guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Jefe de administración de entidad fin...

Jefe de administración de entidad financiera

Responsable máximo de los aspectos administrativos de una Oficina o sucursal de cualquier Entidad Financiera.

Banca y bolsa

Concepto

Responsable máximo de los aspectos administrativos de una Oficina o sucursal de cualquier Entidad Financiera.

Estructura organizativa de las Oficinas o sucursales

Tradicionalmente en el ámbito bancario y en especial al analizar la estructura organizativa de las Oficinas o sucursales se distinguen dos áreas diferentes:

  • a) Comercial:

    Compuesta fundamentalmente por las personas cuya función principal es la captación y mantenimiento de los clientes.

    Quienes forman parte de la red comercial ofrecen a los clientes actuales o potenciales productos y servicios ofrecidos por la Entidad Financiera y se encargan del seguimiento de los clientes (comprobar si están satisfechos, ofrecerles alternativas de solución si tienen algún problema, etc.)

    En general y si bien las distintas Entidades Financieras pueden tener nombres diferentes para las personas que realizan estas labores, podemos distinguir:

    • Gestores comerciales (ya sean de particulares, de PYMES, de Grandes Empresas).
    • Directores:

      El Director de la Oficina o sucursal es el máximo responsable de la misma a efectos comerciales.

      También si la Entidad Financiera está departamentalizada por segmentos, en función de los tipos de clientes, pueden existir Directores de Grandes Empresas, PYMES, etc.

  • b) Administrativa:

    Desde el mismo momento en que una persona o empresa se convierte en cliente de una Entidad Financiera, su relación con la misma genera gran cantidad de tareas de tipo administrativo que implican por decirlo en términos sencillos "papeles y ordenador".

    Así y a título de simples ejemplos:

    • Normalmente los clientes firmarán contratos con el Banco o Caja en papel (también existe la contratación electrónica) y dichos contratos tendrán que ser procesados en el sistema informático de la Entidad, archivados si son en papel, conservados, etc.
    • Los clientes realizarán operaciones (ingresos y cobros de cheques, descuento de letras o efectos, domiciliación de recibos, etc.) que deberán ser también procesadas.

      El personal bancario que en la Oficina o sucursal se encarga de este tipo de tareas que no implican ofrecer productos y servicios al cliente, que no constituyen venta directa, pertenece al área de Administración y su responsable máximo es el Jefe de Administración, al que con mucha frecuencia se le denomina también Interventor.

      No tienen una relación comercial con el cliente, pero por las características de la actividad bancaria con frecuencia tratan con el mismo (para cada operación que quiere realizar un cliente no se dirige a su gestor, sino que en muchas ocasiones las solicita directamente al personal de administración de la sucursal).

Esta distinción entre el área administrativa y la comercial, que históricamente ha sido muy clara, progresivamente se convirtió en menos rígida:

  • Las Oficinas de las Entidades Financieras comenzaron a tener menos personal y por tanto, este tenía que resultar más polivalente (por ejemplo, resulta ya extraño que alguien realice exclusivamente las tareas de un "cajero"). Sucursales en las que existen dos o tres empleados, a menudo estos desempeñan tanto tareas de tipo administrativo en algunas ocasiones como de tipo comercial.
  • Además de este ajuste de personal en Oficinas y sucursales, a partir de la década de los años 90 fue tomando fuerza en el campo de la gestión de recursos humanos y de la organización de empresas el concepto de flexibilidad y polivalencia aplicado a los trabajadores: El mercado demandaba con carácter general profesionales versátiles, que no fueran exclusivamente válidos para una función.

Con independencia de que la línea entre área administrativa y comercial en la actualidad no sea tan absolutamente rígida como en el pasado en el ámbito bancario es bastante pronunciada aún, puesto que por el tipo de servicios que se ofrecen a los clientes (se busca prestarle un servicio integral) se genera mucho trabajo administrativo, con independencia de que este se documente en papel o mediante medios informáticos.

Resulta frecuente leer o escuchar en los medios de comunicación referencias al "Front Office" (actividades que implican trato continuo con los clientes, ventas, etc.) en contraposición al "Back Office" (soporte administrativo que no implica interacción con clientes), si bien esta terminología no es exclusivamente bancaria, sino aplicable a todo tipo de empresas. En una Oficina o sucursal de una Entidad financiera podríamos considerar "Front office" a los gestores comerciales y al Director, y "Back office" a las personas que realicen exclusivamente labores de administración. Sin embargo, como se ha señalado ya, en las sucursales bancarias el personal que realiza funciones administrativas también suele tratar con los clientes.

El Jefe de Administración de una Oficina o sucursal bancaria prácticamente siempre es apoderado de la misma.

Recuerde que...

  • Se distinguen dos áreas diferentes en la estructura organizativa de las Oficinas o sucursales, son la comercial y la administrativa.
  • El área comercial está compuesta fundamentalmente por las personas cuya función principal es la captación y mantenimiento de los clientes, estos son los gestores comerciales y los directores.
  • El área administrativa no tienen una relación comercial con el cliente, las tareas son de tipo administrativo (papeles y ordenador), pero por las características de la actividad bancaria con frecuencia tratan con el mismo (para cada operación que quiere realizar un cliente no se dirige a su gestor, sino que en muchas ocasiones las solicita directamente al personal de administración de la sucursal).
Subir