guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Mercado de dinero

Mercado de dinero

Conjunto de mercados al por mayor donde oferentes y demandantes intercambian activos financieros a corto plazo. Dichos activos financieros se caracterizan por su elevada liquidez y bajo riesgo.

Contabilidad y finanzas

Concepto

Se entiende por mercado de dinero o mercado monetario el conjunto de mercados al por mayor donde oferentes y demandantes intercambian activos financieros a corto plazo. Dichos activos financieros además se caracterizan por su elevada liquidez (se pueden considerar casi-dinero) y bajo riesgo.

El mercado de dinero junto con el mercado de capitales constituye el mercado de valores.

Características

El mercado de dinero en los países desarrollados ha experimentado, en las tres últimas décadas, una gran expansión. Esto se ha debido, en parte, al interés que han mostrado las autoridades económicas en conseguir un desarrollo de este tipo de mercados, habida cuenta de las favorables consecuencias que sobre la economía tiene su buen desarrollo.

De cualquier forma, lo que caracteriza a la totalidad de los mercados que forman parte del mercado de dinero es, por un lado su carácter de mercados al por mayor y por otro que los valores que en ellos se negocian presentan unas características determinadas. En efecto, todos son mercados al por mayor pues a ellos acuden instituciones financieras o empresas y se negocian grandes cantidades de activos financieros. Por tanto, el individuo de a pie no tiene acceso directo a los mismos. Por otra parte, los activos financieros que en ellos se negocian presentan un riesgo muy bajo. Esto se debe bien a que las entidades emisoras tienen una elevada solvencia (caso del Tesoro Público o de grandes empresas) o bien porque los propios valores incorporan garantías adicionales, tales como títulos hipotecarios o avales bancarios. Además, la liquidez de estos activos es elevada, lo que se explica tanto por su escaso plazo de amortización, de hasta 18 meses, como por sus grandes posibilidades de negociación en mercados secundarios.

El mercado de dinero de la Unión Europea es resultado de la integración de los mercados monetarios nacionales de los distintos países que se incorporaron a la tercera fase de la Unión Monetaria. Su rápida integración y eficaz desarrollo ha sido posible gracias a la implantación de un sistema, denominado TARGET (Sistema automatizado transeuropeo de transferencia urgente para la liquidación bruta en tiempo real) que permite conectar entre sí los sistemas de liquidación en euros de los Bancos Centrales de los diferentes países de la Unión y el mecanismo de pagos del Banco Central Europeo.

Mercados que forman parte del mercado de dinero

A continuación se explican los diferentes mercados que componen el mercado monetario o de dinero, desde el mercado interbancario, el primero en surgir y quizás el más conocido por el público, pasando por los mercados de fondos públicos, pagarés de empresa y títulos hipotecarios.

Mercado interbancario

Es aquel en el que concurren tanto el banco emisor, como el resto de entidades de crédito presentes en la economía. Constituyen un instrumento muy eficaz para las instituciones financieras, ya que les permite gestionar su tesorería. Existen, a su vez, diversos tipos de mercados interbancarios, siendo el más conocido el mercado interbancario de depósitos, que es en el que las instituciones de crédito se ceden depósitos bien directamente bien a través de intermediarios. A él acuden por tanto cuando tienen un exceso o un déficit de liquidez, en calidad de prestamistas o prestarios. Así si un banco necesita dinero acudirá a este mercado, donde otro banco con exceso de liquidez le prestará la cantidad que necesite al tipo de interés determinado en el mercado.

Con ello las entidades de crédito consiguen financiación, en el caso de que no tengan liquidez o rentabilidad si tienen un exceso de dinero. Las entidades financieras que acuden al mercado interbancario contratan a plazo de un día, una semana, 15 días, un mes, tres meses, seis meses o un año.

En el caso europeo el tipo de interés efectivo vigente en el mercado interbancario del euro a un día recibe el nombre de Eonia. Se calcula como una media ponderada de los tipos de interés de los depósitos en euros a un día no garantizados, de acuerdo con la información facilitada por un panel de entidades de crédito. Cuando ese tipo de interés se refiere a los depósitos interbancarios prestados entre entidades de crédito, con vencimiento a una semana y entre uno y doce meses, recibe el nombre de Euribor (European Interbank Offered Rate). Constituye el tipo de interés de referencia para multitud de operaciones financieras, siendo por ello muy conocido por el público en general, ya que en la mayoría de las hipotecas el tipo de interés suele estar ligado al Euribor.

Mercado monetario de fondos públicos

En este tipo de mercados se negocian exclusivamente activos financieros emitidos por el sector público, con elevada liquidez, bajo riesgo y a corto plazo. En el caso español se trataría de las letras del Tesoro y de los Bonos y Obligaciones del Estado. Estos últimos, a pesar de tener un vencimiento a medio plazo, se negocian en este tipo de mercados, dada su elevada liquidez y bajo riesgo.

Estos mercados pueden ser primarios, en el caso de la emisión por vez primera de este tipo de fondos públicos o secundarios, en el caso de que se intercambien con posterioridad a su emisión.

Mercado de renta fija privada

En este mercado se negocian títulos de renta fija privada y, al igual que en el mercado de fondos públicos, se puede diferenciar entre los mercados de emisión y los mercados secundarios. En efecto, los títulos de renta pueden ser transmitidos entre los agentes económicos en mercados secundarios, por cualquiera de los medios que se admiten en derecho, sin intervención de fedatario público ni notificación al deudor.

A continuación se detallan los tipos de activos financieros de renta fija intercambiados en este tipo de mercados de dinero.

  • a) Pagarés de empresa Estos activos financieros son valores de renta fija negociables, con vencimiento a corto plazo y emitidos por grandes empresas que buscan diversificar sus fuentes de financiación. Reciben el nombre de papel comercial y generalmente se emiten a descuento. Esto último supone que el comprador del activo paga una cantidad inferior al nominal en el momento de adquisición del mismo, recibiendo la totalidad de dicho nominal en el momento de su vencimiento. La diferencia entre ambas cantidades, la pagada inicialmente y el nominal recibido al vencimiento, constituye la rentabilidad que obtiene el comprador por dicho activo financiero.

    Las empresas emiten este tipo de activos financieros con el fin de financiar sus necesidades de capital circulante, si bien también en ocasiones los emplean como un medio de financiación a medio y largo plazo. Para ello utilizan bien la rotación de los pagarés al vencimiento o bien contratos con entidades bancarias para la adquisición de los no colocados entre el público.

  • b) Títulos hipotecarios Se trata de activos financieros emitidos por bancos, cajas de ahorro y sociedades de crédito hipotecario, caracterizadas por encontrarse ligados y garantizados por la cartera de créditos hipotecarios que dichas instituciones financieras tienen concedidos.

    En el caso español existen tres tipos de títulos hipotecarios que se negocian en el mercado de renta fija privada: las cédulas hipotecarias, los bonos hipotecarios y las participaciones hipotecarias. Las primeras se caracterizan por ser títulos garantizados por la totalidad de créditos hipotecarios de su entidad emisora. Su vencimiento es a medio plazo, entre 3 y 5 años, si bien su eficaz mercado secundario les convierte en activos con una elevada liquidez, y por tanto inscribibles y negociables en los mercados de dinero.

    Los bonos hipotecarios, sin embargo, son activos garantizados por el crédito o grupo de créditos hipotecarios vinculados específicamente a su emisión mediante escritura pública. No pueden ni tener un vencimiento medio superior al de dichos créditos, ni sus intereses tampoco pueden exceder dicho límite.

    Por último, las participaciones hipotecarias son títulos nominativos que representan la participación de un crédito hipotecario concreto. Se trata, por tanto, de partes alícuotas de un gran crédito hipotecario. En ocasiones constituyen operaciones de tal envergadura, que son a su vez otros bancos los tenedores de cada participación.

  • c) Otros activos de los mercados de dinero Se trata de un grupo heterogéneo de activos financieros que, al igual que el resto de los que se negocian en los mercados de dinero, se caracterizan por su elevada liquidez y escaso riesgo. Entre ellos destacan los pagarés bancarios, similares a los pagarés de empresa pero emitidos por instituciones de crédito, los certificados de depósito (documentos acreditativos de depósitos a plazo fijo en una entidad bancaria que pueden ser transmitidos mediante endoso) o los bonos de caja y de tesorería (obligaciones a plazo medio emitidas por bancos y cajas de ahorros).

Recuerde que...

  • El mercado de dinero junto con el mercado de capitales constituye el mercado de valores.
  • Lo que caracteriza a los mercados que forman parte del mercado de dinero es su carácter de mercados al por mayor y que los valores que en ellos se negocian presentan unas características determinadas.
  • El mercado de dinero de la Unión Europea es resultado de la integración de los mercados monetarios nacionales de los distintos países que se incorporaron a la tercera fase de la Unión Monetaria.
  • Mercados que forman parte del mercado de dinero: mercado interbancario, mercado monetario de fondos públicos y mercado de renta fija privada (pagarés de empresa y título hipotecarios).
  • Dentro del mercado de renta fija privada existen otros activos de los mercados de dinero, un grupo heterogéneo de activos financieros entre los que destacan: los pagarés bancarios, los certificados de depósito o los bonos de caja y de tesorería.
Subir