guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Klinger oscillator

Klinger oscillator

Fue creado por Stephen Klinger. Es un oscilador de fortaleza de mercado desarrollado tanto para el corto como para el largo plazo, basado fundamentalmente en lo que Klinger denomina como "la fuerza del volumen".

Contabilidad y finanzas

Concepto

El Klinger Oscillator (o KO), fue creado por Stephen Klinger y publicado en la revista Technical Analysis of Stocks and Commodities en su número de diciembre de 1997. Se trata de un oscilador de fortaleza de mercado desarrollado tanto para el corto como para el largo plazo, basado fundamentalmente en lo que Klinger denomina como "la fuerza del volumen", esto es, el impulso de la negociación sobre los precios para determinar a corto plazo alzas y bajas así como el flujo monetario que entra o sale de un valor a más largo plazo, que indique señales alcistas o bajistas para generar señales de compra o venta, respectivamente.

Interpretación

Para ello, el oscilador se basa sobre los siguientes principios:

  • En primer lugar el rango de precios (máximo menos mínimo) es lo que determina el movimiento y la fuerza de volumen lo que se encuentra detrás de ese movimiento. La tendencia la define la suma de los precios básicos de una sesión, esto es, Máximo + Mínimo + Cierre.
  • En segundo lugar, el resultado de esta suma en una sesión con respecto al resultado obtenido en la sesión anterior, determina la situación del movimiento: si es superior, la tendencia se encuentra en una fase de acumulación; si es inferior en una fase de distribución; si el resultado es el mismo entre ambas sesiones, la tendencia en curso se mantiene.
  • La fuerza de volumen es el resultado de la diferencia entre el número de títulos que se han acumulado y el número de títulos que se han distribuido durante la sesión: valores positivos y altos (fuerza de volumen creciente) es síntoma de una tendencia alcista. Valores negativos y elevados de una tendencia bajista. Si durante una tendencia alcista, la fuerza de volumen va disminuyendo podría indicar un agotamiento de la misma e indicios de un cambio de la dirección de los precios. Y a la inversa, conforme los valores negativos se van acercando al terreno positivo podría implicar un agotamiento de la tendencia bajista y posibilidades de inicio temprano de una tendencia alcista.
  • La fuerza de volumen se convierte en oscilador aplicando una media de 13 sesiones para generar señales de entrada y salida así como identificar divergencias en la tendencia.

De esta manera, el Klinger Oscillator tiene las siguientes interpretaciones, teniendo en cuenta que las señales más fiables ocurren en la dirección de la tendencia:

  • Divergencias: Al igual que otros osciladores, las divergencias son claves para el Klinger Oscillator, sobre todo en períodos en los cuales sucesivos máximos o mínimos no son acompañados por sucesivos máximos o mínimos del oscilador; en este sentido, la no confirmación de la tendencia podría llevar a que el movimiento está próximo a agotarse con posibilidades, incluso, de un cambio de dirección de los precios.
  • Señales de entrada y salida: El oscilador también genera señales de compra y venta a través de cruces con su media móvil de 13 sesiones de la siguiente manera: La señal compra se generará cuando el valor esté por encima de su media móvil de 89 sesiones el Klinger Oscillator cambia bruscamente cruza el nivel cero y tras un giro al alza corta su media móvil de 13 sesiones. La señal de venta surge cuando el precio se está moviendo por debajo de la media de 89 sesiones y el KO gira bruscamente superando al alza la línea cero y, tras un giro, cruza a la baja su media móvil de 13 sesiones.
  • Un posible cambio de tendencia se confirma con el cruce del oscilador por la línea cero: un cruce al alza supone un giro alcista y un cruce a la baja un giro bajista pero no implica a priori, un cambio de tendencia a largo plazo.

Construcción

La base del oscilador es obtener la "fuerza del volumen" de la siguiente forma. Supongamos que seleccionamos de la tabla adjunta, la sesión correspondiente al 17 de noviembre de 1999 (destacado en negrita en la tabla adjunta):

  • En las cinco primeras columnas aparecen los datos necesarios para el cálculo: la fecha (11/17/99), máximo (212,0), mínimo (204,875), cierre (206,188) y volumen negociado en la sesión (un total de 41.042 títulos), respectivamente.
  • En la sexta columna, si el resultado de la suma de (máximo + mínimo + cierre) es superior a la sesión precedente se le asigna el valor +1. En caso contrario -1. Para la sesión que nos ocupa, el resultado es 437,063 inferior a la suma de los tres precios de la sesión precedente, esto es, 629,188, por tanto se asigna el valor -1, bajista. Es la tendencia.
  • En la séptima columna se resta el valor máximo menos el mínimo: 212,000 - 204,875 = 7,125. Es la determinación del movimiento, comentado en la parte II en los principios del oscilador.
  • En la octava columna se determina el acumulado como sigue: Si los números asignados de la columna séptima de la sesión y precedente son ambos +1, entonces el resultado es el acumulado anterior más la determinación del Movimiento de la sesión en curso. Si los números asignados son +1 y -1 (es indiferente el orden) el resultado será la suma de las determinaciones del movimiento de la sesión en curso y la precedente. En caso de que ambos tengan asignados el valor -1 el acumulado será el mayor de los siguientes resultados: suma del acumulado anterior y la determinación del movimiento de la sesión en curso o suma de la determinación del movimiento de la sesión en curso y la precedente. En el caso que nos ocupa, como los valores son -1 y +1 para la sesión precedente, el resultado será el siguiente: 9.250 + 7.125 = 16.375.
  • En la novena columna se calcula la Fuerza Del Volumen (FV) a partir de la siguiente expresión:

    VOLUMEN * [VALOR ABSOLUTO (2 * (DETERMINACIÓN DEL MOVIMIENTO / ACUMULADO) - 1)] * TENDENCIA * 100

    Es decir, 46.337 * [ABS (2 * (9,625 / 27,250) - 1)] * (-1) * 100 = -532.606,1

  • En la décima columna se obtiene la media de 34 sesiones de la Fuerza de Volumen: 862.928,6.
  • En la undécima columna la media de 55 sesiones de la Fuerza de Volumen: 757.457,8.
  • Por último, en la duodécima columna se obtiene el Klinger Oscillator como resultado de restar la media de 34 menos la de 55 : 862.928,6 - 757.457,8 = 105.470,8.

El oscilador no está tabulado, por lo que el resultado, al margen de posteriores confirmaciones, parece asegurar la fortaleza de una tendencia bajista de los precios.

En la Tabla adjunta se muestra el cálculo del Klinger Oscillator.

Inconvenientes

El Klinger Oscillator suele ser efectivo cuando la tendencia está en curso, sin embargo no lo es tanto cuando se trata de trabajar en contra de la tendencia y anticipar adecuadamente cambios en la dirección de la misma. Para ello, es recomendable utilizarlo conjuntamente con otros osciladores como el Negative Volume Index (NVI) como oscilador contrario, el %R de Williams o el Índice de Fuerza Relativa (Relative Strength Index) RSI para confirmar zonas de sobrecompra y sobreventa y el Moving Average Convergence Divergence (o MACD), para confirmar la vigencia de la tendencia en curso.

Recuerde que...

  • Uno de los principios en que se basa el oscilador es el rango de precios (máximo menos mínimo) es lo que determina el movimiento y la fuerza de volumen lo que se encuentra detrás de ese movimiento.
  • El resultado de la suma Máximo + Mínimo + Cierre en una sesión con respecto al resultado obtenido en la sesión anterior, determina la situación del movimiento: si es superior, la tendencia se encuentra en una fase de acumulación; si es inferior en una fase de distribución; si el resultado es el mismo entre ambas sesiones, la tendencia en curso se mantiene.
  • La fuerza de volumen es el resultado de la diferencia entre el número de títulos que se han acumulado y el número de títulos que se han distribuido durante la sesión: valores positivos y altos es síntoma de una tendencia alcista. Valores negativos y elevados de una tendencia bajista.
  • La fuerza de volumen se convierte en oscilador aplicando una media de 13 sesiones para generar señales de entrada y salida así como identificar divergencias en la tendencia.
  • Teniendo en cuenta que las señales más fiables ocurren en la dirección de la tendencia, el Klinger Oscillator tiene las siguientes interpretaciones: Divergencias. Señales de entrada y salida y Un posible cambio de tendencia se confirma con el cruce del oscilador por la línea cero.
Subir