guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
SECCIONES SINDICALES

SECCIONES SINDICALES

LA LEY 3284/2006

Definición

Las secciones sindicales están integradas por afiliados de un mismo sindicato en una empresa o centro de trabajo. Cualquier sindicato puede tener secciones sindicales en los lugares de trabajo conforme a lo establecido en sus estatutos. Los afiliados sindicales pueden, así, en el ámbito de la empresa o centro de trabajo, constituir secciones sindicales de conformidad con los estatutos de su sindicato. La sección sindical es una instancia organizativa interna del sindicato y, a la vez, una representación sindical externa con determinados derechos en su ámbito de actuación. Cualquier sección sindical tiene derecho a ejercer la actividad sindical en el lugar de trabajo donde esté constituida, pudiendo, en dicho ámbito, negociar convenios, celebrar reuniones, declarar huelgas o plantear conflictos colectivos.

Las secciones sindicales de los sindicatos más representativos o de sindicatos con presencia electoral disfrutan de los derechos enumerados en el art. 8.2 LOLS: tablón de anuncios, negociación colectiva estatutaria, y en empresas o centros de trabajo de más de 250 trabajadores, un local. Las secciones sindicales de sindicatos con presencia electoral en lugares de trabajo de más de 250 trabajadores tienen derecho a elegir un delegado sindical en el marco del art. 10 LOLS.

Referencias normativas

LOLS: artículo 8.1 a) (LA LEY 2063/1985), artículo 8.2 (LA LEY 2063/1985) y artículo 10.1 (LA LEY 2063/1985)

Interpretación jurisprudencial

STSJ Cataluña de 18 de mayo de 2006 (LA LEY 130162/2006): «El derecho fundamental de libertad sindical reconocido en el artículo 28 de la Constitución , integra el "derecho a llevar a cabo una libre acción sindical, comprensiva de todos los medios lícitos y sin indebidas injerencias de terceros" (STC 168/1996, de 29 octubre) y, en coherencia con este contenido constitucional, este derecho fundamental tiene su desarrollo en la Ley Orgánica 11/1985, de 2 octubre , en la que se establece que, en el plano colectivo, el derecho de libertad sindical comporta el que las organizaciones sindicales tengan derecho al "ejercicio de la actividad sindical en la empresa o fuera de ella" [art. 2.2, d) LOLS] estando comprendido en tal ejercicio el derecho de reunión sindical, pues, como ha destacado la jurisprudencia constitucional, forma parte del contenido esencial del derecho de sindicación el derecho de celebrar reuniones a las que concurran los afiliados del sindicato que les convoque, con el objeto de desarrollar los fines del propio sindicato, pues de otra forma el ejercicio del derecho sería lógicamente imposible, recordando que según el Convenio núm. 135 de la OIT, los representantes de los trabajadores deberán disponer en la empresa de las facilidades apropiadas para permitirles el desempeño rápido y eficaz de sus funciones (art. 2.1). b) En los lugares de trabajo el ejercicio de la actividad sindical viene concretada en el artículo 8 LOLS, en el que, en cuanto ahora nos afecta, se precisa cuándo y en qué condiciones cabe entender que el derecho de reunión, contenido esencial del derecho de sindicación, comprende el derecho de que para su ejercicio deba ponerse por parte de la empresa a disposición de quienes los ejercitan un local de su titularidad, estableciéndose que "sin perjuicio de lo que se establezca mediante convenio colectivo, las Secciones Sindicales de los sindicatos más representativos y de los que tengan representación en los comités de empresa y en los órganos de representación que se establezcan en las Administraciones Públicas o cuenten con delegados de personal, tendrán los siguientes derechos: c) A la utilización de un local adecuado en el que puedan desarrollar sus actividades en aquellas empresas o centros de trabajo con más de 250 trabajadores" (art. 8.2 LOLS)».

STS (Sala 4.ª) 18 de noviembre de 2005 (LA LEY 225778/2005): «En relación al ámbito en que ha de ser computable el número mínimo de 250 trabajadores requerido por el artículo 10.1 de la Ley Orgánica de Libertad sindical para que las secciones sindicales estén representadas por un delegado (...) frente al criterio doctrinal que había interpretado dicho texto en su literalidad, aparentemente indicativa del carácter sindicalmente opcional del ámbito de implantación de las secciones sindicales dotadas de delegados, desde la sentencia de 10 de noviembre de 1998 (recurso 2123/98), esta Sala ha venido manteniendo como firme doctrina que esa posibilidad de optar entre la empresa o el centro de trabajo al efecto de que se trata "no es algo que quede al arbitrio del sindicato, sino que ello está en función de los órganos de representación de los trabajadores para ejercer su derecho de participación en la empresa", de modo que habrá de acudirse al ámbito de la representación unitaria existente con arreglo a lo que dispone el artículo 63 del Estatuto de los Trabajadores, que en el presente supuesto es cada centro de trabajo, tal como resulta ser normativamente la regla general. Tal doctrina se ha mantenido sin fisuras desde entonces por numerosas sentencias, siendo citables como más recientes las de 15 de marzo de 2004 (rec. 1116/03), 9 de junio de 2005 (rec. 132/04) y 14 de junio de 2005 (rec. 124/04).

STS (Sala 4.ª) 10 de octubre de 2005 (LA LEY 10590/2006): «el artículo 10.1 de la Ley Orgánica de Libertad Sindical, al establecer que en las empresas o centros de trabajo con más de 250 trabajadores, como es el caso, las secciones sindicales constituidas por los trabajadores afiliados a sindicatos con presencia en el comité de empresa, como también acontece, "estarán representadas, a todos los efectos, por delegados sindicales elegidos por y entre sus afiliados en la empresa o centro de trabajo". Ha de entenderse que este precepto viene a excluir tanto la absorción de la representación que establece por la del sindicato, que es lo que de hecho se pretende por la parte demandante y recurrente, como la asignación legal de tal representación al secretario de la sección sindical, como igualmente es pretendido, puesto que no se dice ni cabe entender que con la referida denominación haya querido indicarse impropiamente que se trata del delegado sindical, y que, además, no precisaría apoderamiento notarial para representar a la sección, puesto que ya tiene atribuida legalmente su representación».

STC 95/1996, de 29 de mayo (LA LEY 7142/1996): «la propia representación unitaria o electiva de los trabajadores es una vía de importante y muchas veces preferente actuación de los sindicatos, dada la regulación vigente de la acción propiamente sindical (STC 197/1990). Regulación que, entre otras cosas, ciñe el derecho a estar representadas a todos los efectos por delegados sindicales (a los que se atribuyen determinados derechos y las mismas garantías que las establecidas en favor de los representantes electivos) a las secciones sindicales constituidas por afiliados a sindicatos con presencia en la representación unitaria o electiva, y únicamente en las empresas o, en su caso, centros de trabajo que ocupen a más de doscientos cincuenta trabajadores (art. 10.1 y 3 LOLS)».

STC 168/1996, de 29 de octubre (LA LEY 10843/1996): «ha destacado este Tribunal el doble aspecto de las secciones sindicales ‐y también de los delegados sindicales‐, como instancias organizativas internas del sindicato y como representaciones externas a las que la Ley confiere determinadas ventajas y prerrogativas, que suponen correlativamente cargas y costes para la empresa. Respecto del primer plano, la constitución de secciones, la elección o designación de representantes, portavoces o delegados y que éstos actúen en representación de los afiliados, es ejercicio de la libertad interna de autoorganización del sindicato y, en cuanto tal, la LOLS no lo prohíbe a ningún sindicato ni a ninguna sección sindical y no puede ser impedido ni coartado (SSTC 61/1989, 84/1989, 173/1992 y 292/1993). Forma parte del contenido esencial de la libertad sindical y de esta forma el sindicato puede estar presente en los lugares de trabajo y realizar allí sus funciones representativas (STC 173/1992) y ejercer aquellas actividades que permitan la defensa y protección de los propios trabajadores (STC 292/1993). El hecho de que determinadas secciones sindicales no puedan contar por imperativo legal con un delegado de los previstos en el art. 10 LOLS no impide en modo alguno el ejercicio de los derechos del art. 8.1 LOLS por sus respectivos titulares (STC 173/1992)».

STC 208/1993, de 28 de junio (LA LEY 2355-TC/1993): La sección sindical es titular de los derechos atribuidos legalmente. Constitucionalidad de los derechos de las secciones sindicales de los sindicatos más representativos o con presencia electoral.

‐ STS (Sala 4.ª) 28 de junio de 1990: Concurrencia de la voluntad de los afiliados y de la voluntad del sindicato en la constitución de secciones sindicales de los lugares de trabajo.

STS (Sala 4.ª) 17 de octubre de 1994 (LA LEY 14108/1994): La sección sindical legitimada para negociar convenios colectivos de eficacia general debe ser de un sindicato con presencia electoral en la unidad negocial incluso si es más representativo.

Bibliografía

‐ FALGUERA BARÓ, M. y SENRA BIEDMA, R., «Marco jurídico competencial de las representaciones sindicales y unitarias: Análisis crítico de la situación actual y propuestas modificativas», Relaciones Laborales, tomo II-1996, pág. 184

‐ PRADOS DE REYES, F. J., «Representación unitaria y representación sindical en la empresa. Evolución de sistemas», Relaciones Laborales, tomo I-1991, pág. 181

‐ RODRÍGUEZ-PIÑERO BRAVO-FERRER, M. y CRUZ VILLALÓN, J., «El sindicato en la empresa en la Ley Orgánica de Libertad Sindical», Relaciones Laborales, tomo I-1987, pág. 81

Subir