guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Cláusula de nación más favorecida (CNMF)

Cláusula de nación más favorecida (CNMF)

Toda nación firmante de un acuerdo del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) debe salir igualmente favorecida ante cualquier beneficio comercial. Ningún país puede llegar a un acuerdo de rebaja arancelaria o no arancelaria, sin ser extensible al resto de los países firmantes de la ronda de negociación.

Impuestos especiales
Contabilidad y finanzas

Concepto

La cláusula de nación más favorecida se instrumentó con el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), de tal forma que en el artículo 1 se afirma que “cualquier ventaja, favor, privilegio o inmunidad concedido por una parte contratante a un producto originario de otro país o destinado a él, será concedido inmediata e incondicionalmente a todo producto similar originario de los territorios de todas las demás partes contratantes, o a ellos destinado”. Esto significa que en el marco del GATT ningún país puede llegar a un acuerdo de rebaja arancelaria o no arancelaria, sin ser extensible al resto de los países firmantes de la Ronda de Negociación. Esto es lo que se ha conocido generalmente como “nación más favorecida” al intentar dar a entender que toda nación firmante de un acuerdo del GATT debe salir igualmente favorecida ante cualquier beneficio comercial.

Tanto es así que, con la creación posterior de la Organización Mundial de Comercio se mantuvo este mismo principio como base general de todo acuerdo multilateral. Si en un principio la CNMF afectaba principalmente a las mercancías, con el paso del tiempo tuvo que ser extendido a otros tipos de comercio, especialmente a los servicios y la propiedad intelectual, quedando recogido en el artículo 2 del Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (GATS) y el artículo 4 del Acuerdo General sobre Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

Con ello se inició en 1947 y continúa en la actualidad, una nueva fase de negociaciones comerciales, que enfrentan la posibilidad de llegar a un acuerdo bilateral —al amparo de la firma de un acuerdo de integración regional— o de negociar a nivel multilateral —bajo las normas del GATT/ OMC y que suponen el cumplimiento de la CNMF—.

Excepciones a la CNMF

Ahora bien, la instrumentación de la CNMF puede tener ciertas limitaciones o excepciones a la norma.

En concreto, la firma de los acuerdos de integración regional (ya sean zonas de libre comercio, uniones aduaneras, etc.) solo quedarán afectados por las rebajas arancelarias los países firmantes del acuerdo, sin tener que ser extensibles al resto de los Estados miembros de la OMC.

Asimismo, supone una excepción a la CNMF la cláusula de habilitación, por la que se puede conceder un trato preferencial a todos los países en desarrollo y países menos adelantados, de forma que sus productos tienen un acceso en algunos mercados internacionales con rebajas, totales o parciales, de los derechos de aduana y otras restricciones al comercio, que pudiesen potenciar su crecimiento económico.

Quedará también limitada la aplicación de la CNMF en aquellos casos en los que los países puedan demostrar que las rebajas arancelarias practicadas a determinados productos puedan afectar gravemente a sus economías, lo que se conoce como la cláusula de salvaguardia. En todo caso, su aplicación siempre ha de ser con carácter temporal y queda reducida a casos muy concretos.

Amenazas a la CNMF

Las principales amenazas a las que se enfrenta la cláusula de nación más favorecida se encuentran en la proliferación reciente de los acuerdos de integración regional, que ya superan las dos centenas y podrían alcanzar los 400 en los próximos años. En la actualidad, los acuerdos comerciales regionales no solo están siendo firmados por países limítrofes, con un claro carácter natural, sino que ven implicados en su firma a países tan distantes como los acuerdos entre la Unión Europea y Sudáfrica o el de Estados Unidos con Israel. Además, estos acuerdos regionales ya no se circunscriben solo a la liberalización del comercio de mercancías, sino que incorporan también el comercio de servicios, contratación pública, inversiones, etc. Esto está haciendo que los acuerdos bilaterales resten capacidad de negociación multilateral por varios motivos:

  • a) Cuanto más profundo es un acuerdo de integración regional y mayor es el número de temas que se incorporan en la negociación, mayor es el tiempo necesario para cerrar el acuerdo, mayor es el número de agentes implicados en la negociación, más tiempo se tarda en cerrar y ello resta capacidad de atención a las negociaciones multilaterales abiertas por la OMC en el seno de las Conferencias Ministeriales.
  • b) Si los países en desarrollo están implicados en estas negociaciones bilaterales, esperan obtener unos beneficios —a corto o medio plazo— mayores que los que conseguirían a nivel multilateral porque, además, en dichos acuerdos pueden llegar a incorporar cuestiones muy particulares y atractivas para ellos, como pueden ser la ayuda al desarrollo o la cooperación técnica, entre otros.
  • c) Si los acuerdos regionales de integración implican a países con distintos niveles de desarrollo, suelen dejar fuera un buen número de productos “sensibles”, que podrían llegar a bloquear negociaciones multilaterales en dichos bienes.
  • d) Podrían además suponer un crecimiento exponencial de los obstáculos técnicos al comercio y las normas de origen, más aún cuando varios países participan a la vez de diversos acuerdos regionales, cada uno de ellos con normas específicas de aplicación.

    Ahora bien, no todos los acuerdos regionales pueden suponer una amenaza a la CNMF y al proceso de negociación multilateral, porque la firma de acuerdos abiertos, naturales y estables podría suponer la base a tener en cuenta para la extensión y extrapolación de los resultados a todos los Estados miembros de la OMC.

Recuerde que...

  • La instrumentación de la Cláusula de nación más favorecida (CNMF) puede tener ciertas limitaciones o excepciones a la norma.
  • Supone una excepción a la CNMF, la cláusula de habilitación, por la que se puede conceder un trato preferencial a todos los países en desarrollo y países menos adelantados.
  • Otra excepción a la aplicación de la CNMF es la cláusula de salvaguardia, en aquellos casos en los que los países puedan demostrar que las rebajas arancelarias practicadas a determinados productos puedan afectar gravemente a sus economías.
  • En la firma de los acuerdos de integración regional, solo quedarán afectados por las rebajas arancelarias los países firmantes del acuerdo.
  • Las principales amenazas a las que se enfrenta la cláusula de nación más favorecida se encuentran en la proliferación reciente de los acuerdos de integración regional.
Subir