guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Cheque cruzado

Cheque cruzado

Banca y bolsa

Este tipo de cheque viene regulado en los artículos 143 y 144 de la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque. Para cruzar un cheque, la persona que lo expide, el librador, o la persona que lo tiene en su poder, el tenedor, trazan dos barras paralelas diagonales sobre el anverso del mismo, con la finalidad de identificar plenamente a la persona que cobra el cheque, pudiendo ser de dos tipos:

a) Cheque cruzado general: Aquel que no contiene entre las dos barras designación alguna o contiene la mención “banco y compañía” o una expresión equivalente. La persona que debe pagar el cheque, el librado, solo puede pagarlo a un banco o a un cliente del mismo.

b) Cheque cruzado especial: Aquel en el que entre las barras paralelas figura el nombre de un banco determinado. En este caso, el librado solo puede pagar el cheque al banco designado, o si este es el mismo librado, a un cliente suyo. No obstante, el banco designado puede encargar a otro banco el cobro del cheque cruzado especial.

El cruzado general puede transformarse en especial, al incluir una entidad bancaria concreta, pero el especial, como es lógico, no puede transformarse en general. En este sentido, cualquier tachadura realizada entre las barras paralelas, la legislación aplicable la considera como no hecha. Un banco solo puede adquirir cheques cruzados de sus clientes o de otros bancos, no pudiendo cobrarlos por cuenta de otras personas distintas. Al final, si el tenedor del cheque cruzado es cliente de la entidad librada podrá cobrarlo en efectivo, mientras que, si no lo es, deberá cobrarlo mediante ingreso en cuenta.

Subir