guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Banca comercial

Banca comercial

Banca y bolsa

Históricamente se ha empleado el término comercial para diferenciar a un tipo de banca dedicada a financiar a particulares y empresas, sin participar en el capital de estas últimas. Con esta denominación se la distingue principalmente de la conocida como banca industrial, que además de financiar a las empresas, se caracteriza por participar en su accionariado.

La banca comercial basa su actividad en la captación de fondos del público exigibles a la vista y a corto plazo, con el objeto de conceder créditos y préstamos, en su mayoría también con una perspectiva de corto plazo. Con esta labor posibilita que, por un lado, se estimule el ahorro en el conjunto de la economía y que, por otro, se incentive la inversión de los empresarios que pueden acceder a los recursos que financien sus proyectos. La diferencia entre los ingresos que logra por ceder los fondos y los costes que han de afrontar por captarlos es la base de su resultado, debiendo tener un sentido positivo. Es lo que se conoce como margen de intermediación o financiero, primer escalón de la cuenta de resultados de cualquier entidad bancaria, que en un banco comercial adquiere aún mayor relevancia. La banca comercial también suele realizar otros tipos de operaciones como las relacionadas con las tarjetas de crédito y débito, las transferencias, los avales o la intermediación bursátil.

Subir