guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Mercados de futuros

Mercados de futuros

Eran y son intermediados por los miembros de las bolsas y tenían y tienen que liquidarse a través de una Cámara de compensación y con arreglo a procedimientos que garanticen la transparencia y el cumplimiento de los contratos.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El primer mercado, que se considera como embrión y patrón de las reglas de los mercados de futuros actuales, fue la Bolsa de Grano de Chicago en EEUU (Chicago Board of Trade, CBOT), constituido en 1848 y en el cual se establecieron normas estándar para operaciones de contratación para entrega futura, contando ya desde 1865 con contratos normalizados, siguiendo la Bolsa de Nueva York, la que en 1870 estableció la negociación a futuro del algodón.

Sin embargo, los contratos de futuros más antiguos, de los que se tiene constancia cierta, datan del siglo XVII y se referían a la negociación para entrega futura de arroz en el mercado de Osaka en Japón. En época tan lejana como 1730 ya estaban normalizados y sujetos a control imperial estos contratos.

Los objetivos fundamentales de los mercados de futuros son la transferencia de riesgos por evolución de los precios y la ganancia especulativa basada en el análisis de las cotizaciones futuras.

En los últimos años se han diversificado los mercados de futuros, especialmente en EEUU, por lo que, además de primeras materias y algunos productos, existen contratos sobre futuros del oro, plata, bonos del tesoro y otros títulos de gran liquidez, tipos de interés e incluso índices bursátiles.

En general, los mercados de futuros se desarrollaron tomando como soporte las bolsas en las que se realizaban operaciones al contado, puesto que los contratos a futuros eran y son intermediados por los miembros de las bolsas y tenían y tienen que liquidarse a través de una Cámara de compensación y con arreglo a procedimientos que garanticen la transparencia y el cumplimiento de los contratos, todo lo cual no supuso nada más que una extensión de las operaciones y mecanismos de las bolsas de contratación al contado.

En los mercados de futuros participan tres categorías de personas:

  • Los miembros de las bolsas: bancos, compañías de inversiones, agentes de bolsa, brokers financieros y de materias primas e intermediarios oficiales.
  • Los arbitrajistas o clientes profesionales: Utilizan los mercados para proteger sus inversiones e inventarios.
  • Los clientes particulares: Inversores que intentan sacar provecho de las fluctuaciones de las cotizaciones.

La formación de precios, la definición de los contratos y los sistemas operativos de contratación y compensación son los elementos esenciales de los mercados de futuros.

Los mercados de futuros financieros se desarrollaron, en primer lugar, en EEUU, pero en muy pocos años se han organizado en las principales plazas financieras de los países más desarrollados. En general, su implantación tiene lugar en las bolsas o mercados de valores e incluso en los mercados de físicos en los que ya existe una experiencia en la contratación de operaciones a plazo.

La organización y gestión de los mercados de futuros en muchas plazas se encomienda a una sociedad rectora diferente de la que gestiona el mercado de contado.

En los últimos años se ha producido un espectacular crecimiento de estos mercados y la implantación de ellos en numerosos países, para permitir la cobertura de riesgos financieros con productos que tengan como subyacente bonos, valores e índices bursátiles.

Recuerde que...

  • Los contratos de futuros más antiguos, de los que se tiene constancia cierta, datan del siglo XVII y se referían a la negociación para entrega futura de arroz en el mercado de Osaka en Japón.
  • Los objetivos fundamentales de los mercados de futuros son la transferencia de riesgos por evolución de los precios y la ganancia especulativa basada en el análisis de las cotizaciones futuras.
  • En los mercados de futuros participan tres categorías de personas: Los miembros de las bolsas, Los arbitrajistas o clientes profesionales y Los clientes particulares.
  • La organización y gestión de los mercados de futuros en muchas plazas se encomienda a una sociedad rectora diferente de la que gestiona el mercado de contado.
Subir