guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Caja de ahorros

Caja de Ahorros

Entidad de crédito, con forma jurídica de fundación privada, que realiza operaciones de depósito y préstamo de forma similar a los Bancos, actuando con criterios de competencia. Además de su función financiera realizan una labor benéfico-social reinvirtiendo una parte importante de su beneficio a través de su "Obra Social" mediante la concesión de becas, recuperación del patrimonio histórico-artístico, patrocinio de exposiciones de arte, etc..

Banca y bolsa

Concepto

Las Cajas de Ahorros (o de Ahorro, en singular) fueron durante muchos años y, hasta el año 2010, entidades con actividad bancaria particularmente destacadas en el panorama financiero español. Hasta esa fecha, se contabilizaban 44 Cajas de Ahorros en España, de las cuales solo dos (las Cajas de Ahorros de Ontinyent y de Pollensa) han mantenido su configuración original y su estatuto tradicional. Todas las demás acometieron fuertes procesos de reestructuración o de integración como consecuencia de la precaria situación en que quedaron a raíz de la crisis económica-financiera iniciada en 2008, en general, debido a los riesgos asumidos con su alta exposición al sector inmobiliario. La práctica totalidad del sector se reconfiguró al ser absorbido por Bancos o, principalmente, al transformarse en Sistemas Institucionales de Protección y Fundaciones bancarias.

En su planteamiento clásico y conceptual, una Caja de Ahorros es una entidad de crédito con forma jurídica de fundación privada, que realiza operaciones de depósito y préstamo de forma similar a los Bancos, actuando con criterios de competencia. No obstante, una parte importante de su beneficio se reinvierte en la sociedad a través de su "Obra Social", la cual incluye aspectos tales como la concesión de becas, la recuperación del patrimonio histórico-artístico o el patrocinio de exposiciones de arte; por lo que, además de su función financiera, realizan una labor benéfico-social.

Las Cajas de Ahorros se especializaron desde su creación en canalizar el ahorro popular y en financiar a familias y pequeñas y medianas empresas, teniendo una amplia red de oficinas a nivel local. Las Cajas de Ahorros son propiedad de Fundaciones, Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales o Comunidades Autónomas, pues todos estos componentes institucionales componen o componían los miembros de su Asamblea General.

El sector de las Cajas de Ahorros ha sido, sin duda alguna, el que ha protagonizado el proceso de reestructuración de la banca española a raíz de la crisis financiera, concretamente, desde la primavera del año 2010. Ello ha sido consecuencia de los mayores desequilibrios, derivados de la expansión crediticia, que registraron en el período previo a la crisis. Destacaba así el exceso de capacidad instalada en el sector y la elevada exposición al sector inmobiliario y constructor, con la consecuente elevación de la tasa de morosidad y la dificultad de acceso a la financiación de los mercados mayoristas.

La recomposición del mapa de las Cajas de Ahorros ha sido prácticamente completa, optando por fusiones o por la formación de Sistemas Institucionales de Protección (SIP), además de suponer la cesión de su actividad bancaria a nuevos Bancos creados por las Cajas involucradas. Algunos de estos Bancos salieron a cotización en Bolsa al comienzo del verano de 2011. Especialmente relevante fue la nacionalización parcial del mayor grupo de Cajas de Ahorros españolas en mayo de 2012, conocido como Bankia. Durante los años siguientes el antiguo mapa de las Cajas de Ahorros ha cambiado radicalmente, pasando a ser una modalidad de Bancos, perdiendo, en muchos casos, la identidad territorial originaria y dando lugar a nuevas marcas comerciales de cuño bancario.

En cualquier caso, en otros países, principalmente en Alemania, las Cajas de Ahorros han sido o siguen siendo especialmente relevantes en la intermediación financiera; si bien, todas ellas, al igual que los Bancos, sufrieron el impacto de la crisis y la fuerte presión reguladora y supervisora que caracteriza al sector bancario, además de haberse acentuado la competencia, entrando nuevos actores como las empresas fintech o los servicios financieros prestados por empresas tecnológicas. En Francia, las Cajas de Ahorros se transformaron en Cooperativas de Crédito en 1999.

Historia

El antecedente de las Cajas de Ahorros lo encontramos en los denominados Montes de Piedad que se extendieron por Europa, sobre todo por Italia, a finales del siglo XVII. Estas instituciones, apoyadas en fundamentos religiosos, otorgaban préstamos a las clases sociales con menos recursos económicos, tratando de luchar contra la usura (tasas de interés muy elevadas) de la época. El primer Monte de Piedad español se crea en 1702, bajo los auspicios del padre Piquer, capellán del madrileño convento de las Descalzas Reales.

En 1835 aparece la norma que crea las Cajas en España, en concreto, la Real Orden de 3 de abril de 1835, firmada por el ministro de Interior, Diego Medrano, por la que se instaba a los gobernadores civiles a crear Cajas de Ahorros en sus respectiva provincias, con el objetivo principal de motivar y movilizar el ahorro de las clases trabajadoras. Aunque la primera Caja de Ahorros española fue la fundada en 1834 por el Conde de Villacreces, en la ciudad andaluza de Jerez de la Frontera, lo cierto es que la primera en actuar conforme a la legislación establecida por la Real Orden de 1835, fue la Caja de Madrid, fundada en 1838.

Tras distintas vicisitudes históricas relacionadas con reformas legislativas que alteraban en uno u otro sentido el grado de intervencionismo público en su gestión y gobierno, en el año 1977, con el Real Decreto 2290/1977, se produce el hito fundamental de la equiparación operativa de las Cajas a los Bancos. Desde entonces hasta ahora, se puede observar una tendencia general a liberalizar la actividad de las Cajas de Ahorros y concederles una mayor autonomía de gestión.

Como consecuencia de la crisis financiera, las Cajas de Ahorros han llevado a cabo la mayor consolidación bancaria realizada en España que, hasta 2014, se había concretado en tres fusiones puras y tres por absorción, tres integraciones mediante la modalidad de SIP (uno de los cuales -Bankia- ha sido nacionalizado), dos entidades sin proceso y una Caja intervenida en agosto de 2011, la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), integrada finalmente con el Banco Sabadell. A lo anterior deben añadirse los procesos acaecidos con anterioridad (entre los que se encuentran la constitución de Banca Cívica, Liberbank y Caja3 mediante SIP o las fusiones de la Caixa y Caixa Girona, o la de Unicaja con Caja Jaén, entre otras), y las dos Cajas rescatadas por el Banco de España en 2009 y 2010, respectivamente: Caja Castilla-La Mancha (CCM) y CajaSur, posteriormente absorbidas por otras entidades. Asimismo, es importante resaltar que dos de ellas han sido adquiridas por Bancos (véase cuadro), y que casi todas, a excepción de Caixa Ontinyent y Caixa Pollença (que no han participado en el proceso), han optado por la constitución de Bancos para el desarrollo de su actividad financiera.

En total, el número de Cajas de Ahorros se redujo de las 45 entidades existentes en diciembre de 2009 a 13 Cajas o grupos de entidades en 2013.

También las Cajas de Ahorros se involucraron de diversa forma en procesos de concentración con Bancos o en la creación de Bancos a partir de Cajas de Ahorros. Así, destacan los siguientes procesos:

  • - Bankpyme, adquirido por CaixaBank en septiembre de 2011.
  • - El Banco Sabadell adquiere la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a finales de 2011.
  • - Banco de Valencia (del Grupo Caja de Ahorros del Mediterráneo CAM), previamente intervenido por el FROB (Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria) es vendido en 2012 a Caixabank.
  • - Creación de diversos Bancos procedentes de Cajas de Ahorros, como Bankia en 2010, desde el SIP de Cajamadrid, Bancaja, Insular de Canarias, Laietana, Ávila, Segovia y La Rioja; Banco Mare Nostrum (BMN), Caixabank en 2012 y otros.
  • - BBVA adquiere en 2011 el grupo UNIM (anteriores Cajas de Ahorros de Sabadell, de Tarrasa y de Manlleu) que previamente había sido intervenida por el FROB.
  • - En julio de 2014 también BBVA adquiere al FROB CatalunyaCaixa.
CONCENTRACIÓN DE LAS CAJAS DE AHORROS EN EL PERIODO DE SU GRAN CRISIS SECTORIAL (2010-2012)
RANKING (ATM)*DENOMINACIÓN ASIGNADAENTIDADES INVOLUCRADASTIPO DE PROCESO CONCENTRACIÓN

ACTIVO TOTAL

(mil. €)*

1CAIXABANK

• CaixaBank (La Caixa + Caixa Girona)

• Grupo Banca Cívica (Navarra + Burgos + General de Canarias + Guadalajara + Cajasol)

• Banco de Valencia

FUSIÓN POR ABSORCIÓN (2012)

Previa fusión por absorción de La Caixa y Caixa Girona -2010-, y la constitución del SIP de Banca Cívica -2010-

361.295
2BANKIA

• Cajamadrid

• Bancaja

• Insular Canarias

• Laietana

• Ávila

• Segovia

• Rioja

SIP (2010)

NACIONALIZADA (mayo 2012)

344.508
3UNICAJA BANCO

• Unicaja (Unicaja + Caja Jaén)

• CEISS (Caja España + Caja Duero)

EN PROCESO DE FUSIÓN-ABSORCIÓN (2012)

Previa fusión de Unicaja y Caja Jaén -2011-, y Caja España y Caja Duero (en proceso de nacionalización 2012)-

80.381
4KUTXABANK

• BBK

• Kutxa

• Caja Vital

SIP (2011)

Previa cesión de la totalidad de activos y pasivos de Cajasur a BKK enero de 2011

79.086
5NOVA GALICIA

• Caixa Galicia

• Caixanova

FUSIÓN (2010)

NACIONALIZADA (2012) en proceso de venta antes de 2017

78.077
6CATALUNYA CAIXA

• Caixa Catalunya

• Tarragona

• Manresa

FUSIÓN (2010)

NACIONALIZADA(2012)- y pendiente de subasta

76.649
7GRUPO BANCO MARE NOSTRUM (BMN)

• Caja Murcia

• Penedés

• Sa Nostra

• Granada

SIP (2010)

NACIONALIZACIÓN parcial del 65% (dic. 2012)

71.723
8

BANCO CAM

(EN BANCO SABADELL)

• CAM

INTERVENIDO

e integrado en Banco Sabadell, con Caixa Penedés y B. Guipuzcoano

70.666
9IBERCAJA BANCO

• Ibercaja

• Grupo Caja3 (CAI + Círculo Burgos + Badajoz)

EN PROCESO DE FUSIÓN POR ABSORCIÓN(2012/13)

Previa constitución del SIP de Caja3 (déficit de capital en 2012)

65.547
10LIBERBANK

• Cajastur (Liberbank)

• Cantabria

• Extremadura

• Caja Castilla-La Mancha CCM (intervenida 2009)

SIP (2011)

Déficit de Capital.

Salida a Bolsa en 2013 mediante “listing”(1)

53.000
11UNNIM BANC (EN BANCO BBVA)

• Caixa Sabadell

• Terrassa

• Manlleu

FUSIÓN (2009)

Intervenido e Integrado en BBVA (2012)

28.550
12CAIXA ONTINYENTCaixa OntinyentSin proceso980

Como puede verse en el cuadro, una de las fórmulas más utilizadas en la reordenación bancaria fue la de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP), en la que los integrantes mantienen su identidad propia y su capacidad operativa en el plano comercial, así como su independencia económica, pero poniendo en común, en diverso grado, su solvencia y resultados de la actividad (Palomo et al., 2011). La utilización de dicha modalidad de concentración permitió la realización de integraciones interregionales, que en el pasado hallaban dificultades por la politización de las Cajas de Ahorros.

La excepcionalidad y dimensión de este proceso -el mayor y más intenso en la historia bicentenaria de estas entidades- centró el interés en analizar si los agrupamientos culminados o proyectados han seguido criterios de homogeneidad en su modelo de negocio, tal y como recomendaba el Banco de España para la constitución de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP), dado que, el supervisor consideraba imprescindible que los nuevos grupos de entidades surgidos tras el reordenamiento del sector siguieran siendo eficientes y ganasen en competitividad para continuar desempeñando la importante función financiera y social que les correspondió durante décadas.

En este sentido, diversos estudios (Palomo et al., 2011; Gutiérrez, 2011) demostraron la hipótesis de que los procesos de integración acaecidos en el sector de las Cajas de Ahorros no respondieron a cuestiones de homogeneidad en el modelo de negocio de las entidades constituyentes, como habría sido deseable y recomendado por la normativa y el supervisor, sino que habían sido otros los criterios que guiaron la reestructuración del sector (cuestiones personales, políticas, administrativas, valoraciones del mercado y de analistas, e incluso, la propia orientación del supervisor).

Órganos de gobierno

El artículo 1 de la Ley 31/1985, de 2 de agosto, de regulación de las normas básicas sobre Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro señala que los órganos de administración, gestión, representación y control de estas entidades de crédito son la Asamblea General, el Consejo de Administración y la Comisión de Control.

Asamblea General

El gobierno de la Caja de Ahorros encuentra su base en la Asamblea General, cuyos miembros componentes reciben el nombre de consejeros generales, los cuales ejercen la representación de los intereses colectivos de la misma, y son designados por los grupos siguientes:

  • - Por las corporaciones municipales en cuyo término tenga abierta oficina la Caja correspondiente.
  • - Por los impostores de la Caja.
  • - Por las personas o entidades fundadoras de la Caja.
  • - Por los propios empleados de la misma.

El número de miembros de la Aasamblea General es fijado por los estatutos de la Caja, en función de su dimensión económica, debiendo comprenderse entre un mínimo de 60 y un máximo de 160. La legislación prevé que la Asamblea pueda reunirse de forma ordinaria (dos veces al año, dentro de cada semestre natural), o extraordinaria (tantas veces como sea necesario, pero solo para tratar el tema para el que se haya convocado). La Asamblea General es el órgano de supervisión y elección de la Administración de la Caja, teniendo entre otras las siguientes funciones:

  • - Nombramiento de los vocales del Consejo de Administración y de los miembros de la Comisión de Control.
  • - Aprobación y modificación de los estatutos y reglamento de la Caja.
  • - Disolución y liquidación de la Caja o su fusión con otras.
  • - Definición del plan de actuación de la entidad, para que sirva de base a la labor del Consejo de Administración y de la Comisión de Control.
  • - Aprobación de la gestión del Consejo de Administración, memoria, balance anual y cuenta de resultados, así como de la aplicación de estos a los fines propios de la Caja.
  • - Creación y disolución de obras benéfico-sociales, así como la aprobación de sus presupuestos anuales y de la gestión y liquidación de los mismos.

Consejo de Administración

Tiene encomendada la administración y gestión financiera de la Caja de Ahorros, y de la Obra benéfico-social que la caracteriza. El número de vocales que forman parte del mismo está comprendido entre trece y diecisiete, debiendo existir representantes de las corporaciones municipales, de los impositores, de las personas o entidades fundadoras, así como del personal de la Caja. Este Consejo es el representante de la entidad para todos los asuntos relativos al giro y tráfico de la misma, así como para todos que se relacionan con litigios en los que se pueda ver envuelta la Caja, pudiendo reunirse las veces que sea necesario para la buena marcha de la entidad. Nombra de entre sus miembros a su presidente, que a su vez, lo es de la Asamblea General y de la Caja. El Consejo puede delegar sus funciones en una Comisión ejecutiva y en el director general, que es designado por el propio Consejo, con excepción de las relativas a la elevación de propuestas a la Asamblea General o cuando se trate de facultades especialmente delegadas en él, salvo que esté autorizado a delegarlas.

El Consejo de Administración de la Caja de Ahorros debe constituir en su seno las dos Comisiones siguientes:

  • - Una “comisión de retribuciones”, que tiene la función de informar sobre la política general de retribuciones e incentivos para los cargos del Consejo y personal directivo, debiendo estar formada por un máximo de tres personas, designadas de entre los vocales del Consejo de Administración. Su régimen de funcionamiento será establecido por los estatutos de la Caja y su propio reglamento interno.
  • - Una “comisión de inversiones”, que tiene la función de informar al Consejo sobre las inversiones y desinversiones de carácter estratégico y estable que efectúe la Caja, ya sea directamente o a través de entidades de su grupo (dotadas, adscritas o participadas), así como sobre la viabilidad financiera de las citadas inversiones y su adecuación a los presupuestos y planes estratégicos de la Caja. También estará formada por un máximo de tres de los miembros del Consejo, que serán designados atendiendo a su capacidad técnica y experiencia profesional. Esta Comisión habrá de remitir al Consejo, anualmente, un informe en el que, al menos, deberá incluirse un resumen de las inversiones comentadas, con relación y sentido de los informes emitidos. Dicho informe anual se incorporará al informe de gobierno corporativo de la Caja de Ahorros. En todo caso, se entiende como estratégica la adquisición o venta de cualquier participación significativa de cualquier sociedad cotizada o la participación en proyectos empresariales con presencia en la gestión o en sus órganos de gobierno. Al igual que en el caso anterior, el régimen de funcionamiento de la comisión de inversiones será establecido por los estatutos de la Caja y su propio reglamento interno.

Comisión de Control

Tiene por objeto, como su propio nombre indica, ejercer una labor de control en el seno de la entidad, cuidando de que la gestión del Consejo de Administración se cumpla con la máxima eficacia y precisión, dentro de las líneas generales de actuación que son señaladas por la Asamblea General de la Caja y de las directrices emanadas de la normativa financiera. Sus miembros son elegidos por la Asamblea entre los consejeros generales que forman parte de la misma y que no ostentan la condición de vocales del Consejo de Administración. La Comisión de Control tiene atribuidas las siguientes funciones:

  • - Análisis de la gestión económica y financiera de la entidad, debiendo informar, con carácter semestral, al Banco de España, a la Comunidad Autónoma correspondiente y a la Asamblea General sobre la misma.
  • - Estudio de la censura de cuentas que resuma la gestión del ejercicio y la consiguiente elevación a la Asamblea General del informe que refleje el examen realizado.
  • - Informe a la Asamblea General sobre los presupuestos y dotación de la Obra benéfico-social, así como vigilancia del cumplimiento de las inversiones y gastos previstos.
  • - Informe al Ministerio de Economía y Hacienda y a la Comunidad Autónoma en los casos de nombramiento y cese del director general de la Caja.
  • - Proposición de la suspensión de la eficacia de los acuerdos del Consejo de Administración de la caja cuando entienda que vulneran las disposiciones vigentes o afectan injusta y gravemente a la situación patrimonial, a los resultados, o al crédito de la Caja de Ahorros o de sus impositores o clientes.
  • - Informes sobre cuestiones o situaciones concretas solicitados por la Asamblea General, el Ministerio de Economía y Hacienda o la Comunidad Autónoma correspondiente.
  • - Vigilancia del proceso de elección y designación de los distintos miembros de los órganos de gobierno de la Caja.

Marco jurídico de las Cajas de Ahorros tras el proceso de reestructuración

A raíz de la extraordinaria reorganización del sector con la crisis financiera y al objeto de mitigar riesgos en el futuro y adaptar el estatuto de estas organizaciones a los nuevos requisitos de solvencia y de control, desde 2013 se han promulgado diversas normas, entre las que destaca la Ley 26/2013, de 27 de diciembre, de cajas de ahorros y fundaciones bancarias. Los aspectos esenciales se pueden resumir del siguiente modo:

  • - El ámbito de actuación de las Cajas de Ahorros no podrá exceder el de una Comunidad Autónoma o de diez provincias limítrofes.
  • - Vinculación explícita de la actividad financiera de las Cajas con los clientes minoristas y las pequeñas y medianas empresas. Las Cajas no podrán dedicarse a otras actividades financieras compleja
  • - Las Cajas de Ahorros no podrán tener un activo superior a los 10.000 millones de euros o una cuota de depósitos por encima del 35% de los de la Comunidad Autónoma en la que operen.
  • - Órganos de gobierno: Asamblea General, Comisión de Control y Consejo de Administración.
  • - Representatividad a los impositores de entre el 50% y el 60% de los consejeros generales. Las Administraciones Públicas en ningún caso podrán designar más del 25% de los consejeros generales.
  • - La mitad de los miembros del Consejo de Administración y de la Comisión de Control sean vocales independientes.
  • - Se crean las Fundaciones bancarias, es decir, las que tienen una participación superior al 10% en una entidad de crédito.
  • - Las Cajas que desarrollen sus actuaciones en régimen de ejercicio indirecto, así como las Cajas que tengan un volumen superior a los límites previstos en la norma (es decir, cuando mantenga una participación en una entidad de crédito que alcance, de forma directa o indirecta, al menos, un 10% del capital o de los derechos de voto de la entidad, o que le permita nombrar o destituir algún miembro de su órgano de administración), se tienen que transformar en Fundaciones bancarias.

Recuerde que...

  • El antecedente de las Cajas de Ahorros son los denominados Montes de Piedad que se extendieron por Europa, sobre todo por Italia, a finales del siglo XVII. Estas instituciones, apoyadas en fundamentos religiosos, otorgaban préstamos a las clases sociales con menos recursos económicos, tratando de luchar contra la usura (tasas de interés muy elevadas) de la época. El primer Monte de Piedad español se crea en 1702.
  • La primera Caja de Ahorros española fue fundada en 1834 en Jerez de la Frontera, siendo la Real Orden de 3 de abril de 1835 la norma que crea las Cajas en España, por la que se instaba a los gobernadores civiles a crear Cajas de Ahorros en sus respectiva provincias, con el objetivo principal de motivar y movilizar el ahorro de las clases trabajadoras.
  • El sector de las Cajas de Ahorros ha sido el que ha protagonizado el proceso de reestructuración de la banca española a raíz de la crisis financiera debido a la elevada exposición al sector inmobiliario y constructor, con la consecuente elevación de la tasa de morosidad y la dificultad de acceso a la financiación de los mercados mayoristas.
  • La recomposición del mapa de las Cajas de Ahorros ha sido prácticamente completa, optando por fusiones o por la formación de Sistemas Institucionales de Protección (SIP), además de suponer la cesión de su actividad bancaria a nuevos Bancos creados por las Cajas involucradas.
  • Los órganos rectores de las Cajas de Ahorro son la Asamblea General, el Consejo de Administración y la Comisión de Control.
Subir