guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Grandes riesgos en la banca

Grandes riesgos en la banca

Banca y bolsa

En el negocio bancario, una exposición muy elevada con un solo acreditado puede llegar a poner en peligro la estabilidad de una entidad en caso de dificultades del cliente. Esto sería lo que comúnmente se denomina riesgo de concentración.

Una adecuada política crediticia debe considerar muy cuidadosamente la cuestión de los grandes riesgos, incluso si, como suele ser habitual, esta concentración de apoyos financieros (créditos, avales, renta fija, renta variable y determinados derivados financieros) se lleva a cabo con acreditados de alta calidad crediticia, con una probabilidad de incumplimiento muy baja.

El regulador y el supervisor, en nuestro caso el Banco de España, prestan una especial atención a los grandes riesgos, debido al potencial impacto sobre la solvencia de las entidades.

Así, se define un gran riesgo como el contraído frente a una misma persona o grupo económico, cuando su importe supere el 10 % de los recursos propios del grupo. Se establece que el límite máximo que puede alcanzar un gran riesgo, tras deducciones, es el 25 % de los recursos propios computables (20 % si hay relación de control). Además, existe una limitación global al conjunto de grandes riesgos que puede asumir una entidad: los importes así catalogados no pueden exceder en ocho veces los recursos propios totales del grupo en cuestión.

Subir