guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Opción

Opción

Contrato que reconoce el derecho a su poseedor, pero no la obligación, a adquirir —si es una opción de compra— o a vender —si la opción es de venta—, cierto activo, sujeto a determinadas condiciones de precio, en un período establecido o en una fecha límite prefijada, todo ello a cambio de una prima que es el precio que ha de abonarse por la opción.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Una opción es un contrato que reconoce el derecho a su poseedor, pero no la obligación, a adquirir —si es una opción de compra— o a vender —si la opción es de venta—, cierto activo (activo subyacente), sujeto a determinadas condiciones de precio (precio de ejercicio), en un período establecido (período de vencimiento) o en una fecha límite prefijada (fecha de vencimiento o de ejercicio), todo ello a cambio de una prima que es el precio que ha de abonarse por la opción.

Por lo tanto, toda opción tiene cinco elementos fundamentales que la caracterizan:

  • El tipo de opción (compra call o venta put).
  • Nombre del valor (instrumento financiero o activo subyacente, underlying asset).
  • La fecha de vencimiento (declaration date, exercise date o expiry date).
  • El precio de ejercicio de la opción (strike price).
  • La prima de la opción (premium).

Clases de opciones

Por el tipo de opción

Podemos distinguir en una primera aproximación, dos tipos de opciones: de compra y de venta (call y put, respectivamente).

El comprador de una opción call tiene el derecho, a cambio de una prima (premium) que es la cantidad pagada por la opción, a comprar, en la fecha de vencimiento si se trata de una opción europea o en cualquier momento hasta la fecha de vencimiento si se trata de una opción americana, el activo subyacente o instrumento financiero en que se basa la opción, a un precio determinado prefijado en el contrato y conocido como precio de ejercicio (strike price). El tomador (taker) de opciones o comprador se dice que se encuentra en posición larga en opciones (long call en este caso).

El vendedor de una opción call, por su parte, a cambio de la percepción de la prima tiene la obligación de vender el activo subyacente antes o en la fecha de vencimiento al precio de ejercicio establecido en el contrato. Es decir, el vendedor de una opción de compra está obligado a satisfacer los requerimientos contractuales del comprador. El vendedor (grantor) de opciones se dice que se encuentra en posición corta en opciones (short call en este caso).

El comprador de una opción put tiene el derecho, a cambio del pago de la prima, a vender el activo subyacente al precio determinado de ejercicio, en o hasta la fecha límite de vencimiento. Un comprador se encuentra en posición larga en opciones (long put) en este caso.

El vendedor de una opción put tiene la obligación, a cambio de la prima recibida, de comprar el activo establecido en el contrato, en la fecha límite o en un momento anterior dependiendo del tipo de opción, al precio de ejercicio estipulado anteriormente y siempre a requerimiento del comprador de la opción. El vendedor de opciones se encuentra en posición corta (short put) en este caso.

Resumiendo, pueden existir cuatro posiciones básicas según se compre o se venda una opción de compra o una opción de venta.

Los que se encuentran en posición corta en opciones, los vendedores, adquieren un compromiso firme frente a la otra parte, mientras que los que se encuentran en posición larga, los compradores, no tienen tal obligación sino un derecho a ejercitar o no la opción, estando en su poder la decisión final de tal ejercicio.

Las opciones se han hecho rápidamente populares, debiéndose su éxito, principalmente, a dos razones: la primera es el alto grado de apalancamiento que confieren al inversor que las utiliza. Las opciones, al igual que los futuros, multiplican la potencia del dinero invertido. La segunda cualidad de estos contratos es su versatilidad. Ningún otro instrumento supera a las opciones en su capacidad de proporcionar al inversor estrategias que reflejen con precisión su opinión sobre la posible evolución del mercado.

Por el momento de ejercicio

Dependiendo del momento en que la opción puede ser ejercida encontramos la “opción americana”, que puede ejercerse en un momento cualquiera de la vida del contrato hasta su fecha de vencimiento, esta última incluida; y la “opción europea” que es aquella que sólo puede ejercitarse en un fecha determinada del contrato, que será la fecha de su vencimiento.

También existe otra clase de opción denominada “asiática” por su procedencia. Este tipo de opción no tiene ninguna característica especial en cuanto a su fecha de vencimiento pero sí en cuanto al precio del activo subyacente en el momento de ejercitarse la opción. En concreto, el precio del activo subyacente se calcula como promedio de precios registrados durante un período de tiempo determinado, normalmente el período en que la opción ha sido negociada. La finalidad que persigue este tipo de opción es evitar la manipulación que en las fechas de vencimiento sufren los precios de los activos subyacentes, buscando por el manipulador un precio favorable según su posición en opciones.

Por el activo subyacente

Cabe clasificar a las opciones según el activo objeto del contrato, esto es el activo subyacente. Los activos subyacentes objeto de los contratos de opciones tienen una gran diversidad, negociándose varios tipos de contratos en los principales mercados, aunque existen algunos que se encuentran especializados en determinadas opciones. Existen opciones sobre índices bursátiles, divisas, tipos de interés, acciones, activos reales, activos exóticos (índices meteorológicos), etc.

Por el mercado donde se negocian

En cuanto a los mercados en los que se negocian las opciones, estos son de dos tipos básicamente: mercados over the counter (no organizados) y mercados organizados; cada uno con unas características diferenciadoras.

Por la conveniencia o no de su ejercicio

Según este criterio, las opciones se clasifican en tres categorías, como son:

  • Opciones “en dinero” (in the money). Se trata de los contratos de opción que si se ejerciesen en el momento actual depararían un beneficio a su poseedor, esto es, cuyo valor intrínseco es positivo. Los calls en dinero son aquellos cuyo precio de ejercicio es menor que el precio de mercado del activo subyacente. Los puts en dinero son aquellos cuyo precio de ejercicio es mayor que el precio de mercado del activo subyacente.
  • Opciones “a dinero” (at the money). Se trata de las opciones cuyo precio de ejercicio coincide con el precio del activo subyacente, por lo que su ejercicio depararía un beneficio cero. Se trata de las opciones que tienen mayor valor temporal.
  • Opciones “fuera de dinero” (out of the money). Se trata de las opciones que no tienen valor intrínseco, puesto que su ejercicio entrañaría una pérdida. Los calls fuera de dinero son aquellos cuyo precio de ejercicio es mayor que el precio de mercado del activo subyacente. Los puts fuera de dinero son aquellos cuyo precio de ejercicio es menor que el precio de mercado del activo subyacente.

    Como se puede apreciar, los conceptos de opción “en dinero”, “a dinero” o “fuera de dinero” son dinámicos, es decir, mientras que el precio de ejercicio de una opción permanece invariable durante la vida de la misma, no sucede así con el valor del activo subyacente, por lo que la relación entre ambos puede hacer, por ejemplo, que una opción “en dinero” hace unos días sea una opción “fuera de dinero” en la actualidad y viceversa.

Recuerde que...

  • Tiene cinco elementos fundamentales que la caracterizan: El tipo de opción, Nombre del valor, La fecha de vencimiento, El precio de ejercicio de la opción y La prima de la opción.
  • Por el tipo de opción, pueden existir cuatro posiciones básicas según se compre o se venda una opción de compra o una opción de venta.
  • Por el momento de ejercicio, la finalidad que persigue este tipo de opción es evitar la manipulación que en las fechas de vencimiento sufren los precios de los activos subyacentes, buscando por el manipulador un precio favorable según su posición en opciones.
  • Por el activo subyacente, tienen una gran diversidad, negociándose varios tipos de contratos en los principales mercados, aunque existen algunos que se encuentran especializados en determinadas opciones. Por el mercado donde se negocian, estos son de dos tipos básicamente: mercados no organizados y mercados organizados.
  • Por la conveniencia o no de su ejercicio, se clasifican en tres categorías, como son: Opciones “en dinero”, Opciones “a dinero” y Opciones “fuera de dinero”
Subir