guiasjuridicas.es - Documento
El documento tardará unos segundos en cargarse. Espere, por favor.
Delitos de lesa humanidad

DELITOS DE LESA HUMANIDAD

I. RESEÑA HISTÓRICA Y CONCEPTO

El término o concepto de "crimen de lesa humanidad" o "crimen contra la humanidad" tuvo sus primeras formulaciones en el Derecho Internacional consuetudinario que fue perfilándose a finales del siglo XIX y tras la I Guerra Mundial, pero no se puso formalmente de manifiesto hasta la Carta del Tribunal Militar Internacional firmada en Londres el 8 de agosto de 1945 y adoptada por las potencias vencedoras de la II Guerra Mundial para perseguir y juzgar a los principales criminales de guerra dando lugar al Juicio de Nüremberg contra los jefes del ejército alemán capturados tras el fin de la guerra. El derecho penal internacional fue construyendo y consolidando una serie de conductas criminales que, de forma universal, se consideraban de extrema gravedad e injusticia, al atacar bienes jurídicos fundamentales de los seres humanos como miembros de la comunidad internacional y de la humanidad. Se trata de una serie de conductas clasificadas en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de 17 de julio 1998, ratificado por España en el año 2002, como son el genocidio, los crímenes de lesa humanidad o crímenes contra la humanidad, los crímenes de guerra y el crimen de agresión.

El Código Penal español de 1995, aprobado por la Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre, recogía desde su dictado en el Titulo XXIV rubricado "Delitos contra la Comunidad Internacional" tanto el delito de genocidio en el artículo 607 como una serie de tipos delictivos en los artículos 608 a 614 relativos a los crímenes de guerra. Sin embargo estaba ausente el delito de crímenes contra la humanidad que se habría paso en la Comunidad Internacional, lo que, tras la ratificación por España del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional en el año 2002, era una ausencia injustificada. Esa laguna fue subsanada con la Ley Orgánica 15/2003 de 25 de noviembre que creó un Capítulo nuevo, el II BIS que contiene un solo artículo, el 607 bis), capítulo titulado "De los delitos de lesa humanidad", produciéndose así un fenómeno jurídico propio de estos tiempos que es la internalización de normas del Derecho Penal.

El artículo 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional define el concepto jurídico "Crímenes de lesa humanidad", como "cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque: a) Asesinato; b) Exterminio; c) Esclavitud; d) Deportación o traslado forzoso de población; e) Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional; f) Tortura; g) Violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, esterilización forzada u otros abusos sexuales de gravedad comparable; h) Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género definido en el párrafo 3, u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional, en conexión con cualquier acto mencionado en el presente párrafo o con cualquier crimen de la competencia de la Corte; i) Desaparición forzada de personas; j) El crimen de apartheid; k) Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física."

El concepto proviene del término "leso", que significa agraviado, lastimado, ofendido, siendo el fundamento considerar que esas actuaciones agravian u ofenden a la humanidad con conjunto.

Las normas de desarrollo del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, han puesto de relieve la necesidad de adecuar los delitos contra la comunidad internacional.

II. EL ARTÍCULO 607 BIS DEL CÓDIGO PENAL DE 1995

Conforme a la aplicación de normas internacionales y según la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, el punto 1º del apartado 1 del artículo 607 bis, queda redactado como sigue: "1º. Por razón de pertenencia de la víctima a un grupo o colectivo perseguido por motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género, discapacidad u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al Derecho Internacional".

1. Sujeto

En cuanto al sujeto que puede cometer el delito, sujeto activo, y el sujeto que puede ser víctima del mismo, sujeto pasivo, no hay ninguna norma o característica especial que deban tener. Cualquiera puede serlo, siendo por tanto un delito común.

La característica más destacada de este tipo de delito, desde el punto de vista de los sujetos, es que por la propia significación del delito supone la intervención de varias personas en su preparación y ejecución. Será fácil distinguir un grupo de intervinientes en una primera fase de planeamiento de la acción, que como veremos trasciende de un hecho concreto y tiene unas finalidades y unos fundamentos generales, de cuyo grupo de intervinientes emanarán las órdenes que se trasmitirán a unas estructuras intermedias y otras de ejecución como una cadena de mando piramidal, siendo todos autores, sin que, por aplicación de lo dispuesto en el artículo 616 bis del Código Penal, sea aplicable la eximente de cumplimiento del deber de obediencia prevista en el artículo 20.7 del Código Penal (véase "Eximentes").

Y para dar eficacia al Derecho penal en el castigo de estos actos de lesa humanidad, se contienen en el Código Penal, en los artículos 615 a 161 bis, dentro del Capítulo IV del Titulo XXIV, unas disposiciones comunes a este delito de lesa humanidad y al resto de los delito de este título (delitos contra el Derecho de gentes del Capítulo I -si bien a este tipo de delitos sólo le afectan algunas normas comunes, no todas-, delito de genocidio del Capítulo II, y crímenes de guerra del Capítulo III) que afectan, favoreciendo, la determinación de la autoría de estos delitos, e impidiendo el disfrute de determinadas causas de exención de responsabilidad muy socorridas en el ámbito militar o de un cuerpo o grupo de estructura jerárquica. Esas normas son las siguientes:

  • - La autoridad o jefe militar o quien actúe efectivamente como tal que no adoptara las medidas a su alcance para evitar la comisión, por las fuerzas sometidas a su mando o control efectivo, del delito de lesa humanidad, será castigado con la misma pena que los autores. Si la conducta de este mando es por imprudencia grave, es decir, sin tener conocimiento y voluntad de participar en el hecho incumplió las normas básicas más elementales de su profesión dando lugar a la comisión del hecho, la pena será la inferior en uno o dos grados.
  • - La autoridad o jefe militar o quien actúe efectivamente como tal que no adoptara las medidas a su alcance para que sea perseguido el delito de lesa humanidad por las personas sometidas a su mando o control efectivo será castigada con la pena inferior en dos grados a la de los autores.
  • - El superior no comprendido en los apartados anteriores que, en el ámbito de su competencia, no adoptara las medidas a su alcance para evitar la comisión por sus subordinados de este delito será castigado con la misma pena que los autores.
  • - El superior que no adoptara las medidas a su alcance para que sean perseguidos sus subordinados por la comisión de este delito será castigado con la pena inferior en dos grados a la de los autores.
  • - El funcionario o autoridad que, sin incurrir en las conductas previstas en los apartados anteriores, y faltando a la obligación de su cargo, dejara de promover la persecución de este delito del que tenga noticia, será castigado con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de dos a seis años (véase "Penas privativas o restrictivas de derechos").
  • - En el caso de cometerse el delito por una autoridad o funcionario público, se le impondrá, además de las penas señaladas que hemos visto, la de inhabilitación absoluta por tiempo de diez a veinte años. Si fuese un particular, los Jueces o Tribunales podrán imponerle la de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de uno a diez años.

2. Acción típica

La conducta criminal, para que sea castigada como crimen de lesa humanidad precisa que concurran dos requisitos al mismo tiempo:

  • El primero es que se realice una o varias de estas acciones. En cada una señalaremos la pena prevista en el artículo 607 bis) para los autores:
    • - Causar la muerte de alguna persona. La pena es de prisión de quince a veinte años. Pero la pena será de veinte a treinta años de prisión si concurriera en el hecho alguna de estas tres circunstancias: 1) alevosía (ataque improvisto o aprovechando la indefensión de la víctima), 2) realización por precio, recompensa o promesa o, finalmente, c) con ensañamiento, es decir aumentando deliberada e inhumanamente el dolor del ofendido.
    • - Violar. La pena es de prisión de doce a quince años.
    • - Otra agresión sexual distinta. La pena es de cuatro a seis años de prisión.
    • - Ocasionar la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro principal, o de un sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad, una grave enfermedad somática o psíquica o una mutilación genital. La pena es de prisión de doce a quince años.
    • - Ocasionar la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro no principal, o la deformidad. La pena es de ocho a doce años de prisión.
    • - Si se sometiera a las personas a condiciones de existencia que pongan en peligro su vida o perturben gravemente su salud. La pena es de ocho a doce años de prisión.
    • - Ocasionar una lesión que necesite tratamiento médico o quirúrgico para su curación o más de una asistencia médica. La pena es de prisión de cuatro a ocho años.
    • - Si se deportaran o trasladaran por la fuerza, sin motivos autorizados por el derecho internacional, a una o más personas a otro Estado o lugar, mediante la expulsión u otros actos de coacción. La pena es de prisión de ocho a doce años.
    • - Si se forzara el embarazo de alguna mujer con intención de modificar la composición étnica de la población, sin perjuicio de la pena que corresponda, en su caso, por otros delitos. La pena es de seis a ocho años.
    • - Cuando se detuviera a alguna persona y se negara a reconocer dicha privación de libertad o a dar razón de la suerte o paradero de la persona detenida. La pena será de doce a quince años.
    • - Si se detuviera a una persona, privándola de su libertad con infracción de las normas internacionales sobre la detención. La pena será de ocho a doce años.
    • - Si la detención dura menos de quince días, la pena será de cuatro a ocho años.
    • - La tortura grave sobre personas que tuvieran bajo su custodia o control se castigará con la pena de cuatro a ocho años de prisión, y con la de prisión de dos a seis años si fuera menos grave. Se entiende por tortura el sometimiento de la persona a sufrimientos físicos o psíquicos. La pena prevista en este número se impondrá sin perjuicio de las penas que correspondieran, en su caso, por los atentados contra otros derechos de la víctima.
    • - El que induzca, promueva, favorezca o facilite la prostitución de una persona menor de edad o incapaz incurrirá en la pena de prisión de cuatro a ocho años.
    • - El que determine, empleando violencia, intimidación o engaño, o abusando de una situación de superioridad o de necesidad o vulnerabilidad de la víctima, a persona mayor de edad a ejercer la prostitución o a mantenerse en ella, o el que se lucre explotando la prostitución de otra persona, aun con el consentimiento de la misma será castigado a la pena de seis a ocho años de prisión.
    • - Quienes trasladen a personas de un lugar a otro, con el propósito de su explotación sexual, empleando violencia, intimidación o engaño, o abusando de una situación de superioridad o de necesidad o de vulnerabilidad de la víctima. La pena es de seis a ocho años. Si se trata de menores de edad o incapaces, la pena será de ocho a doce años de prisión.
    • - Si se sometiera a alguna persona a esclavitud o la mantuvieran en ella la pena será de prisión de cuatro a ocho años. Esta pena se aplicará sin perjuicio de las que, en su caso, correspondan por los concretos atentados cometidos contra los derechos de las personas. Por esclavitud se entenderá la situación de la persona sobre la que otro ejerce, incluso de hecho, todos o algunos de los atributos del derecho de propiedad, como comprarla, venderla, prestarla o darla en trueque.
  • Además es necesario que estas acciones se realicen con alguna de estas circunstancias:
    • - Como parte de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil o contra una parte de ella.
    • - Por razón de la pertenencia de la víctima a un grupo o colectivo perseguido por motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos o de género u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional.
    • - En el contexto de un régimen institucionalizado de opresión y dominación sistemáticas de un grupo racial sobre uno o más grupos raciales y con la intención de mantener ese régimen.

3. Grado de ejecución

En este delito se castiga no sólo la consumación (obtener el resultado) o la tentativa (no producirse el resultado por causas ajenas al autor), sino también la provocación (cuando directamente se incita por medio de la imprenta, la radiodifusión o cualquier otro medio de eficacia semejante, que facilite la publicidad, o ante una concurrencia de personas, a la perpetración de un delito), la conspiración (cuando dos o más personas se conciertan para la ejecución de un delito y resuelven ejecutarlo) y la proposición (cuando el que ha resuelto cometer un delito invita a otra u otras personas a ejecutarlo) para la ejecución del mismo, con la pena inferior en uno o dos grados a la que correspondería a los mismos.

4. Elemento subjetivo

Dado que el acto individual o concreto de agresión que por sí mismo es delictivo, se enmarca en un plan o en una finalidad de ataque generalizado, al que el ataque individual es un mero instrumento, debemos sostener que si el dolo que exige el precepto consiste en conocimiento de los hechos y requisitos que caracterizan el delito y voluntad de cometerlo, este conocimiento y voluntad deberá abarcar no sólo el acto de agresión concreto sino también la finalidad de ataque sistemático a la población o parte de ella.

Subir