guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Operaciones de mercado abierto

Operaciones de mercado abierto

Constituyen uno de los principales instrumentos de la política monetaria del Eurosistema a efectos de controlar los tipos de interés, gestionar la situación de liquidez del mercado y señalar la orientación de la política monetaria. Los bancos centrales prestan dinero a las entidades de crédito a través de las Operaciones de Mercado Abierto (OMA).

El nuevo marco jurídico de la unidad de mercado

Concepto y funcionamiento

Las Operaciones de Mercado Abierto (OMA) constituyen uno de los principales instrumentos de la política monetaria del Eurosistema a efectos de controlar los tipos de interés, gestionar la situación de liquidez del mercado y señalar la orientación de la política monetaria.

Los bancos centrales prestan dinero a las entidades de crédito (que demandan liquidez al Banco Central), y el instrumento más importante a través del cual llevan a cabo estos préstamos son las Operaciones de Mercado Abierto (OMA).

En las OMA el Banco Central concede liquidez a las entidades bancarias a cambio de determinados activos no líquidos que estas tienen en su pasivo (por ejemplo, fondos públicos). Las operaciones se hacen en forma de subasta y tienen una duración preestablecida (una semana en las operaciones principales del BCE). Transcurrido este plazo, se deshace la operación, y la entidad de crédito recupera su “activo de contrapartida” y devuelve el dinero al Banco Central.

En estas operaciones, el Banco Central actúa como monopolista y puede fijar el “precio”, que se conoce como el tipo de interés oficial o de intervención (fondos federales en EE. UU. o tipo de las operaciones principales de financiación en el BCE) de manera que este tipo de interés es el eje del proceso de control de los demás tipos de interés de la economía por parte del Banco Central, ya que determina el coste de los pasivos de las entidades de crédito. Por tanto, influye decisivamente en el tipo de interés al que los bancos prestan dinero a sus clientes.

Además, las variaciones de este tipo de interés se utilizan también para señalizar la política monetaria del Banco Central, ya que una subida o bajada del mismo se interpreta como un cambio en la orientación de la política monetaria.

Las Operaciones de Mercado Abierto tienen una serie de características que hacen que sea el instrumento más importante con el que cuentan los Bancos Centrales para llevar a cabo su política monetaria. Esto es así porque se llevan a cabo siempre a iniciativa del Banco Central, que puede fijar el tipo de interés de la operación, por lo que le permite cambiar la dirección de la política monetaria fácilmente si así lo considera necesario.

Junto a las operaciones regulares o con un calendario preestablecido (por ejemplo, una subasta semanal en el caso del BCE para las operaciones principales de financiación) también pueden llevarse a cabo otras operaciones de fine-tunning, o de ajuste transitorio de la situación de liquidez, para lograr una mayor precisión.

Tipos de operaciones y subastas en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE)

En la instrumentación concreta de la política monetaria del Banco Central Europeo, las Operaciones de Mercado Abierto se inician a instancias del BCE y se pueden realizar mediante subastas estándar, subastas rápidas o procedimientos bilaterales. En las "subastas estándar", el plazo máximo transcurrido entre el anuncio de la subasta y la notificación del resultado de la adjudicación es de 24 horas, y pueden participar las entidades que cumplan las condiciones impuestas por el BCE al respecto, mientras que en las "subastas rápidas" se ejecutan en una hora y el Eurosistema puede seleccionar un número limitado de entidades para participar.

Por el contrario, en los “procedimientos bilaterales” el Eurosistema realiza una transacción con una entidad o con un grupo reducido de entidades, sin utilizar procedimientos de subasta, e incluyen las operaciones ejecutadas a través de los mercados de valores o de los agentes que operan en dichos mercados.

En cuanto a los instrumentos, el Eurosistema dispone de cinco tipos para la realización de Operaciones de Mercado Abierto. Las operaciones temporales (aplicables mediante cesiones temporales o préstamos garantizados) constituyen el instrumento más importante, aunque el Eurosistema puede asimismo utilizar operaciones simples, la emisión de certificados de deuda, swaps de divisas y la captación de depósitos a plazo fijo. Las características más importantes de estos instrumentos son las siguientes:

  • Las operaciones principales de financiación desempeñan un papel fundamental para alcanzar los objetivos de las operaciones de mercado abierto y son la principal fuente de financiación del sistema financiero. Las operaciones temporales (que se emplean en las operaciones principales de financiación y en las operaciones de financiación a plazo más largo) son transacciones en las que el Eurosistema compra o vende activos de garantía mediante cesiones temporales o realiza operaciones de crédito utilizando como garantía dichos activos. El Eurosistema también puede recurrir a estas operaciones para llevar a cabo operaciones estructurales y de ajuste.

    En las cesiones temporales, la diferencia entre el precio de compra y el precio de recompra equivale al interés devengado por la cantidad de dinero prestada o tomada en préstamo hasta el vencimiento de la operación, es decir, el precio de recompra incluye el interés correspondiente. El tipo de interés de una operación temporal en forma de préstamo garantizado se determina aplicando el tipo de interés específico del crédito durante el plazo de la operación.

    Las operaciones principales de financiación son operaciones temporales de inyección de liquidez de carácter regular, periodicidad semanal y vencimiento habitual a una semana, que los bancos centrales nacionales ejecutan de forma descentralizada y mediante subastas estándar.

  • Las operaciones de financiación a plazo más largo son operaciones temporales de inyección de liquidez de periodicidad mensual y vencimiento habitual a tres meses.

    Estas operaciones, que los Bancos Centrales nacionales ejecutan mediante subastas estándar, tienen por objeto proporcionar financiación a más largo plazo al sistema bancario para evitar que toda la liquidez del mercado monetario tenga que renovarse cada dos semanas y facilitar a las entidades de contrapartida el acceso a dicha financiación.

    En general, con estas operaciones el Eurosistema no pretende enviar señales al mercado y, por lo tanto, actúa normalmente como aceptante de tipos de interés. Por este motivo, estas operaciones se ejecutan mediante subastas a tipo de interés variable en las que el volumen de adjudicación se anuncia previamente. El Consejo de Gobierno anuncia con antelación el volumen a adjudicar en las próximas subastas y solamente satisface parte de las necesidades totales de liquidez del sistema bancario mediante estas operaciones.

  • Las operaciones de ajuste se ejecutan de forma ad hoc y pueden ser operaciones de absorción o de inyección de liquidez que sirven para gestionar la situación de liquidez del mercado y controlar los tipos de interés y, en concreto, suavizar los efectos que en dichos tipos causan las fluctuaciones inesperadas de liquidez en el mercado. Como son operaciones que tienen fines específicos no tienen ni periodicidad ni vencimiento normalizados.

    Estas operaciones de ajuste se ejecutan principalmente mediante operaciones temporales, pero también pueden realizarse mediante operaciones simples, swaps de divisas y captación de depósitos a plazo fijo. Las operaciones simples de mercado abierto son operaciones en las que el Eurosistema realiza compras o ventas simples de activos en el mercado. Los swaps de divisas consisten en operaciones simultáneas al contado y a plazo de euros contra divisas. Y, por último, con la captación de depósitos a plazo fijo el Eurosistema puede proponer a las entidades de contrapartida que constituyan depósitos remunerados a plazo fijo en el Banco Central del Estado miembro en el que la entidad esté establecida.

    Los instrumentos utilizados en estas operaciones de ajuste se adaptan a los tipos de transacciones y a los objetivos específicos que se persiguen en cada caso. Normalmente, los Bancos Centrales nacionales realizan estas operaciones mediante subastas rápidas o procedimientos bilaterales y es el Consejo de Gobierno del BCE el que decide si, en circunstancias excepcionales, las operaciones bilaterales de ajuste pueden ser ejecutadas por el propio BCE.

  • Las operaciones estructurales tienen por objeto ajustar la posición estructural (de forma periódica o no periódica) de liquidez del Eurosistema frente al sistema bancario, es decir, el volumen de liquidez disponible en el mercado en un plazo más largo. Estas operaciones podrían realizarse mediante operaciones temporales, operaciones simples o la emisión de certificados de deuda. Los certificados de deuda que el BCE puede emitir permiten ajustar la posición estructural del Eurosistema frente al sector financiero y, así, crear o ampliar el déficit de liquidez del mercado.

    Los Bancos Centrales nacionales ejecutan estas operaciones realizadas en forma de operaciones temporales y emisión de certificados de deuda mediante subastas estándar. Las operaciones estructurales en forma de operaciones simples se efectúan mediante procedimientos bilaterales.

Recuerde que...

  • Las Operaciones de Mercado Abierto tienen una serie de características que hacen que sea el instrumento más importante con el que cuentan los bancos centrales para llevar a cabo su política monetaria.
  • Las Operaciones de Mercado Abierto se inician a instancias del Banco Central Europeo y se pueden realizar mediante subastas estándar, subastas rápidas o procedimientos bilaterales.
  • En las "subastas estándar", el plazo máximo transcurrido entre el anuncio de la subasta y la notificación del resultado de la adjudicación es de 24 horas, y pueden participar las entidades que cumplan las condiciones impuestas por el BCE.
  • Las "subastas rápidas" se ejecutan en una hora y el Eurosistema puede seleccionar un número limitado de entidades para participar.
  • En los “procedimientos bilaterales” el Eurosistema realiza una transacción con una entidad o con un grupo reducido de entidades, sin utilizar procedimientos de subasta, e incluyen las operaciones ejecutadas a través de los mercados de valores o de los agentes que operan en dichos mercados.
Subir