guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Nula tributación

Nula tributación

Cuando en el país o territorio de que se trate no se aplica un impuesto idéntico o análogo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al Impuesto sobre Sociedades o al Impuesto sobre la Renta de No Residentes, según corresponda. La diferencia fundamental con el concepto de paraíso fiscal no es la opacidad fiscal, sino la inexistencia de gravamen.

Impuesto sobre Sociedades

Concepto

El concepto de territorio de nula tributación se añade al de paraíso fiscal en la Ley 36/2006, en el diseño de cláusulas anti-elusión. Es un concepto autónomo del primero, pero estrechamente ligado a éste, en cuanto instrumento de la lucha contra el fraude.

El término se define en la disposición adicional primera de la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, de medidas para la prevención del fraude fiscal, en el sentido siguiente:

"Existe nula tributación cuando en el país o territorio de que se trate no se aplique un impuesto idéntico o análogo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al Impuesto sobre Sociedades o al Impuesto sobre la Renta de No Residentes, según corresponda."

Según dicha disposición, tendrán la consideración de impuesto idéntico o análogo: los tributos que tengan como finalidad la imposición de la renta, siquiera parcialmente, con independencia de que el objeto del mismo lo constituya la propia renta, los ingresos o cualquier otro elemento indiciario de esta. En el caso del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, también tendrán dicha consideración las cotizaciones a la Seguridad Social en las condiciones que reglamentariamente se determinen.

Y se considerará que se aplica un impuesto idéntico o análogo cuando el país o territorio, de que se trate, tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que sea de aplicación, con las especialidades previstas en el mismo.

La diferencia fundamental con el concepto de paraíso fiscal es que la característica más relevante no es la opacidad fiscal (por eso la calificación de paraíso fiscal es enervada si hay intercambio de información), sino la inexistencia de gravamen.

La presunción de residencia en el Impuesto sobre Sociedades

El concepto de territorio de nula tributación tiene relevancia para la determinación de la residencia en España a efectos de la aplicación del Impuesto sobre Sociedades.

En efecto, la Administración podrá presumir dicha residencia en España a las Entidades radicadas en algún país o territorio de nula tributación o considerado como paraíso fiscal, cuando (artículo 8.1 de la LIS):

  • Sus activos principales, directa o indirectamente, consistan en bienes situados o derechos que se cumplan o ejerciten en territorio español.
  • Cuando su actividad principal se desarrolle en éste, salvo que dicha entidad acredite que su dirección y efectiva gestión tienen lugar en aquel país o territorio, así como que la constitución y operativa de la entidad responde a motivos económicos válidos y razones empresariales sustantivas distintas de la gestión de valores u otros activos.

Se trata de una presunción establecida con la finalidad de evitar prácticas de elusión fiscal internacional mediante la creación de sociedades, según formas jurídicas extranjeras con domicilio social fuera del territorio español que posteriormente desarrollan sus actividades en España, dónde tienen su sede de dirección efectiva.

Para la interpretación del supuesto, es necesario ponerlo en conexión con la definición legal de "sede de dirección efectiva". Según el artículo 8 de la LIS:

"... se entenderá que una entidad tiene su sede de dirección efectiva en territorio español cuando en él radique la dirección y control del conjunto de sus actividades".

Asimismo, es importante la aplicación de la excepción de "motivos económicos válidos y razones empresariales sustantivas". Este primer concepto, ha sido utilizado en otra cláusula antielusiva, muy señaladamente en el régimen de reestructuraciones societarias del Impuesto sobre Sociedades (artículo 89.2 de la LIS). Al respecto de la Directiva donde se contempla la misma, la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 17 de julio de 1997, Leur-Bloem (asunto C-28/95), donde el Tribunal consideró que el concepto de motivo económico válido, con arreglo al artículo 11 de la Directiva, debe interpretarse en el sentido de que es más amplio que la búsqueda de una ventaja puramente fiscal. La utilización de la expresión "razones empresariales sustantivas" parece poner de manifiesto que deben existir éstas y que no basta con que no exista intención elusiva.

Sin duda, además, debe ponerse en conexión con la definición del "conflicto en la aplicación de la norma tributaria" realizado por el artículo 15 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General tributaria, que constituye la cláusula antielusión general de nuestro sistema tributario. En efecto, dicha definición parece señalar los supuestos en que no se dan dichos "motivos económicos válidos":

"...cuando se evite total o parcialmente la realización del hecho imponible o se minore la base o la deuda tributaria mediante actos o negocios en los que concurran las siguientes circunstancias:

  • a) Que, individualmente considerados o en su conjunto, sean notoriamente artificiosos o impropios para la consecución del resultado obtenido.
  • b) Que, de su utilización, no resulten efectos jurídicos o económicos relevantes, distintos del ahorro fiscal y de los efectos que se hubieran obtenido con los actos o negocios usuales o propios."

No se aplican a los territorios de nula tributación, sin embargo, otras reglas antielusivas propias de la operativa con paraísos fiscales, como la valoración de la operación a precios de mercado (artículo 19.2 LIS 2014).

Recuerde que...

  • Existe nula tributación cuando en el país o territorio de que se trate no se aplique un impuesto idéntico o análogo al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al Impuesto sobre Sociedades o al Impuesto sobre la Renta de No Residentes, según corresponda.
  • Existe una presunción de residencia fiscal en España de entidades radicada en territorios de nula tributación cuando se cumplan determinados requisitos.
Subir