guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Gestión de empresas

Gestión de empresas

Estudio de la racionalización y sistematización de las prácticas que conducen a la obtención de unos mejores resultados en la actividad empresarial.

Gestión empresarial

Concepto

La gestión de empresas, como disciplina académica, es un planteamiento metodológico acerca de cómo coordinar las acciones de las partes de una organización con el fin de asegurar su desarrollo y mantenimiento en el tiempo, en un entorno en competencia.

Se puede afirmar que consiste en el estudio de la racionalización y sistematización de las prácticas que conducen a la obtención de unos mejores resultados en la actividad empresarial.

La existencia de múltiples funciones y procesos que se desarrollan en el seno de la organización aconsejan un estudio sistemático de los mismos por medio del desarrollo de técnicas instrumentales que faciliten la decisión, así como la descripción de los procesos y la ayuda, en suma, a la racionalización de las formas de actuar que permitan incorporar la experiencia pasada y la metodología habitual de las ciencias actuales a la consecución de mayores logros.

Por tanto, la gestión de empresas trata de sistematizar y racionalizar los conocimientos sobre el desarrollo de la actividad empresarial, de cara a conseguir unos mejores resultados en la actividad de la empresa actual.

Podría decirse que el concepto moderno de gestión de empresas, tal como hoy lo entendemos, surge en todas las organizaciones a partir del momento en el cual se considera que el que una persona se dedique exclusivamente a tareas “directivas”, con exclusión de los trabajos de tipo operativo o directamente productivo, está justificado. Dicho de otra forma, que existe una justificación de tipo económico para que alguien perciba un salario no estando directamente vinculado al proceso productivo, pero realizando unas tareas que, de otra forma, resultan más caras o desde luego menos eficientes.

La empresa es una organización productiva y, por este motivo, los teóricos del pensamiento organizativo en general le han dedicado una especial atención. Todos los avances científicos en los campos de la psicología, de la sociología o, incluso, de la ciencia política, han contribuido a desarrollar esta nueva rama del saber que se denomina, en términos generales, organización y gestión de empresas y que, en definitiva, no trata sino de conseguir una aplicación del principio de racionalidad económica. Conseguir, por tanto, una asignación o utilización de los recursos de la empresa lo más eficientemente posible.

El estudio de la gestión de empresas como disciplina académica ha permitido avanzar en dos sentidos; el primero de ellos en la descripción de una realidad compleja como es la empresa, detectando sus mecanismos y los factores o parámetros que en mayor medida explica los hechos y resultados de aquella. En segundo lugar, de la experiencia anterior y de la sistematización de los hechos analizados se ha podido llegar a elaborar modelos de comportamiento y pautas explicativas de lo acaecido. La gestión de empresas no es una disciplina normativa en el sentido de que no puede ni debe dar normas (en el sentido de leyes) válidas universalmente, limitándose a su carácter descriptivo y, en todo caso, predictivo y de ayuda.

Principios de la gestión de empresas

Los principios que rigen la gestión de empresas son los siguientes:

  • a) Principio de productividad o de rendimiento técnico o físico: es el que relaciona el rendimiento obtenido con el empleo de unos factores de producción.
  • b) Principio de economicidad o de racionalidad en sentido económico: es el que relaciona el valor de la producción obtenida con el valor de los recursos empleados.
  • c) Principio de rentabilidad: es el que mide la relación entre el resultado y el capital invertido para conseguirlo.

Así se dispone de una medida técnica, una medida económica y una medida financiera, que serían tres formas de representar el principio máximo que supone la racionalidad económica, esto es, la asignación de recursos escasos susceptibles de usos alternativos a la satisfacción de necesidades que pueden ser jerarquizadas.

Metodología de la gestión de empresas

Según lo expuesto anteriormente, la gestión de empresas se considera una ciencia, y toda ciencia requiere de una metodología, esto es, de una aplicación de la lógica encaminada a diseñar el camino a seguir para alcanzar el objetivo del conocimiento científico. De modo general, el término método se refiere tanto al procedimiento genérico, que nos permite alcanzar el objetivo del conocimiento, como a la forma metódica de proceder en cada investigación.

El método es importante, tanto como sistema de ayuda para llegar a la solución de problemas como para poder justificar los asertos a los que llegamos a través de la objetividad o unanimidad que existe acerca de la bondad del método seguido para llegar a un resultado. Dicho en otras palabras, si el método utilizado es un método comúnmente aceptado por la comunidad científica, los resultados a los que se lleguen en base a la utilización del mismo pueden ser considerados como válidos por todos aquellos que reconozcan el método seguido como el idóneo para conseguir el fin citado.

En realidad, la gestión de empresas como disciplina científica no es más que una formalización metodológica de lo que previamente ha sido una descripción del quehacer diario de la realidad empresarial. Cuando determinadas regularidades empiezan a observarse, puede verificarse que en determinadas condiciones sucede exactamente lo que se ha observado en hechos similares, estando en condiciones de formular, no solamente una descripción de la experiencia pasada, sino también todo un proceso de conocimiento y una regularidad que puede considerarse válida por todo el mundo y objetiva, toda vez que el método seguido para llegar a su formulación es de aceptación universal.

Recuerde que...

  • Todos los avances científicos en los campos de la psicología, de la sociología o, incluso, de la ciencia política, han contribuido a desarrollar esta rama denominada: organización y gestión de empresas.
  • Los principios que rigen la gestión de empresas son los siguientes: principio de productividad o de rendimiento técnico o físico, principio de economicidad o de racionalidad en sentido económico y pprincipio de rentabilida.
  • La gestión de empresas como disciplina científica no es más que una formalización metodológica de lo que previamente ha sido una descripción del quehacer diario de la realidad empresarial.
  • El estudio de la gestión de empresas ha permitido avanzar en la descripción de una realidad compleja como es la empresa y de los hechos analizados se ha podido llegar a elaborar modelos de comportamiento y pautas explicativas.
Subir