guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Cheque

Cheque

Documento por el que el emisor o librador realiza un mandato de pago a una entidad de crédito de una cantidad de dinero disponible en la cuenta corriente que mantiene con dicha entidad.

Banca y bolsa

Concepto

Documento por el que el emisor o librador realiza un mandato de pago a una entidad de crédito (banco, caja de ahorros o cooperativa de crédito) de una cantidad de dinero disponible en la cuenta corriente que mantiene con dicha entidad. La persona a la que se cede este documento (tenedor), puede cobrarlo en la entidad librada o ingresarlo en la cuenta que tenga abierta en otra entidad de crédito. No existe un modelo único de cheque, aunque en la práctica, los emitidos en España se ajustan a un modelo único pactado entre las entidades de crédito. Habitualmente, los cheques se entregan a los clientes impresos en talonarios y con una numeración de tipo correlativo.

Características

El cheque viene regulado por la Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque, con entrada en vigor el 1 de enero de 1986, en cuyo artículo 106 se recogen los requisitos específicos que deberá contener; en concreto, los siguientes:

  • - La denominación de cheque en el título, expresada en el idioma empleado para la redacción de dicho título (por ejemplo, una expresión válida sería: "Páguese por este cheque al portador").
  • - El mandato puro y simple de pagar un importe determinado, que puede expresarse en euros o en moneda extranjera convertible admitida a cotización oficial. Lo habitual es que el importe del cheque se refleje tanto en números como en letra, prevaleciendo, en caso de discrepancia, la cantidad consignada en letra. En el cheque cuyo importe esté escrito varias veces por una suma diferente, ya sea en letra o en números, será válida la cantidad menor.
  • - El nombre del que debe pagarlo (librado), que necesariamente habrá de ser un banco, una caja de ahorros o una cooperativa de crédito.
  • - El lugar de pago que, si no está especificado, se considerará el lugar designado junto al nombre del librado. En el supuesto de que estén designados varios lugares, el cheque se pagará en el primer lugar mencionado. A falta de las indicaciones anteriores u otra cualquiera, el cheque deberá pagarse en el lugar en el que ha sido emitido, y si en este el librado no tiene ningún establecimiento, entonces se pagará en el lugar donde tenga su establecimiento principal.
  • - La fecha y el lugar de su emisión. En este sentido, a falta de lugar de emisión, se considerará emitido en el lugar que aparezca al lado del librador.
  • - La firma del que expide el cheque (librador).

Tipología

En función del modo de pago

El cheque puede ser librado para que se pague, según el artículo 111 de la Ley Cambiaria:

  • - A una persona determinada, con o sin cláusula "a la orden".
  • - A una persona determinada con la cláusula "no a la orden", u otra equivalente.
  • - Al portador, el cual puede ser cobrado por la persona que lo tenga en su poder.

El cheque emitido a favor de una persona determinada, con la mención al portador o equivalente, vale como cheque al portador. De igual modo, el cheque que, en el momento de su presentación al cobro, carece de la indicación del tenedor, vale como cheque al portador.

En función del modo de emisión

El cheque puede ser emitido, según el artículo 112 de la Ley Cambiaria:

  • - A favor o a la orden del mismo librador. Es la forma utilizada, por ejemplo, cuando el librador desea retirar efectivo de su propia cuenta.
  • - Por cuenta de un tercero. Sería la fórmula prevista para la emisión del cheque por parte de una persona autorizada por el librador, aunque en la práctica rara vez se utilice.
  • - Contra el propio librador, siembre que el cheque se emita entre distintos establecimientos del mismo. Este es el caso del cheque bancario que emite una entidad de crédito contra sí misma o contra otra entidad de crédito, de tal modo que, tanto librado como librador son una entidad de crédito.

Transmisión

A pesar de que no es habitual que el cheque se transmita, puesto que estamos ante un documento de pago y no de crédito como, por ejemplo, una letra de cambio, la Ley Cambiaria prevé su transmisión si el tenedor así lo desea, distinguiéndose los tres casos siguientes:

  • - Si el cheque se ha emitido al portador, se transmite mediante su simple entrega.
  • - Si el cheque se ha extendido a favor de una persona determinada, con o sin cláusula "a la orden", se transmite mediante endoso; es decir, mediante una declaración que exprese la voluntad de realizar la transmisión escrita en el propio documento y firmada por la persona que lo transmite. Esta declaración debe ir acompañada de la entrega del propio cheque para que se hable de endoso.
  • - Si el cheque se ha extendido a favor de una persona determinada con la cláusula "no a la orden" u otra equivalente, se transmite mediante una cesión ordinaria de crédito, no permitiéndose su endoso.

Pago

Por lo general, el cheque es pagadero a la vista, es decir, en el momento de su presentación ante el banco librado. En este sentido, y a pesar de que el cheque pudiera presentarse en cualquier momento para su cobro, la Ley Cambiaria, en su artículo 135, establece los plazos siguientes para poder conservar el carácter ejecutivo del documento y las acciones cambiarias correspondientes en caso de impago:

  • - El cheque emitido y pagadero en España deberá ser presentado a su pago en un plazo de quince días.
  • - El cheque emitido en el extranjero y pagadero en España deberá presentarse en un plazo de veinte días, si ha sido emitido dentro de Europa, y de sesenta días, si ha sido emitido en el resto del mundo.

En caso de impago, el tenedor del cheque puede ejercitar "acción de regreso" contra cualquier persona que haya firmado el documento (endosantes, librador, avalistas), cuando presentando el cheque en los plazos hábiles que acabamos de relacionar, este no sea pagado, y siempre que la falta de pago se acredite por alguno de los medios siguientes:

  • - Por un protesto notarial.
  • - Por una declaración del librado, fechada y escrita en el propio documento, con indicación del día de la presentación.
  • - Por una declaración fechada de una Cámara o sistema de Compensación, en la que conste que el cheque ha sido presentado en tiempo hábil y no ha sido pagado.

La necesidad de presentar el cheque en el plazo regulado y realizar el protesto o la declaración equivalente, solo es necesaria para que el tenedor mantenga sus derechos contra los otros obligados que no sean el librador, ya que el artículo 146 de la Ley Cambiaria, especifica que sus derechos contra este los conserva aunque no cumpla las formalidades de plazo y protesto.

Según el artículo 149 de la Ley Cambiaria, el tenedor del cheque impagado puede reclamar al obligado contra el que ejercita su acción:

  • - El importe del cheque no pagado.
  • - Los intereses devengados desde el día de la presentación del cheque (calculados en base al tipo de interés legal del dinero más dos puntos).
  • - Los gastos, incluidos los de protesto y las comunicaciones.
  • - Cuando se ejercite la acción contra el librador que hubiese emitido el cheque sin tener provisión de fondos en la correspondiente cuenta del banco, además de la cantidad indicada en el propio documento, el tenedor puede reclamar un 10 % del importe no cubierto del cheque y la indemnización de los daños y perjuicios.

Con respecto al aval, señalar que el pago del cheque, según el artículo 131 de la Ley Cambiaria, puede garantizarse mediante aval, ya sea por la totalidad del importe o por una parte del mismo. El avalista, que puede ser cualquier persona excepto la entidad de crédito librada, responderá de igual manera que el avalado. El aval se expresará mediante la palabra "por aval" o equivalente, e irá firmado por el avalista. En este sentido, la simple firma de una persona reflejada en el anverso del cheque servirá como aval, siempre que no se trate de la firma del librador.

Recuerde que...

  • En función del modo de pago, el cheque puede ser librado para que se pague a una persona determinada (con o sin cláusula "a la orden"), a una persona determinada (con la cláusula "no a la orden") y al portador.
  • En función del modo de emisión, el cheque puede ser emitido a favor o a la orden del mismo librador, por cuenta de un tercero y contra el propio librador.
  • La Ley Cambiaria permite que el cheque se transmita: al portador (mediante su simple entrega); mediante endoso (a favor de una persona determinada -con o sin cláusula "a la orden"- expresando la voluntad de realizar la transmisión escrita en el propio documento y firmada por la persona que lo transmite); y mediante una cesión ordinaria de crédito, no permitiéndose su endoso (si se ha extendido a favor de una persona determinada con la cláusula "no a la orden" u otra equivalente).
Subir