guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Impuestos especiales de fabricación

Impuestos especiales de fabricación

Impuestos especiales

Concepto

Los Impuestos Especiales de Fabricación son impuestos indirectos y monofásicos que gravan la fabricación, importación o introducción en el territorio español de bienes objeto del Impuesto. En concreto se caracterizan por ser:

  • 1. Indirectos, pues su hecho imponible grava una manifestación indirecta de la capacidad económica de los individuos.
  • 2. Reales, porque su hecho imponible no se define en relación con una persona determinada, sino con un hecho que es el consumo.
  • 3. Objetivos, pues no tiene en cuenta las circunstancias personales del sujeto para determinar la deuda tributaria.
  • 4. Instantáneos, porque se devengan en cada operación.
  • 5. Monofásicos, porque solo gravan una fase en el proceso de producción y comercialización. En este caso, la fabricación en el territorio nacional de los ciertos bienes o su importación.

Los Impuestos Especiales de Fabricación se dividen en:

  • 1. Impuestos especiales sobre el alcohol y bebidas alcohólicas:
    • a) Impuesto sobre la cerveza.
    • b) Impuesto sobre el vino y bebidas fermentadas.
    • c) Impuesto sobre productos intermedios.
    • d) Impuesto sobre el alcohol y bebidas derivadas.
  • 2. Impuesto sobre hidrocarburos, al que desde el 1 de enero de 2013 se ha integrado el Impuesto sobre la venta minorista de determinados hidrocarburos.
  • 3. Impuesto sobre las labores del tabaco.
  • 4. Impuesto sobre la electricidad.
  • 5. Impuesto especial sobre el carbón.

La puesta en marcha del mercado interior el 1 de enero de 1993, con la abolición física, técnica y fiscal de las fronteras intracomunitarias, originó la necesidad de adaptar la legislación fiscal sobre la imposición indirecta a las nuevas disposiciones de la CEE.

Elementos

Ámbito de aplicación

Los Impuestos Especiales de Fabricación son de aplicación en todo el territorio nacional, con excepción de las Islas Canarias, Ceuta y Melilla, donde solo tienen efecto alguno de los Impuestos Especiales de Fabricación.

En concreto, en las Islas Canarias son aplicables los impuestos especiales sobre la cerveza, sobre productos intermedios, sobre el alcohol y bebidas derivadas, mientras que el impuesto sobre la electricidad es exigible en todo el territorio nacional, incluyendo Canarias, Ceuta y Melilla.

Hecho imponible

Los impuestos especiales gravan la fabricación e importación de los productos objeto de los diferentes elementos sujetos a tributación, siempre que dicha fabricación e importación se realicen dentro del ámbito territorial comunitario.

En el caso de importación de bienes sujetos a tributos especiales de fabricación (alcohol y bebidas alcohólicas, hidrocarburos y labores del tabaco) se permitirá el régimen suspensivo durante:

  • 1. El tiempo en que dichos productos no salgan de la fábrica donde se han obtenido o del depósito fiscal donde se almacenen.
  • 2. El transporte entre fábricas y depósitos fiscales, aunque el mismo se efectúe por diferentes Estados comunitarios diferentes.

De este modo y mientras los bienes se encuentren en régimen suspensivo, se evita la aparición de los gastos financieros que surgen como consecuencia del desfase temporal existente entre la realización del hecho imponible y el momento en que el producto se pone a disposición del consumidor.

Devengo

Aunque los Impuestos Especiales de Fabricación gravan el proceso de fabricación o importación (hecho imponible del impuesto), los mismos no se devengan hasta que los productos no se ponen a disposición de los consumidores. De este modo se evita la aparición de costes financieros para los productores de los bienes.

En concreto, y si nos centramos en el proceso de fabricación, el impuesto se devengará cuando el producto objeto de gravamen sale de la fábrica o del depósito fiscal, o en el mismo momento del autoconsumo. Si bien, existirá un régimen suspensivo cuando los productos salgan de la fábrica o del depósito fiscal con destino a otras fábricas, depósitos fiscales o, exportación, una entrega directa o un destinatario registrado. En estos casos, el devengo del impuesto se producirá cuando el bien se entregue al receptor último en su lugar de destino. En los casos de importación, el devengo se produce en el momento en el nace la deuda aduanera. No obstante, y al igual que ocurre en el caso de la fabricación, también en el de la importación existe un régimen suspensivo que entra en funcionamiento cuando los productos importados se destinan directamente a una fábrica, a un depósito fiscal, a una entrega directa o cuando circulen con destino a un destinatario registrado.

Sujeto pasivo

Son sujetos pasivos y, por lo tanto, contribuyentes de los Impuestos Especiales de Fabricación, dependiendo de cuando se devengue el impuesto:

  • 1. Los depositarios autorizados, siempre que el devengo del impuesto se produzca en el momento en que el bien salga de la fábrica o del depósito fiscal, o con ocasión del autoconsumo de los bienes.
  • 2. Las personas obligadas al pago de la deuda aduanera, cuando el devengo se produce como consecuencia de una importación o de la salida de una zona franca.
  • 3. Los destinatarios registrados y receptores autorizados, cuando el impuesto se devengue en el momento de la recepción del producto gravado.

A su vez serán sujetos pasivos, en calidad de sustitutos del contribuyente, los representantes fiscales y quienes realicen el suministro de gas natural a título oneroso.

Exenciones

Están exentas la fabricación e importación de productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación que se destinen:

  • 1. A ser entregados en el marco de las relaciones diplomáticas.
  • 2. A organizaciones internacionales reconocidas como tales en España y a los miembros de dichas organizaciones dentro de los límites y en las condiciones que se fijen en los Convenios internacionales.
  • 3. A las Fuerzas Armadas de cualquier Estado, distinto de España, que sea parte del Tratado del Atlántico Norte, y a las Fuerzas Armadas a que se refiere el artículo 1 de la Decisión 90/6407/CEE para uso de dichas fuerzas o del personal civil a su servicio o para el abastecimiento de comedores y cantinas.
  • 4. Al avituallamiento de los buques que realicen navegación marítima internacional, salvamento o asistencia marítima.
  • 5. Al avituallamiento de aeronaves que realicen navegación aérea internacional distinta de la privada.
  • 6. Al consumo en el marco de un acuerdo celebrado con países terceros u organizaciones internacionales, siempre que dicho acuerdo se admita o autorice en materia de exención del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Base imponible y tipos impositivos

La base imponible está constituida por unidades físicas tales como el peso, el volumen u otras. Este hecho hace que los tipos impositivos no sean siempre ad valorem (en función del valor de los productos), sino específicos (euros por unidad). La excepción la constituye el impuesto sobre las labores del tabaco y el que recae sobre la electricidad.

Los sujetos pasivos deben repercutir el importe de las cuotas resultantes a los adquirentes de los productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación, quedando éstos obligados a soportarlas.

En relación a los tipos impositivos, y al ser los Impuestos Especiales de Fabricación armonizados a nivel europeo es Europa quien fija los tipos impositivos mínimos que deberán imperar, por encima de los cuáles deben estar los tipos impositivos vigentes en cada uno de los Estados miembros.

A continuación se recogen algunos ejemplos de los tipos impositivos en los Impuestos Especiales de Fabricación. En todos los ejemplos se muestra el nivel mínimo fijado por la Unión Europea, así como el nivel que impera en cada país miembro, con la única excepción del impuesto sobre los cigarrillos, para el que no se recoge ese nivel mínimo. En el caso de la gasolina con plomo destacan algunos países como Polonia, Finlandia y Eslovaquia, que actualmente no la venden.

Cesión de los Impuestos Especiales de Fabricación a las Comunidades Autónomas

Parte de la recaudación que se obtiene a través de los impuestos indirectos de fabricación se encuentra cedida a las Comunidad Autónomas, en concreto el 40 % de la cantidad total recaudada en todos los casos, salvo en el impuesto sobre la electricidad en la que está cedida el 100 % de la recaudación.

A continuación se recogen los diferentes Impuestos Especiales de Fabricación que son aplicables en el territorio español, indicando la parte de los mismos que está cedida a las Comunidades Autónomas y su exigibilidad en Canarias, Ceuta y Melilla.

TIPOS DE IMPUESTOS ESPECIALES DE FABRICACIÓNCESIÓN CCAAARMONIZADOS A NIVEL COMUNITARIOEXIGIBLES EN CANARIASEXIGIBLES EN CEUTA/MELILLA
Sobre el alcohol y bebidas alcohólicasSobre la cerveza58 %No
Sobre el vino58 %No No
Sobre productos intermedios58 %No
Sobre el alcohol y bebidas derivadas58 %No
Sobre hidrocarburos58 %NoNo
Sobre las labores del tabaco58 %NoNo
Sobre la electricidad100 %

Devolución del impuesto

Tendrán derecho a la devolución de los Impuestos Especiales de Fabricación, en las condiciones que reglamentariamente se establezcan:

  • 1. Los que exportan productos que están sujetos a este impuesto, o productos que aun no estando sujetos a este impuesto contengan otros que sí lo estén.
  • 2. Los exportadores de productos que no sean objeto de estos impuestos ni los contengan, pero en cuya producción se han empleado bienes sometidos a este impuesto. Quedan excluidos de esta devolución los productos empleados como combustibles o carburantes.
  • 3. Los empresarios que introduzcan productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación por los que se hubiera devengado el impuesto dentro del ámbito territorial interno, en un depósito fiscal, con el fin de ser posteriormente enviados a otro Estado miembro de la Comunidad Económica Europea.
  • 4. Los empresarios que entreguen productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación por los que se hubiera devengado el impuesto dentro del ámbito territorial interno a receptores autorizados domiciliados en otro Estado miembro de la Comunidad Económica Europea.
  • 5. Los empresarios que envíen o transporten, directa o indirectamente, ellos mismos o por su cuenta, productos objetos de los Impuestos Especiales de Fabricación por los que ya se hubiera devengado el impuesto dentro del ámbito territorial interno, con destino a personas domiciliadas en otro Estado miembro.

Recuerde que...

  • Estos impuestos se caracterizan por ser: indirectos, reales, objetivos, instantáneos y monofásicos, porque solo gravan una fase en el proceso de producción y comercialización.
  • Los Impuestos Especiales de Fabricación se dividen en: Impuestos especiales sobre el alcohol y bebidas alcohólicas, Impuesto sobre hidrocarburos, Impuesto sobre las labores del tabaco, Impuesto sobre la electricidad e Impuesto especial sobre el carbón.
  • Son de aplicación en todo el territorio nacional, pero en Canarias, Ceuta y Melilla solo tienen efecto alguno de ellos.
  • Aunque estos impuestos gravan el proceso de fabricación o importación, no se devengan hasta que los productos no se ponen a disposición de los consumidores.
Subir