guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Método Delphi

Método Delphi

Técnica prospectiva de análisis del entorno que sirve para obtener información de tipo cualitativa, aunque precisa, acerca del futuro. Proceso sistemático e iterativo encaminado hacia la obtención de las opiniones y, si es posible, al consenso de un grupo de expertos.

Empresa

Concepto

Se trata de una técnica prospectiva de análisis del entorno que sirve para obtener información de tipo cualitativa, aunque precisa, acerca del futuro. Es un proceso sistemático e iterativo encaminado hacia la obtención de las opiniones y, si es posible, al consenso de un grupo de expertos. El proceso es anónimo, de manera que se evitan las posibles influencias negativas de los componentes dominantes del grupo.

La retroalimentación controlada y sumarizada permite la transmisión de información libre de ruidos entre los expertos a lo largo de las distintas iteraciones en que se estructura el proceso, finalizando con la respuesta estadística del grupo, que garantice que todas las opiniones individuales sean tomadas en consideración en el resultado final. Sus creadores fueron Dalkey y Helmer en el año 1963.

Los objetivos que persigue el Método Delphi son básicamente dos:

  • 1. Obtener información sobre escenarios futuros (fines predictivos), por lo que se trata de una técnica de previsión en condiciones de incertidumbre.
  • 2. Obtener información sobre un tema específico (obtención de opinión) del cual no se dispone de información previa (al carecer de datos históricos), permitiendo recoger una amplia tipología de variables.

Fundamentos y características

Las premisas que orientan la investigación en el Método Delphi son, según Landeta (1999):

  • El futuro no ocurre por simple inercia del pasado, sino que se construye como resultado de complejas iteraciones entre fuerzas muy diversas.
  • Las técnicas de previsión objetivas (alternativas al Método Delphi) cuentan con importantes limitaciones, derivadas básicamente de la ausencia de información objetiva disponible o de su falta de adecuación.
  • En determinadas circunstancias, no solo está justificado, sino que es deseable, el recurso del juicio subjetivo de expertos.
  • El juicio del experto individual (frente al del grupo de expertos que propone el Método Delphi) también tiene importantes limitaciones, como la escasez de conocimientos disponibles, lo que afecta a la precisión de sus estimaciones.
  • La calidad del juicio subjetivo grupal es superior al individual, por una serie de razones derivadas de la mayor cantidad de información de la que dispone el grupo.
  • En los procesos de creación de un juicio de grupo cara a cara (frente al anonimato que propone el Método Delphi) se suelen producir efectos no deseados que limitan la calidad del resultado obtenido.

Por su parte, los postulados que justifican la investigación y que son admitidos sin necesidad de demostración son:

  • La información relevante que acumula el grupo de expertos es igual o mayor a la de cualquier miembro del grupo.
  • La información incorrecta de que dispone un grupo de expertos es igual o mayor a la de cualquier miembro del grupo.
  • El número de procesos o modelos informales de que dispone un grupo para alcanzar una estimación es al menos tan grande como el que pueda tener cualquiera de los miembros del grupo.
  • El número de modelos informales erróneos, que puede poseer el grupo para alcanzar una estimación, es tan grande como el que pueda disponer cualquiera de sus miembros.
  • La respuesta a una estimación numérica dada por el grupo en forma de mediana es, al menos, tan buena como la mitad de las respuestas individuales de los participantes del grupo.
  • Un experto, al que se le solicita una estimación numérica, seguramente tiene en su mente una distribución de probabilidad, intuitiva y poco definida, sobre dicha cantidad, y cuando aflora al exterior una cifra única lo que está proporcionando es alguna medida de la tendencia central de esa distribución; de manera que se obtendría una estimación más precisa mediante la agregación de las distintas distribuciones individuales de los miembros del grupo y la selección de la media o mediana de la distribución resultante como respuestas del grupo.
  • Facilitando una retroalimentación controlada y manteniendo el anonimato de los expertos, se puede eliminar gran parte de los efectos psicológicos perversos de los grupos de discusión cara a cara, sin renunciar, por ello, a sus ventajas.

Considerando las premisas y los postulados expuestos anteriormente, se pueden definir las características propias del Método Delphi de la siguiente manera:

  • Proceso iterativo: los expertos intervinientes deben expresar su opinión en varias ocasiones mediante rondas sucesivas, de manera que sus estimaciones tiendan a converger, finalizando el proceso cuando las opiniones se estabilizan.
  • Anonimato: ningún participante conoce las respuestas individuales de cualquiera de los otros miembros del grupo. Con ello, se pretende eliminar algunas de las causas que impulsan la inhibición de los participantes, así como reducir el efecto pernicioso de algunos elementos dominantes del grupo.
  • Retroalimentación controlada: se transmite siempre la posición general del grupo en cada momento del proceso, así como las aportaciones significativas o discordantes que se puedan generar. Antes del comienzo de cada nueva ronda, los expertos conocen los resultados alcanzados en la ronda anterior. La retroalimentación controlada permite la eliminación de ruidos o información insignificante.
  • Respuesta estadística del grupo: cuando se solicita al grupo una estimación numérica, el resultado viene determinado usualmente por la mediana de las respuestas de cada uno de los participantes. Aunque se busca el consenso, este no es el objetivo último y no tiene por qué alcanzarse necesariamente. El rango intercuartílico de las estimaciones será el indicador del nivel de consenso alcanzado. La dispersión de las estimaciones también resultará de interés para el estudio. En definitiva, la respuesta estadística del grupo persigue que todas las aportaciones individuales estén presentes en la respuesta del grupo, así como reducir la presión hacia la conformidad que los grupos ejercen sobre sus miembros.

Por lo tanto, la principal ventaja de esta técnica se fundamenta en su metodología, ya que permite contar con las fortalezas de la interacción de grupos (frente al estudio individual) sin ser afectados por las presiones políticas, sociales o personales del grupo (por su anonimato). Sin embargo, su componente emocional de los juicios establecidos por los expertos representa su principal inconveniente, dado que las opiniones pueden estar sesgadas por las creencias, sentimientos o expectativas de los miembros.

Proceso

El Método Delphi se puede estructurar en una serie de etapas o fases, que constituyen el proceso o procedimiento a seguir por cualquier investigador.

Desarrollo del proceso

El punto de partida para el desarrollo del proceso es la existencia de un problema, el cual puede ser tratado convenientemente por medio de la metodología Delphi. A partir de ese momento, el investigador o grupo de investigación contactará con un grupo de personas (expertos), cuyos conocimientos, características y experiencia se estimen apropiados para la consecución del objetivo del estudio y a los cuales se les solicitará su colaboración. Una vez conseguida la aceptación de cada uno de los expertos, el investigador creará el grupo definitivo de expertos, iniciará el proceso iterativo de envío de los cuestionarios y realizará un tratamiento de las estimaciones individuales de los expertos para generar una respuesta estadística de grupo.

  • a) Etapas del proceso

    El proceso se estructura en las distintas etapas que aparecen recogidas en la siguiente figura.

    El primer paso, una vez identificado el problema o la situación que se desea estudiar, consiste en seleccionar el panel de expertos, por una parte, y en diseñar el cuestionario que se les va a enviar, por otra. Para validar el cuestionario, es conveniente realizar un pre-test, enviando el mismo a un grupo reducido de personas.

    Una vez formado el panel de expertos y diseñado y validado el cuestionario, comienza el proceso de envío, recogida y análisis de las respuestas obtenidas. Se realizan, como mínimo, dos rondas; el proceso terminará cuando se perciba que las estimaciones permanecen estables, es decir, cuando la mediana apenas oscila y el rango intercuartílico deja de estrecharse. Esto indica que se ha llegado al máximo consenso que se podía alcanzar. Cada vez que se envía un nuevo cuestionario (a partir de la segunda iteración), se le adjunta también la mediana y el rango intercuartílico, así como cualquier otra información que se estime oportuna, con el objeto de consensuar las posturas o contestaciones de los expertos.

    Una vez elaborado el informe final obtenido de la aplicación del método, es conveniente enviar sus resultados al panel de expertos.

  • b) Elementos del proceso

    Los elementos fundamentales que constituyen el proceso del Método Delphi son: el investigador o grupo coordinador (si son varios los investigadores) y el grupo o panel de expertos.

    El grupo coordinador es el promotor del estudio y sus funciones son: aprobar el protocolo de trabajo (criterios de selección de los expertos, calendario previsto, medios a utilizar y diseño del informe final), crear el panel de expertos, elaborar el cuestionario e impulsar la participación de los expertos, analizar las respuestas y obtener resultados, facilitar la retroalimentación oportuna para las siguientes rondas, supervisar el proceso de investigación y tomar las medidas correctoras necesarias. Se recomienda que, por razones operativas, sea un grupo reducido (de dos a cinco personas).

    El panel de expertos constituye el eje central de la investigación, ya que sobre ellos recae la responsabilidad de emitir juicios que, de forma agregada, constituirán el output de la técnica. Se entiende por experto, según Landeta (1999), a aquella persona cuya situación y recursos personales le posibilitan contribuir positivamente a la consecución del fin que ha motivado la iniciación del Método Delphi. En términos generales, experto es aquella persona que puede aportar un input relevante. Se pueden distinguir tres tipos de expertos según la función que desempeñen dentro del estudio:

    • Los especialistas: son los expertos que aportan conocimientos, experiencia, capacidad predictiva y objetividad al estudio.
    • Los afectados: son los que están implicados en el área objeto de estudio, aún sin poseer unos conocimientos relevantes.
    • Los facilitadores: son los que tienen capacidad para clarificar, sintetizar, estimular y organizar el estudio.

    No existe un número óptimo de expertos, aunque algunos estudios empíricos realizados sobre el tema señalan que conforme aumenta el número de componentes del grupo, decrece exponencialmente el error de la previsión final. Así, el número indicativo es de un mínimo de siete, con el objeto de asegurar un error medio grupal aceptable. En cuanto al límite superior, se señala que un número mayor de 30 no se traduciría en una mejora de la previsión y sí una mayor complejidad para su organización. En todo caso, el número óptimo de expertos dependerá de una serie de factores relacionados con el tema objeto de estudio: número mínimo, áreas de conocimiento a analizar, alcance geográfico del estudio, colectivos que deben estar representados (académicos, profesionales, técnicos, etc.) y otros factores varios como el grado de motivación de los expertos, el tiempo y los recursos disponibles, etc.

Obtención y transmisión de la información necesaria

La información en el Método Delphi se ha de obtener de dos fuentes diferentes: de la formulación de las preguntas que constituyen el cuestionario y del proceso de retroalimentación o feedback derivado del propio proceso.

Al igual que cualquier otro estudio en el que se utilizan cuestionarios, la formulación de las preguntas es fundamental para obtener la información deseada. Las preguntas del cuestionario se han de plantear de manera clara y precisa, asegurándose de que son correctamente entendidas. Se puede recurrir a un pre-test con terceros ajenos al grupo coordinador, al objeto de evitar defectos de diseño del cuestionario que puedan condicionar las respuestas. Es aconsejable comenzar con preguntas abiertas para extraer, a partir de ellas, los ítems y cuestiones posteriores. Sin embargo, las preguntas propias del Delphi no pueden ser abiertas, puesto que imposibilitaría su tratamiento estadístico posterior. Estas se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  • Jerarquizaciones (asignar posiciones relativas a cada item para ordenarlos), valoraciones (dar puntuaciones con arreglo a una escala definida, es más sencillo que la jerarquización, cuando el número de ítems es alto y proporciona más información) o comparaciones (por pares de ítems según el criterio definido).
  • Estimaciones (cuantitativas concretas), que pueden ser puntuales (absolutas para estimar las propiedades futuras de una variable y relativas para estimar la probabilidad de que suceda el hecho) y no puntuales (en forma de intervalos de confianza sobre los valores futuros de una variable con un determinado nivel de confianza).

La retroalimentación es también una característica básica del Delphi, que está directamente relacionada con los cambios de opinión de los miembros del panel. El control de la retroalimentación pertenece siempre al grupo de coordinación, quien decide qué información trasladar a los expertos y qué medidas de tendencia central y de dispersión se van a ofrecer. La retroalimentación permite mejorar la calidad del resultado grupal, una mayor convergencia en las estimaciones individuales de los expertos y ayuda a anticipar reacciones de los afectados ante los resultados del estudio, controlando o impulsando sus efectos. La facilitación de la mediana y de los cuarteles de la distribución de la anterior ronda o iteración es la información más característica del Método Delphi. En todo caso, el grupo coordinador ha de actuar con objetividad y no condicionar el juicio de los expertos. Es conveniente adjuntar a cada experto, la distribución estadística de las estimaciones del grupo junto a sus propias respuestas, al objeto de facilitar la comparación.

Finalización del proceso

El proceso de iteración finalizará con éxito cuando se haya alcanzado el máximo consenso posible entre las opiniones de los expertos participantes en el panel. Para determinar con exactitud el número de iteraciones necesarias, se hace necesario disponer de criterios objetivos para racionalizar el tiempo, el coste y la precisión del estudio. El consenso se define como el grado de convergencia de las estimaciones individuales que se alcanza cuando las opiniones presentan un grado aceptable de proximidad (rango intercuartílico reducido). Sin embargo, el principal problema de este criterio es que puede ocultar los subgrupos de opinión y forzar a los expertos hacia la conformidad. La estabilidad se puede medir a través de varios indicadores:

  • Modificación del coeficiente de variación de las estimaciones (V): se calcula como la desviación típica dividida entre la media. Requiere fijar un nivel arbitrario de reducción como referencia para la finalización. Su principal problema está en la subjetividad en la determinación del nivel de referencia, así como en la utilización de la media y la desviación típica, en lugar de la mediana y el rango intercuartílico. Variación V = Vk - Vk-1.
  • Variación del recorrido intercuartílico relativo a la distribución de dos rondas sucesivas. Siendo el método análogo, se añade la mejora resultante de utilizar la mediana y los cuartiles. Variación RIR = RIRk - RIRk-1.
  • Variación relativa de la mediana entre dos rondas sucesivas. Utiliza el mismo criterio de parada que en los casos anteriores, pero presenta el inconveniente adicional de considerar solo la variación de una medida de tendencia central no contemplando la dispersión de estimaciones. Variación Me = (Mek - Mek-1) / Mek-1.
  • Comparación de varianzas mediante un contraste F de Snedecor. El proceso finaliza cuando no existan diferencias significativas entre las varianzas de las distribuciones de estimaciones de dos rondas sucesivas. Su principal problema es que el test F está indicado para muestras independientes que sigan distribuciones normales, aspectos ambos que no se cumplen en este caso.
  • Test X2 no paramétrico. Compara las frecuencias esperadas para cada intervalo de respuestas considerado, en el supuesto de estabilidad absoluta, con las realmente observadas. El valor del estadístico es: X2 = Σ2i1 Σnj1 (Oij - Eij)2 / Eij, donde Oij son las frecuencias observadas y Eij las esperadas, siendo i las rondas comparadas y j el número de intervalos de respuesta. Las frecuencias para cada intervalo deben ser iguales o mayores a cinco, lo que dificulta su uso en paneles pequeños.
  • Proporción de expertos que modifican su estimación. En este caso, se alcanzará un adecuado grado de estabilidad cuando el porcentaje de expertos que modifiquen su respuesta sea inferior a un nivel previamente establecido. Es un método sencillo, flexible y fácil de aplicar y se puede emplear con cualquier colectivo de expertos, pero tiene el inconveniente de la arbitrariedad con la que es fijado el nivel de referencia.
  • Índice de asociación predictiva. Permite medir el nivel de estabilidad individual entre dos rondas sucesivas, resultando especialmente útil en casos de paneles pequeños donde el test X2 no puede utilizarse. El valor estadístico es I = (Σj (max k Ojk - max k Ok) / (n - max k Ok), donde Ojk es la frecuencia de respuestas que habiendo votado por el intervalo j en la ronda i, votan por el intervalo k en la ronda i+1; max k Ojk es la frecuencia mayor para el intervalo de respuestas j en la ronda i; y max k Ok es la frecuencia mayor total de entre los k intervalos de respuesta en la ronda i+1. El índice variará entre cero y uno, donde uno representa la máxima estabilidad (asociación predictiva completa) y cero la no estabilidad individual.

Análisis y comunicación de los resultados

El resultado de un estudio Delphi ha de ser algo más que una respuesta estadística de grupo. Para alcanzar el resultado final deseado, es recomendable comenzar a analizar los resultados parciales a medida que estos se van obteniendo, calculando la tendencia central de las estimaciones y su dispersión. Se han de incorporar a los resultados la existencia de subgrupos que muestren comportamientos diferenciados y característicos, ya que ello puede dotar el estudio de un mayor alcance y profundidad.

Para la identificación de subgrupos se puede utilizar el coeficiente de correlación de rangos de Spearman (rs): rs = 1 - (6 Σ (X1i - Y1i)2 / n (n2 - 1). Este índice calcula el grado de asociación lineal entre los rangos de X e Y y puede oscilar entre -1 y 1. Cuanta mayor proximidad tenga el coeficiente a 1, mayor asociación lineal existirá y, en consecuencia, cuanto menor valor tenga, menor asociación y mayor será la diferenciación en el comportamiento de los subgrupos de expertos.

También es importante transmitir la información obtenida del estudio a los expertos participantes. El informe final del estudio debería contener la siguiente información: descripción de la situación en la que se plantea el estudio (objetivos y metodología), especificación de los datos técnicos sobre los participantes, composición del equipo coordinador, formación del panel de expertos y criterios para su selección, evolución de las opiniones a través de las distintas rondas, resultados obtenidos en cada una de las rondas, opiniones mayoritarias y su nivel de consenso, otras posiciones significativas no mayoritarias, contrastes estadísticos y razonamientos reales del comportamiento diferenciado y escenarios o realidades negociadas y compartidas sobre las que se asientan estos resultados.

Recuerde que...

  • Objetivos que persigue el Método Delphi: obtener información sobre escenarios futuros (fines predictivos) y obtener información sobre un tema específico (obtención de opinión).
  • El Método Delphi se puede estructurar en: desarrollo del proceso, obtención y transmisión de la información necesaria, finalización del proceso y análisis y comunicación de los resultados
  • Los elementos fundamentales que constituyen el proceso del Método Delphi son: el investigador o grupo coordinador y el grupo o panel de expertos.
  • Se pueden distinguir tres tipos de expertos según la función que desempeñen dentro del estudio: los especialistas, los afectados y los facilitadores.
  • La información en el Método Delphi se ha de obtener de dos fuentes diferentes: de la formulación de las preguntas que constituyen el cuestionario y del proceso de retroalimentación o feedback derivado del propio proceso.
Subir