guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Área funcional

Área funcional

Parte de la organización en la que se desarrollan las actividades objeto de negocio de la empresa.

Empresa

Concepto

Parte de la organización en la que se desarrollan las actividades objeto de negocio de la empresa, ya sea la prestación de un servicio o la elaboración de un producto, y que se circunscriben en el departamento de producción, además de otras funciones que facilitan y prestan apoyo a la actividad de producción, como los departamentos de administración, recursos humanos o marketing, entre otros.

Desarrollo del área funcional

La aparición y desarrollo del área funcional de la empresa surge como consecuencia del crecimiento de la misma, de manera que a medida que esta adquiere un mayor tamaño se precisa desarrollar una estructura organizativa capaz de dar respuesta a los objetivos planteados por la empresa de la manera más efectiva posible. Esta circunstancia, el incremento del tamaño, obliga a que la empresa determine mecanismos de coordinación que resulten capaces de evaluar el funcionamiento de la empresa, por lo que los sistemas de control directos como la supervisión ejercidos por la dirección resultan poco prácticos, de manera que se desarrolla un proceso de especialización de actividades y agrupación de las mismas en unidades homogéneas.

El proceso de especialización atiende, básicamente a los principios de la división del trabajo y la especialización en tareas, tal como planteaba Taylor en 1911 o Fayol en 1916, aunque sea un principio que existe desde tiempos remotos; de manera que la especialización de la mano de obra facilita su control, ya que se pueden formalizar las tareas del puesto de trabajo, y su agrupación en unidades homogéneas de trabajo facilitará su control y la evaluación de cumplimiento de la estrategia, diseñada para alcanzar los objetivos definidos.

Además del tamaño, que incide directamente en el desarrollo del área funcional de la empresa, existen otros factores contingentes que también van a influir, como las características que definen el entorno en cada momento o la tecnología aplicada, entre otros, incidiendo en el proceso de diferenciación de actividades y dando lugar a la agrupación de puestos de trabajo en departamentos.

El proceso de agrupación atiende, en primer lugar, a la descomposición del flujo de actividades de la empresa en las funciones básicas: producción, compras, económico-financiera, comercialización y recursos humanos, dándose dentro de cada una de estas funciones básicas el proceso de diferenciación y agrupación en unidades homogéneas, incidiendo en la especialización de las tareas. Si se requiriese una estructura más elaborada, con mayor especialización de las funciones, con la intención de tener un mayor control desde la alta dirección y como respuesta a las peculiaridades de los productos o servicios ofrecidos por la empresa, se puede recurrir a la departamentalización por productos, por áreas geográficas o mercados.

El número y el tipo de áreas funcionales en la empresa variarán en función de las distintas características analizadas anteriormente. No obstante, las áreas funcionales típicas de cualquier empresa son: producción, marketing (o comercial), financiera (o económico-financiera), de recursos humanos, de investigación y desarrollo (o I+D+i) y administración. Aunque estas áreas corresponden a las funciones básicas de cualquier empresa, hay empresas que pueden no disponer de alguna de ellas. Por ejemplo, una microempresa (pequeño comercio) carecerá de una estructuración en áreas funcionales, ya que todas estas funciones recaerán en una misma persona (empresario—propietario). Por su parte, una pequeña empresa carecerá de un área de I+D+i por lo elevado de sus costes de mantenimiento, aunque la creatividad y la innovación son elementos fundamentales en el desarrollo de este tipo de organizaciones. En cambio, una gran empresa o una empresa multinacional, no solo dispondrá de todas las áreas funcionales citadas, si no que además muchas de ellas se descompongan en subáreas o áreas más pequeñas. Por ejemplo, el área de marketing se puede estructurar en las subáreas de ventas, distribución y relaciones públicas.

Recuerde que...

  • El área funcional de la empresa surge con el crecimiento de esta. A mayor tamaño se precisa desarrollar una estructura organizativa capaz de dar respuesta a los objetivos planteados por la empresa de la manera más efectiva posible.
  • Factores contingentes que influyen en el área funcional son las características que definen el entorno o la tecnología aplicada.
  • Las áreas funcionales típicas de cualquier empresa son: producción, marketing, financiera, recursos humanos, I+D+i y administración.
  • Según el tamaño de la empresa tendrá todas las áreas funcionales o carecerá de alguna de ellas.
  • Una microempresa reunirá todas las áreas funcionales en una sola persona, una pequeña empresa carecerá de I+D+i por su elevado coste de mantenimiento, mientras que una gran empresa contará con todas las áreas funcionales, incluso descompuestas en subáreas.
Subir