno, el coste se produce al tener que suspender el proceso de producción, lo que se traduce en costes de inactividad. Téngase en cuenta que en algunas empresas, el coste derivado de la inactividad de la maquinaria es superior al coste procedente de la utilización de las mismas.

  • Por el lado externo: el coste se produce al encontrarnos en la situación de no poder satisfacer la demanda de un producto en concreto, por parte de nuestros clientes, debido a la inexistencia del mismo en los almacenes de la empresa. Desde este punto de vista, el coste deriva de la pérdida de imagen de la empresa, de la no existencia del ingreso que supondría la venta del producto y, en ocasiones especiales, de la pérdida de clientes reales así como de una posible pérdida de clientes potenciales.

Es importante resaltar que, tanto desde el punto de vista interno como del externo, estos costes serán menores cuantos mayores sea el inventario de la empresa, si bien el coste del almacén tendrá una elevada partida desde el punto de vista del almacenamiento.

Coste de preparación

El coste de preparación es el equivalente al coste de renovación en el caso específico de que la empresa sea la que realiza los propios pedidos. Estos costes se refieren a la preparación y puesta en marcha de la maquinaria, limpieza de herramientas, etc. Por ello, este coste se encuentra íntimamente ligado al tiempo de preparación de toda la maquinaria que se vaya a utilizar.

Recuerde que...

  • Coste de adquisición: aquellos que proceden de la compra de los materiales a los proveedores o, si se elaboran en la empresa, serán los que resulten de su fabricación.
  • Coste de renovación: aquel en el que incurre la empresa cada vez que realiza un nuevo pedido o manda la orden de fabricación.
  • Coste de posesión: coste de mantener materiales en espera de ser incorporados al proceso de producción o coste de mantener productos terminados en espera de ser vendidos.
  • Coste de ruptura: los originados por una mala gestión de los inventarios por parte de la dirección de operaciones de la empresa.
  • Coste de preparación: se refieren a la preparación y puesta en marcha de la maquinaria, limpieza de herramientas, etc.
Subir