guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Mercado de divisas

Mercado de divisas

Es donde se establece el valor de las monedas en que se van a realizar las transacciones internacionales.

Contabilidad y finanzas

Concepto

El mercado de divisas o mercado de cambios es donde se establece el valor de las monedas en que se van a realizar las transacciones internacionales.

Como sucede en la mayor parte de los mercados de carácter financiero, no tiene sede física concreta, por lo que existirá mercado de divisas siempre que oferentes y demandantes se pongan de acuerdo para efectuar una transacción a un determinado precio. Sin embargo, el precio no tiene aquí el mismo sentido que en el resto de mercados, puesto que se trata de una relación de intercambio, denominándose tipo de cambio, en definitiva, al número de unidades de una moneda en función de otra u otras monedas, determinándose por la confluencia de la oferta y la demanda de divisas.

La demanda de divisas viene determinada por las importaciones (pesetas a cambio de divisas para el pago de las importaciones) y las salidas de capital (préstamo al exterior, etc.), que dependen de los siguientes factores:

  • Nivel de renta doméstica o nacional.
  • Precios relativos de los bienes.
  • Nivel de inversión doméstico.
  • Diferencial de intereses.
  • Saldo de la balanza de pagos.

La oferta de divisas viene determinada por las exportaciones y las entradas de capital, que dependen de los siguientes factores:

  • Renta mundial o actividad económica internacional.
  • Precios relativos.
  • Diferencial de intereses.
  • Calidad o competitividad de la producción doméstica.

Así es como se determina el tipo de cambio en un mercado perfecto y libre, pero como la realidad no es esta, se ha de acudir a diversas teorías explicativas de su formación.

Funciones y características del mercado de divisas

Las funciones que realiza el mercado de divisas son:

  • Permite la transferencia de poder adquisitivo de unos países a otro.
  • Proporciona financiación a las operaciones internacionales.
  • Proporciona cobertura de riesgos de tipos de interés y tipos de cambio a través de los instrumentos que se negocian en él.

Igualmente, podemos señalar las siguientes características principales del mercado de divisas:

  • La información se puede difundir rápidamente, en tiempo real, a todos los actuantes del mercado (eficiencia).
  • Homogeneidad de la mercancía: la divisa. Para que esto se cumpla debe existir la "ley del precio único", es decir, una misma mercancía se cotiza al mismo precio independientemente del lugar donde se efectúe la transacción. El mecanismo que posibilita esto es el arbitraje.
  • Alto grado de transparencia y perfección, con gran número de oferentes y demandantes, acercándose al ideal de mercado perfecto.

    Los participantes que actúan en los mercados de divisas se pueden agrupar en directos, entre los que se encuentran Bancos Centrales, entidades financieras, comisionistas o brokers de cambio, grandes empresas internacionales y otros intermediarios financieros e indirectos, como pueden ser instituciones no financieras, inversores institucionales y personas físicas.

Tipos de operaciones en el mercado de divisas

Se puede clasificar el mercado de divisas atendiendo a los tipos de transacciones que en él se dan.

  • Transacciones de contado: En términos del mercado de divisas, las operaciones al contado o spot son aquellas en las que una divisa se intercambia por otra a un precio determinado, con la obligación para ambos participantes de entregar las respectivas cantidades de moneda, no más tarde de dos días hábiles (los sábados no son considerados como tales), después de haberse efectuado la operación.

    En terminología técnica, la fecha de pago se denomina fecha valor y en el contado se sitúa dos días hábiles posteriores al cierre de la transacción por razones prácticas y administrativas.

    Los mercados de divisas son mercados globales, por ello, debe superarse la dificultad que supone la existencia de diferencias temporales entre mercados con distinta franja horaria, por lo que una fecha valor mismo día o día siguiente no sería operativa.

  • Transacciones de plazo: Cualquier transacción en el mercado de divisas que implique la entrega de las mismas en un plazo superior a dos días hábiles después de haberse efectuado la operación es denominada operación a plazo. Raramente el precio de la divisa al contado coincide con el precio futuro o a plazo (forward price), influyendo en esta disparidad dos factores principalmente:
    • a) La diferencia de los tipos de interés de las respectivas divisas.
    • b) La tendencia al alza o a la baja de las propias divisas.

    Normalmente, la diferencia en el tipo de interés influye de una forma predominante en la cotización a plazo. En otras ocasiones, sin embargo, cuando es conocido por el mercado que una devaluación o revaluación de una determinada moneda es inminente, el precio del plazo se moverá de acuerdo con las expectativas que el mercado tenga de esa determinada divisa, arrastrando tras de sí el tipo de interés.

    Ya hemos comentado que normalmente los precios forward o futuros son diferentes a los precios spot o contado, si esto ocurre puede suceder que el precio a plazo sea superior al de contado, con lo que se dice que la divisa cotiza con prima a plazo y, si es el precio a contado, es superior al precio a plazo, se dirá que la divisa cotiza con descuento. Normalmente, las monedas débiles cotizan con descuento frente a las fuertes, cotizando estas con prima frente a las débiles.

    Estas primas y descuentos se obtienen a partir de la diferencia de intereses de cada divisa para determinado plazo.

    A su vez, las transacciones de plazo pueden dividirse en operaciones a plazo directas (outright), que consisten en la compraventa simple de divisas para entrega en una fecha futura y que son usadas, generalmente, por las empresas no financieras como seguro de cambio; y transacciones swap, consistentes en la compra o venta de divisas a plazo y su simultánea venta o compra al contado, utilizadas por bancos y cajas para la financiación y colocación, respectivamente, de defectos y excesos de tesorería en divisas diferentes.

    Igualmente se incluyen las operaciones tom-next, modalidad de swap en la que la primera parte de la transacción tiene valor día hábil siguiente al de contratación, en tanto que la segunda parte es una operación de contado. También en esta categoría se incluyen las transacciones forward-forward o plazo-plazo, consistentes en la compra o venta de divisas a plazo y su simultánea venta o compra a un plazo diferente y que suponen, al igual que un swap, una toma y colocación de fondos en dos divisas diferentes, aunque diferidas hasta el vencimiento del plazo más cercano de la operación.

  • Transacciones de futuros: Aquellas transacciones a plazo directas que se contratan de forma estandarizada en mercados organizados, no así las operaciones anteriores que se negocian en mercados no organizados.
  • Transacciones de opciones: Aquellas transacciones en las que el titular o comprador adquiere el derecho, aunque no la obligación, de efectuar una compra o venta de una divisa contra otra al emisor o vendedor. Las opciones se contratan tanto en mercados organizados como en mercados no organizados, diferenciándose, entre otras cosas, en la estandarización o no de los términos de los contratos.

Recuerde que...

  • La demanda de divisas viene determinada por las importaciones y las salidas de capital, y dependen de los factores siguientes: Nivel de renta doméstica o nacional. Precios relativos de los bienes. Nivel de inversión doméstico. Diferencial de intereses. Saldo de la balanza de pagos.
  • La oferta de divisas viene determinada por las exportaciones y las entradas de capital, y dependen de los factores siguientes: Renta mundial o actividad económica internacional. Precios relativos. Diferencial de intereses. Calidad o competitividad de la producción doméstica.
  • Las funciones que realiza son: Permite la transferencia de poder adquisitivo de unos países a otro. Proporciona financiación a las operaciones internacionales y Proporciona cobertura de riesgos de tipos de interés y tipos de cambio a través de los instrumentos que se negocian en él.
  • Las características principales son: La información se puede difundir rápidamente, en tiempo real. Homogeneidad de la mercancía: la divisa. Para que esto se cumpla debe existir la "ley del precio único". Alto grado de transparencia y perfección, con gran número de oferentes y demandantes.
  • Atendiendo a los tipos de transacciones que se dan, se pueden clasificar en: Transacciones de contado. Transacciones de plazo. Transacciones de futuros y Transacciones de opciones.
Subir