guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Negociación de convenios

Negociación de convenios

Procedimiento a través del cual los trabajadores u organizaciones sindicales y los empleadores negocian colectivamente distintos aspectos relacionados con el trabajo por un tiempo determinado.

La reforma laboral de 2012 en materia de negociación colectiva

Concepto y objetivos

La negociación de convenios se puede definir como el procedimiento a través del cual los trabajadores u organizaciones sindicales y los empleadores negocian colectivamente distintos aspectos relacionados con el trabajo por un tiempo determinado.

La estructura de la negociación colectiva es un elemento fundamental para conseguir un funcionamiento eficiente del mercado de trabajo. Por este motivo, es un elemento central en la mayoría de los programas de reforma del mercado de trabajo acometidos por los distintos países desarrollados en los últimos años, siendo objeto de una abundante literatura económica.

La negociación colectiva tiene importantes efectos tanto macroeconómicos, dado que la evolución salarial afecta al desempleo y a la inflación, como microeconómicos, dado que afecta a la dispersión salarial.

El marco legal de la negociación colectiva ha de promover el logro de varios objetivos económicos como que:

a) La tasa media de crecimiento de los salarios sea compatible con una baja tasa de paro en el medio plazo y con la estabilidad macroeconómica.

b) Las diferencias salariales entre sectores, regiones y niveles educativos reflejen las diferencias en la productividad para recortar diferencias de paro entre regiones y reasignar el trabajo.

Estructura de la negociación

Dentro de la estructura de la negociación es importante resaltar aquellos aspectos de la negociación colectiva más importantes. Estos son: el grado de centralización y ámbito de la negociación, la cobertura, las materias que se discuten, el momento y la duración.

Grado de centralización y ámbito de negociación

El grado de centralización es el factor determinante de la negociación colectiva y viene determinado por cuál sea el nivel de negociación y por el grado de simultaneidad de las negociaciones. Influye sobre los incrementos salariales y, por tanto, sobre los resultados macroeconómicos en términos de paro e inflación de un país.

La relación entre las características del sistema de negociación colectiva y los resultados macroeconómicos ha sido objeto de una amplia literatura, donde numerosos estudios (Calmfors y Drifill; Layard, Nickell y Jackman) indican que cuando la negociación colectiva está muy centralizada o muy descentralizada se obtienen los mejores resultados macroeconómicos (menor desempleo e inflación). Esta es, en resumen, la famosa “hipótesis de la Joroba o de U invertida” (figura 1). Esta figura será más apuntada o plana en función del grado de competencia en el mercado de bienes, grado de apertura exterior y régimen de política monetaria.

En términos generales se puede decir que cuando la negociación colectiva está muy centralizada o muy descentralizada el grado de moderación salarial es mayor. Esta mayor moderación salarial se produce en función de los distintos niveles de negociación (empresa, nacional y sectorial). Si la negociación se produce al nivel de empresa, entonces, si hay excesiva agresividad salarial, los precios de venta de los bienes subirían, y la empresa perdería competitividad frente a otras empresas del sector. Para evitar que se despida a trabajadores se negocian incrementos salariales moderados.

Si la negociación se produce a escala nacional, los incrementos excesivos de los salarios generan inflación con la consecuente pérdida de competitividad internacional y, por lo tanto, de empleo y bienestar, lo que se une al hecho de que no suban los salarios reales. Por eso se prefieren negociar incrementos salariales moderados.

Por último, a escala sectorial, no opera ninguno de los dos factores de moderación. Como suben los precios de todas las empresas del sector, los sindicatos no ven peligrar directamente sus empleos. Y como no están subiendo todos los precios de la economía, es posible obtener ventajas en el salario real.

Cobertura de la negociación colectiva

La evidencia empírica muestra que cuanto mayor es la cobertura de la negociación colectiva, mayor es la tasa de paro. Pero un mayor grado de competencia en el mercado de bienes y una mayor coordinación de la negociación colectiva reduce los efectos negativos de la mayor presencia sindical sobre la tasa de paro.

Además, cuanto mayor es la presencia sindical y menor la coordinación, mayor es la tasa de paro ante shocks de oferta o demanda. Y cuanto mayor es la cobertura y menor el grado de coordinación, mayor es la diferencia entre la tasa de paro juvenil y la tasa agregada.

Otras características de la negociación colectiva

Dentro de las características de la negociación colectiva también podemos analizar las materias negociadas y el momento y duración de los convenios.

  • Materias negociadas. Sin duda, el resultado fundamental de la negociación colectiva viene dado por los incrementos salariales pactados; no obstante también se negocian en ese mismo contexto otros aspectos relacionadas con las condiciones laborales como la jornada laboral, la utilización de horas extraordinarias, los beneficios sociales a los trabajadores (como complementos de jubilación, planes de pensiones, etc.) y la existencia de incentivos a la productividad de los trabajadores o a la asistencia.
  • Momento de la negociación. La firma de los convenios colectivos no siempre se produce en el mismo momento, sino que puede darse en diferentes momentos del año, lo que provoca que se observen diferencias por ámbitos de negociación y/o sectores. Esto es así porque determinados convenios colectivos pueden servir como guía para las negociaciones posteriores de otros convenios. Además, las expectativas de inflación a partir de las que se negocian los incrementos salariales cambian a lo largo del año y ello podría dar lugar a diferencias en los incrementos salariales finalmente acordados según el mes en que se firme el convenio.
  • Duración de los convenios. La duración de los convenios (longitud del período durante el cual estarán vigentes) también es importante porque puede influir en el grado de inercia nominal de la economía. De hecho, la mayor duración de los convenios hace que, ante cambios en la demanda, los salarios corrientes no respondan, y que sea el paro el que se ajuste. Es decir, que la mayor duración de los convenios provoca rigidez salarial. Adicionalmente, una mayor duración de los convenios aumenta las posibilidades de que exista una falta de sincronización (esto es, una superposición) en la firma de los mismos, lo que también incidiría negativamente en la flexibilidad salarial.

En conclusión, la evidencia empírica sobre la relación entre las características del sistema de negociación y los resultados macroeconómicos no es del todo concluyente. En cualquier caso, depende de otros factores como: interacción con otras instituciones laborales, legislación sobre protección del desempleo y generosidad de las prestaciones sociales, indiciación salarial, costes de despido, etc.

España ha mostrado un grado de centralización intermedio durante décadas junto con escasos mecanismos de coordinación, lo que da lugar a resultados macroeconómicos muy pobres. Por este motivo, en los últimos años proliferan en la economía española propuestas para modificar la estructura de la negociación colectiva hacia su mayor descentralización, fomentando los convenios de empresa.

Recuerde que...

  • La negociación colectiva tiene importantes efectos tanto macroeconómicos, dado que la evolución salarial afecta al desempleo y a la inflación, como microeconómicos, dado que afecta a la dispersión salarial.
  • Los aspectos más importantes a resaltar en la estructura de una negociación colectiva son: el grado de centralización y ámbito de la negociación, la cobertura, las materias que se discuten, el momento y la duración.
  • Dentro de las características de la negociación colectiva también destaca el análisis de las materias negociadas y el momento y duración de los convenios.
  • El marco legal de la negociación colectiva ha de promover el logro de varios objetivos económicos como que la tasa media de crecimiento de los salarios sea compatible con una baja tasa de paro en el medio plazo y con la estabilidad macroeconómica, y que las diferencias salariales entre sectores, regiones y niveles educativos reflejen las diferencias en la productividad para recortar diferencias de paro entre regiones y reasignar el trabajo.
  • Si la negociación se produce a escala nacional, los incrementos excesivos de los salarios generan inflación con la consecuente pérdida de competitividad internacional y, por lo tanto, de empleo y bienestar, lo que se une al hecho de que no suban los salarios reales. Por eso se prefieren negociar incrementos salariales moderados.
Subir