guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Identificación de riesgos laborales

Identificación de riesgos laborales

Prevención de riesgos laborales

Concepto

Partiendo de la definición que la Organización Mundial de la Salud dio en 1946, según la cual “Salud es un estado de bienestar físico, mental y social, y no meramente la ausencia de daños y enfermedades”, tenemos que decir que el riesgo laboral es todo aquel aspecto del trabajo que tiene la potencialidad de causar un daño o un quebranto de la salud.

El artículo 4 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (en adelante, LPRL), define el riesgo laboral como “la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo”.

¿Cómo evitar ese daño? Mediante la Seguridad, que consiste en establecer unas condiciones de trabajo que excluyan la influencia en los trabajadores de los factores de riesgo. Los factores de riesgo es la existencia de elementos, fenómenos, ambiente y acciones humanas que encierran una capacidad potencial de producir lesiones o daños materiales, y cuya probabilidad de ocurrencia depende de la eliminación y/o control del elemento agresivo.

El riesgo laboral es la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo.

Normativa

En el ordenamiento jurídico español es el artículo 2 de la LPRL la que establece las condiciones básicas para promover la seguridad y salud de los trabajadores mediante la identificación, evaluación y control de peligros y riesgos asociados a un proceso productivo, además de fomentar el desarrollo de actividades y medidas que sean necesarias para prevenir los riesgos derivados del trabajo.

De conformidad con lo establecido por el artículo 4 de la LPRL, se entenderá por prevención, "el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo".

El empresario deberá desarrollar una acción permanente de seguimiento de la actividad preventiva con el fin de perfeccionar de manera continua las actividades de identificación, evaluación y control de los riesgos que no se hayan podido evitar y los niveles de protección existentes. Asimismo, dispondrá lo necesario para que las medidas de prevención se adapten continuamente a las modificaciones que puedan experimentar las circunstancias que incidan en la realización del trabajo.

Evaluación de riesgos laborales

La evaluación de riesgos laborales es un proceso destinado a identificar y localizar las posibles amenazas para la seguridad y salud de los trabajadores e indicar una magnitud que permita priorizar su corrección.

Los métodos más sencillos y comunes valoran los riesgos en función de sus consecuencias y la probabilidad de que se materialicen. Basándose en este criterio general se han propuesto distintas metodologías que, generalmente, dividen las consecuencias y la probabilidad en tres o más niveles. Una vez definidos estos niveles se utiliza una matriz que los relaciona para determinar la magnitud del riesgo.

Este proceso es altamente subjetivo. Por ello se han desarrollado gran número de variantes que intentan hacerlo más objetivo. Es común el uso de listas de chequeo y el análisis del histórico de accidentes para concretar las consecuencias así como de los índices de accidentabilidad para aproximar la probabilidad.

Los siniestros laborales pueden deberse a:

  • Condiciones medioambientales del centro de trabajo.
  • Condiciones físicas del trabajo.
  • Condiciones del puesto de trabajo.
  • Condiciones derivadas del sistema organizativo del trabajo.

Cada riesgo laboral lleva conexo un plan preventivo para evitarlo o paliar su gravedad. Un siniestro puede ocasionarse por ignorancia de los riesgos que se corren, por una actuación negligente producida al no tomar las precauciones necesarias para ejecutar una tarea o por una actitud temeraria de rechazar los riesgos que existen.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) pone especial atención en desarrollar y aplicar una cultura de seguridad y salud preventiva en el lugar de trabajo.

Clasificación de los riesgos:

  • Riesgos físicos: Son los derivados de la acción de agentes físicos que causan efectos traumáticos.
  • Riesgos químicos: Probabilidades de daños por manipulación o exposición a agentes químicos, de uso frecuente en áreas de investigación, de diagnóstico, o con desinfectantes y esterilizantes en el ambiente hospitalario.
  • Riesgos biológicos: Son los derivados de la exposición a los agentes biológicos. Puede ser ocupacional o no, según la relación que guarde con el trabajo.
  • Riesgos psicofisiológicos: Causados por factores humanos, pueden ser organizativos o sociológicos, todos ellos inherentes al ser humano.

Metodología para la identificación, evaluación y gestión de los riesgos que afectan a la seguridad y salud de los trabajadores

La evaluación de los riesgos en los centros laborales, instalaciones y puesto de trabajo se realiza de acuerdo con las características particulares de cada lugar, con la participación de los trabajadores en los lugares que necesiten hacer una evaluación inicial del riesgo o proceder a la actualización de la existente.

Este procedimiento puede servir para cumplir de forma rápida, sencilla y eficaz con la obligación de las entidades de poseer un diagnóstico del nivel de seguridad existente en sus instalaciones y establecer una política de prevención, basado en el mejoramiento continuo de las condiciones de trabajo.

La evaluación deberá realizarse considerando la información sobre la organización, las características y complejidad del trabajo, los materiales utilizados, los equipos existentes y el estado de salud de los trabajadores, valorando los riesgos en función de criterios objetivos que brinden confianza sobre los resultados a alcanzar.

Cuando exista una “normativa” específica que debe aplicarse, el procedimiento deberá ajustarse a las condiciones que la misma establece y podrá adecuarse a normas o guías, cuando exija la realización de mediciones, análisis, ensayos o cuando criterios complejos de evaluación deban utilizarse:

  • 1. Evaluaciones establecidas por legislaciones vigentes: En numerosas ocasiones la evaluación, exposición y control de algunos de los riesgos presentes en las instalaciones o puestos pueden ser reguladas por documentos legales o procedimientos de organismos o de la propia entidad, debiéndose asegurar que se cumple con los requisitos establecidos.
  • 2. Evaluaciones impuestas por legislación sobre prevención de riesgos: Algunas normas que regulan aspectos de prevención de riesgos laborales y definen procedimientos para su evaluación y control, por ejemplo las normas de ruido y vibraciones.
  • 3. Evaluación de los riesgos para los que no existen procedimientos o normas específicas: Existen riesgos para los que no existen en el país una legislación específica que limite la exposición de los trabajadores a sus efectos. Sin embargo existen normas o guías técnicas de organizaciones de reconocido prestigio internacional que establecen los procedimientos de evaluación e incluso, en ocasiones, los niveles máximos de exposición recomendados. Por ejemplo, valores límite permisibles respecto a contaminantes químicos, publicados por asociaciones técnicas o institutos de investigaciones aplicadas.

Por cada puesto de trabajo se realiza la identificación de todos y cada uno de los peligros a los que pueden estar expuestos los trabajadores, tanto puntualmente como durante toda la jornada laboral.

En esta ficha se recogen todos los factores de riesgo y/o las deficiencias que se han identificado con la ayuda de las guías específicas de cada disciplina. En el caso de los factores de riesgo, además de la descripción, se realiza el enunciado de los riesgos asociados a estos factores y los riesgos se clasifican en evitables o no evitables.

Conclusión

Las empresas ven la prevención de riesgos laborales como un factor determinante en la mejora de la productividad y reducción de los costes, mediante la prevención de accidentes e incidentes y enfermedades ocupacionales.

La identificación de los riesgos a los que están expuestos los trabajadores durante la ejecución de sus tareas diarias es un factor determinante en la prevención de riesgos laborales.

La identificación de los riesgos en las instalaciones se realiza de acuerdo a las características particulares de cada centro de trabajo.

La recolección de los datos deberá realizarse considerando la información de la empresa, las características y trabajo que se ejecuta, los bienes empleados, los medios existentes y el estado de salud de los trabajadores.

La identificación de los riesgos existentes que pueden provocar un accidente laboral es el paso previo a su eliminación. En caso de que no fuera posible ésta, es preciso evaluarlos para determinar las medidas preventivas que nos permitirán reducir su gravedad y la probabilidad de que ocurran.

Subir