guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Balanza por cuenta corriente

Balanza por cuenta corriente

La balanza por cuenta corriente recoge todas las transacciones entre residentes y no residentes que se producen como consecuencia del intercambio de bienes y servicios, del cobro o pago de rentas de inversión o por transferencias.

Contabilidad y finanzas

Concepto

La balanza por cuenta corriente recoge todas las transacciones entre residentes y no residentes que se producen como consecuencia del intercambio de bienes y servicios, del cobro o pago de rentas de inversión o por transferencias.

La balanza por cuenta corriente se subdivide en cuatro balanzas básicas: bienes, servicios, rentas y transferencias.

Descripción

Con el fin de no incurrir en errores es importante saber que en el pasado, a la hora de presentar los datos de balanza de pagos de los distintos países y en la mayor parte de los libros de macroeconomía, todavía en la actualidad, cuando se hace referencia a la balanza por cuenta corriente, esta incluye las transferencias de capital que en la actualidad se suelen presentar en una cuenta independiente.

Considerada la balanza por cuenta corriente como la suma el conjunto de transacciones de intercambio de bienes y servicios, rentas y transferencias (tanto corrientes como de capital), su saldo determina la capacidad o necesidad de financiación de un país. Sin embargo, siguiendo la metodología recomendada en la actualidad por el FMI y seguida por la mayor parte de los países, la capacidad o necesidad de financiación vendrá determinada por la agregación de los saldos de la balanza por cuenta corriente y de la cuenta de capital.

La balanza por cuenta corriente es una variable económica de difícil interpretación, sobre todo si la comparamos con otras variables como la producción, el desempleo o la inflación, en las que es posible establecer de forma prácticamente intuitiva sus implicaciones en términos de bienestar y evaluar si el nivel que registran es positivo o negativo para la economía nacional. Por el contrario, un desequilibrio por cuenta corriente no es en sí ni bueno ni malo, de modo que en ocasiones puede ser interpretado como beneficioso para el país en cuestión, mientras que en otras ocasiones se considerará perjudicial, dependiendo de las circunstancias económicas concretas del país.

Las dificultades de interpretación del saldo en la cuenta corriente se derivan de su propia naturaleza, en el sentido de que la cuenta corriente es la manifestación de la interacción de múltiples factores estructurales y cíclicos: tasas de ahorro e inversión nacionales, crecimiento económico, flujos de capital, tipos de interés y tipos de cambio, entre otros. Y dependiendo de las variables en las que nos centremos, la perspectiva desde la que se aborda el análisis de los desequilibrios en cuenta corriente va a ser distinta. Así, un déficit por cuenta corriente puede ser considerado como:

  • a) Que existe un problema de competitividad de la economía nacional, que se traduce en un volumen de importaciones de bienes y servicios muy superior al de exportaciones.
  • b) Que el país "está viviendo por encima de sus posibilidades", en la medida en que el consumo y la inversión exceden el ahorro nacional.
  • c) Que el país es un "oasis de prosperidad", que atrae inversión del resto del mundo.

Expresiones de la cuenta corriente

Al significado macroeconómico de la cuenta corriente podemos aproximarnos desde diferentes perspectivas, cada una de las cuales enfatiza la relación existente entre la cuenta corriente con agregados macroeconómicos alternativos:

  • 1. La cuenta corriente como diferencia entre ahorro e inversión nacional.
  • 2. La cuenta corriente como la variación de activos externos netos.
  • 3. La cuenta corriente como diferencia entre exportaciones e importaciones.

Estas tres expresiones de la cuenta corriente no son sino diferentes perspectivas de una misma realidad y no resultan inconexas entre sí, sino que, por el contrario, están relacionadas mediante identidades, de ahí que no sea plausible establecer juicios divergentes, ya que las tres son consistentes entre sí y se refuerzan mutuamente.

Siendo conscientes de esas tres perspectivas podemos interpretar los desequilibrios en cuenta corriente de la forma siguiente:

  • a) Un superávit por cuenta corriente conlleva:
    • - El país tiene un nivel de ahorro nacional superior a la inversión nacional o, lo que es lo mismo, tiene capacidad de financiación.
    • - El país va a exportar capital (saldo deficitario en la cuenta financiera) y, en consecuencia, se producirá un incremento en los activos netos frente al exterior.
    • - Las exportaciones de bienes y servicios son mayores que las importaciones de bienes y servicios.
  • b) Un déficit por cuenta corriente conlleva:
    • - El país tiene un nivel de ahorro nacional inferior a la inversión nacional o, lo que es lo mismo, tiene necesidad de financiación.
    • - El país va a importar capital (saldo superavitario en la cuenta financiera) y, en consecuencia se producirá una reducción en los activos netos frente al exterior.
    • - Las exportaciones de bienes y servicios son inferiores a las importaciones de bienes y servicios.

Recuerde que...

  • La balanza por cuenta corriente se subdivide en cuatro balanzas básicas: bienes, servicios, rentas y transferencias.
  • Todavía en la actualidad, cuando se hace referencia a la balanza por cuenta corriente, esta incluye las transferencias de capital, que ahora se suelen presentar en una cuenta independiente.

  • Un desequilibrio por cuenta corriente no es en sí ni bueno ni malo; dependiendo de las circunstancias económicas concretas del país, en ocasiones puede ser interpretado como beneficioso mientras que en otras ocasiones se considerará perjudicial.
  • La cuenta corriente es la manifestación de la interacción de múltiples factores estructurales y cíclicos: tasas de ahorro e inversión nacionales, crecimiento económico, flujos de capital, tipos de interés y tipos de cambio, entre otros.
Subir